Al menos una persona murió después de que un árbol cayera sobre su casa en Ascension Parish, en el área de Baton Rouge, Luisiana.

Las autoridades dicen que es probable que el número de víctimas aumente a medida que continúan los esfuerzos de localización.

Sin embargo, aseguran que, en buena medida, Nueva Orleans se mantuvo "firme".

La ciudad de Nueva Orleans sin electricidad

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,

Nueva Orleans, la ciudad más grande de Luisiana, se quedó sin energía desde el domingo.

"Los sistemas de los que dependíamos para salvar vidas y proteger nuestra ciudad hicieron precisamente eso y estamos agradecidos, pero hay mucho más trabajo por hacer", dijo el lunes la alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell.

Los diques funcionaron "magníficamente"

Ida continúa avanzando -degradado a tormenta tropical- hacia el interior de EE.UU., pero el Centro Nacional de Huracanes advirtió que las fuertes lluvias aún podrían causar inundaciones en partes de Misisipi, Alabama y Florida.

Al haber alcanzado la categoría 4, Ida llegó a considerarse "potencialmente mortal". Fue el quinto huracán más poderoso que haya golpeado Estados Unidos.

También fue comparado con el huracán Katrina, la tormenta de 2005 que tuvo una trayectoria similar a Ida y que mató a 1.800 personas.

Las defensas contra inundaciones de Nueva Orleans, fortalecidas después de Katrina, jugaron un papel a favor de la ciudad.

El gobernador John Bel Edwards dijo que los sistemas de diques habían "funcionado magníficamente" y hasta ahora ninguno ha caído.

"Pero el daño sigue siendo catastrófico", reconoció el lunes. "Todavía estamos en la tarea de salvar vidas".

Parte de un techo de un edificio dañado en Nueva Orleans

FUENTE DE LA IMAGEN,AFP

Pie de foto,

Nueva Orleans sufrió algunos daños en edificios, pero las autoridades dicen que se mantuvo firme.

El presidente Joe Biden emitió una declaratoria de "desastre mayor" para el estado, liberando fondos adicionales para los esfuerzos de rescate y recuperación.

Para enfrentar el problema de la falta de energía, más de 25.000 trabajadores de todo el país han sido movilizados para apoyar la restauración de las líneas eléctricas.

El lunes, Biden prometió que el gobierno federal "apoyará a la gente de la [Costa] del Golfo durante el tiempo que sea necesario para que se recupere".

Cantrell instó a los residentes que ya habían evacuado sus hogares a quedarse en sus lugares seguros y no regresar hasta que se restablezcan la energía y las comunicaciones.

Entergy, la compañía eléctrica más grande de Luisiana, advirtió que restaurar el servicio tomaría días, y probablemente semanas en las áreas más afectadas, por lo que más de un millón de hogares estarán sin electricidad en todo el estado durante un tiempo indefinido.

Cuadrillas de trabajadores de electricidad

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

Pie de foto,

Unos 25.000 trabajadores del servicio eléctrico de todo el país se han desplegado en Luisiana para ayudar a restaurar el servicio.

Línea

Cómo se ve Nueva Orleans

Por Nada Tawfik, de BBC News

En Nueva Orleans, ahora brilla el sol. Si bien eso puede sonar encantador, las condiciones sofocantes son menos que ideales cuando los habitantes y los negocios carecen de electricidad y agua. Muchos residentes ahora están luchando para buscar un refugio temporal después de la tormenta.

También ha habido importantes daños a las propiedades. Una casa del ícono del jazz Louis Armstrong quedó reducida a un montón de ladrillos.

Aun así, los residentes hablan de cómo tuvieron suerte comparado con el devastador número de muertos del huracán Katrina.

El panorama cambia en las áreas bajas, fuera del sistema de protección contra huracanes de Nueva Orleans.

La situación allí es más desesperada y muchos aún están esperando ayuda en lo alto de sus techos. Algunas de las carreteras son intransitables e inseguras por los cables eléctricos caídos y las inundaciones.

En la parroquia de Jefferson conocí a Clarence Sinceno, un hombre mayor que ha vivido en su casa allí durante 50 años.

Dice que Ida fue la peor tormenta que ha vivido. Durante toda la noche, él y su familia se estuvieron moviendo a diferentes partes de la casa mientras las fugas se convertían en grandes boquetes.

Los intensos vientos arrancaron partes de su techo y el plafón y el aislamiento colapsaron por completo.

Línea

La pandemia de covid-19 también ha complicado aún más los esfuerzos para mantener a las personas seguras.

Los hospitales de Luisiana ya estaban bajo la presión del coronavirus, ya que el estado tiene la tercera tasa más alta de infecciones en todo EE.UU.

Equipos de emergencia en Luisiana

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,

Los equipos de rescate han estado buscando víctimas bajo condiciones adversas, incluida la falta de luz.

"No tenemos ningún lugar para traer a pacientes. Ni en el estado, ni fuera del estado", dijo el gobernador Edwards.

Los fuertes vientos arrancaron parte del techo de un hospital en la ciudad de Cut Off, cerca de la costa del golfo de México.

El hospital dijo que había sufrido "daños importantes", pero que sus pacientes estaban a salvo.

Parte de un techo de un hospital dañado en Cut Off

FUENTE DE LA IMAGEN,MAGEN CHERAMIE/FACEBOOK

Línea
    Saltar contenido de YouTube, 1
    Título del video,Advertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

    Fin del contenido de YouTube, 1