siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics Tragedia sin fin en el infierno congoleño | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

Tragedia sin fin en el infierno congoleño

Tragedia sin fin en el infierno congoleño


En la región de Ituri, en la República Democrática del Congo, más de un millón de personas han sido desplazadas por la violencia que azota el país. En un contexto de enfermedades, pobreza y agresiones sexuales, las mujeres son las víctimas más vulnerables.


1Manyotsi, de 32 años, posa con su bebé de seis meses, concebido como consecuencia de una violación. “Lo amo igual porque él es inocente”, dice.

La fotorreportera y documentalista iraní Newsha Tavakolian aún no ha superado el impacto emocional que le dejó su viaje por la región de Ituri, en el noreste de la República Democrática del Congo. Tavakolian recorrió la zona y plasmó, por encargo de la organización Médicos Sin Fronteras, el horror cotidiano de miseria, enfermedad y violencia sexual que sufren los hombres y —sobre todo— las mujeres en un país azotado sin descanso por el fantasma de la violencia. “Una a una, mujeres y muchachas que sobrevivieron a agresiones sexuales se sientan delante de mi cámara. Quieren compartir sus historias. No puedo ayudarlas de otra forma que no sea pensar en que mi cámara de fotos pueda capturar la verdadera profundidad de su lucha”, escribe en su reportaje la autora de las imágenes. Su objetivo inmortaliza a seres humanos que, desplazados de sus hogares y de sus regiones, se hacinan en campamentos insalubres y sin las mínimas condiciones de vida idóneas. Los hospitales y las iglesias parecen los únicos refugios para el alivio de sus cuerpos y de sus almas.
 


2
2.Este es el relato de Dhesi, una congoleña de 17 años que vive con sus padres en uno de los campos de desplazados de la provincia de Ituri, al noreste del país: “Una noche, sobre las ocho, estaba volviendo a casa del mercado. Como se había hecho tarde, tomé un atajo. En mitad del sendero me encontré con un hombre muy alto y muy fuerte que, sin decirme nada, me empujó, me golpeó y dejó que me cayera al suelo. No pude hacer nada. Al pasar delante de la iglesia, se lo conté todo a una mujer y me recomendó que fuera al hospital, cosa que hice. Ya no pienso nunca en aquello, y ya no estoy triste por lo que pasó. Lo único que me preocupa es casarme y tener hijos”. Giselle tiene 16 años. Su madre se fue de casa tras tener al más pequeño de sus ocho hermanos. En 2018, los rebeldes asaltaron su vivienda y asesinaron a su padre, dejándola al cuidado de sus hermanos. Hace tres meses, mientras volvía de coger agua, tres hombres armados la asaltaron y la violaron. Recibe tratamiento en el hospital de Drodro. Dice que no quiere saber nada de los hombres y que nunca se casará. 6
Tres muchachas esconden sus rostros a la cámara del fotógrafo en el campo de desplazados de Rho. La foto está tomada en el camino que conduce al único lugar donde pueden recoger agua potable. 
  • RD Reforma Democrática
  •  
  • Violencia género
  •  
  • Violencia
  •  
  • Partidos políticos
  •  
  • Sucesos
  •  
  • Problemas sociales
  •  
  • Política
  •  
  • Sociedad
  • Share on Google Plus

    About Vanessa Lara Silva

      Blogger Comment
      Facebook Comment

    pinterest

    Globedia