siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics Así puede pasar el aire (y el coronavirus) de unas viviendas a otras a través del baño | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

Lista Para tu Boda

Así puede pasar el aire (y el coronavirus) de unas viviendas a otras a través del baño

 



Así puede pasar el aire (y el coronavirus) de unas viviendas a otras a través del baño

Los conductos de ventilación de los baños en edificios antiguos conectan los pisos y, en circunstancias muy concretas, se sospecha que pueden ser una vía de contagio de la covid









Los conductos de ventilación de algunos cuartos de baño antiguos son un puente que conecta las viviendas y dejan circular el aire a través de ellas. En 1975 se aprobaron normas de construcción que dificultaban este flujo, pero en los edificios construidos hasta entonces (un 37,7% de los que hoy existen) con aseos que no dan al exterior es más que probable que el sistema permita entrar y salir el aire de un domicilio a otro sin más cortapisas que una rejilla.

Baño

(vivienda 1)

Baño

(vivienda 2)

Canal de

ventilación

Aire (vivienda 2)

La apertura de una puerta, de una ventana, encender el extractor de la cocina o los cambios de temperatura entre una vivienda y otra provocan que el aire esté en constante movimiento, buscando ocupar el espacio que queda libre. En solo cinco minutos todo el aire de un baño puede pasar a otro por los conductos de ventilación de esos edificios si no tienen instalado un filtro antirretorno o algún dispositivo que lo impida.

Vivienda 2

Baño

Salón

Cocina

Baño

Salón

Cocina

Vivienda 1

Edificio real, construido en 1969

Viviendas de 100 m2

Canal de

ventilación

La succión provocada por el extractor de la cocina tiene capacidad para provocar que el 100% del aire de un piso de 100 metros cuadrados se renueve en 100 minutos. Si las ventanas están cerradas, en edificios con conductos de ventilación antiguos, este aire proviene de otra u otras viviendas.

Canal de ventilación

13º

12º

8 personas de cinco viviendas del mismo bloque se contagiaron en solo cuatro días.

Viviendas

contagiadas

11º

10º

1

2

La diferencia de temperatura dentro y fuera del edificio provoca que el aire (cargado de partículas infecciosas) entre y salga de las casas.

Los apartamentos están conectados verticalmente a través de la ventilación de los baños.

Seúl, Corea del Sur

Un estudio epidemiológico en un edificio de Seúl, con ocho contagios de covid-19 en cinco apartamentos que compartían ventilación por el baño, concluyó que no hubo “otro contacto posible” entre los infectados que no fuera este conducto común.

A medida que la pandemia ha ido avanzando, las pruebas de que el coronavirus se transmite por el aire se han ido haciendo cada vez más evidentes. Hasta el punto de que hay un consenso creciente en que esta es la principal vía de contagio y no las superficies, como se creía en un principio. Esto cambia la estrategia de prevención que se viene repitiendo desde hace un año. Aunque la higiene sigue siendo muy importante, la ventilación lo es más. Una vivienda confinada sin airear entraña más riesgos que pasear al aire libre. Y sin necesidad de recibir invitados en las viviendas: los conductos de ventilación de algunos cuartos de baño se pueden convertir en propagadores del virus si se dan determinadas condiciones.

Esto no supone un problema si el edificio (que puede ser de viviendas, un hotel, oficinas, una residencia) tiene los aseos con ventanas o se construyó a partir de 1977, fecha desde la cual se hacen obligatorias las normas de construcción de 1975 en España. Pero en el resto, el aire puede circular libremente. Los baños están ventilados por un conducto que no es más que un hueco que comunica las viviendas, separados apenas por una rejilla.

Estos vídeos muestran la entrada de aire en una vivienda a través del conducto de ventilación compartido cuando se enciende el extractor de la cocina (vídeo superior) y al abrirse una ventana (vídeo inferior). Vivienda de 1969. Vídeo: David Higuera, ingeniero técnico industrial experto en instalaciones.

Lo que incluyó la reglamentación de 1975 es la obligación de que las nuevas construcciones dispongan en cada vivienda de una “salida de aire con conducto vertical de tiro forzado”. O lo que es lo mismo: cada cuarto de baño ya no da directamente al hueco, sino que detrás de la rejilla hay un tubo que es el que canaliza el aire a ese conducto general. Esto no aísla perfectamente los pisos, pero dificulta mucho que los gases circulen libremente entre ellos.

Antes de 1975

1975-2006

Desde 2006

Canal de ventilación natural que conecta todos los baños.

Conducto principal con ramales individuales a viviendas.

A la normativa anterior se le añade extracción forzada conectada las 24 horas.

Extracción

forzada

Baños

Ramal

individual

Rejilla

Las normas se hicieron aún más exigentes en 2006, cuando se aprobó el Código Técnico de la Edificación, que además obliga a que, encima del conducto, haya un extractor eléctrico. De esta manera, el aire solo puede salir de las viviendas, pero no pueda entrar en ellas a través de este hueco de ventilación. Aunque, como señala el ingeniero David Higuera, en algunos edificios el ruido que ocasiona molesta a los vecinos de las plantas superiores, y es frecuente que lo apaguen por las noches.

Para que haya un contagio por coronavirus a través de los conductos de ventilación se tienen que dar circunstancias muy concretas. Es difícil cuantificar las infecciones por esta vía, pero varios expertos consultados consideran que es muy poco frecuente. Manuel Ruiz de Adana, doctor en Ingeniería de Física Química y Termodinámica Aplicada de la Universidad de Córdoba y experto en el estudio de la transmisión del coronavirus a través del aire, explica que más allá de que los conductos deben ser antiguos para permitir mucho flujo de aire, para que exista transmisión debería tratarse de una vivienda con una gran concentración de aerosoles que pase a otra en una concentración suficiente para que sea infectiva. Esto es más habitual en domicilios poco ventilados, con lo que el trasvase de aire entre ambos es menos probable. Pero no imposible.

Diferentes modelos de rejillas sin filtro. En edificios anteriores a 1975 y que no han sido reformados lo habitual es que den a un conducto de ventilación compartido por todos los baños de la vertical.

Existen casos en los que todo apunta a la teoría de los canales de ventilación. El más documentado es el de Seúl, donde se registraron ocho contagios de covid-19 en cinco apartamentos que compartían ventilación por el baño. Los investigadores concluyeron que no había “otro contacto posible” entre los infectados que no fuera este conducto común.

En España un tercio de los casos no tienen origen conocido y la propagación en edificios apenas se ha estudiado. Ha habido varios inmuebles con contagios en los que esto puede ser una explicación. Todos en edificios anteriores a la obligatoriedad de las normas constructivas que dificultan el flujo de aire entre viviendas. En España, según los datos del INE, hay 9,7 millones de viviendas anteriores a 1980, lo que supone un 37,7% del parque inmobiliario. Un ejemplo puede ser el de un bloque en Bilbao, donde se contagiaron 33 personas (incluidos contactos) en seis pisos distintos. Una de las hipótesis apuntó a los ascensores. La otra posible es la de los conductos de ventilación, ya que no había contacto estrecho entre los vecinos afectados.

Edificios construidos antes de 1980 (según el Catastro)

El 37,7% de los edificios existentes en España fueron construidos antes de 1980 (censo del INE de 2011).

MADRID

BARCELONA

Gràcia

Tetuán

Canillas

Santiago Bernabéu

Avenida Diagonal

M-30

Eixample

Les Corts

Chamberí

Salamanca

El Raval

Malasaña

Camp Nou

SEVILLA

VALENCIA

Mestalla

La Rosaleda

Extramurs

Santa Catalina

El Cabanyal

Centro

Camins al Grau

Ramón Sánchez Pijuán

En Santander, un edificio en el que vivían 97 vecinos tuvo que ser confinado en junio por un brote que parecía expandirse entre las viviendas. Se contagiaron 17 personas de cuatro viviendas distintas. Todas ellas estaban comunicadas a través de los baños interiores por el mismo conducto de ventilación.

La vivienda del ingeniero David Higuera está conectada a esta misma vertical, pero en su familia no se contagió ningún miembro. Conocedor de la posibilidad de transmisión de aire entre viviendas y por la existencia de malos olores, tiene instalada una válvula que permite la salida del aire de su baño, pero impide su entrada.

Esta es una de las soluciones que se puede adoptar en estos casos. Este tipo de sistemas son más efectivos si cuentan con un ventilador de extracción continua. Otra alternativa más simple, cuenta Higuera, sería tapar la rejilla de forma provisional, pero el método tiene la desventaja de que limita también la ventilación de los baños.

El Ministerio de Sanidad publicó en julio un documento de recomendaciones para los sistemas de ventilación y climatización de los edificios para prevenir la propagación del SARS-CoV-2. El escrito aconseja un sistema de extracción que funcione las 24 horas. En los raros casos en los que coexisten conductos de ventilación y ventanas, recomienda no abrirlas, ya que el flujo inverso podría llevar al baño el aire de otras viviendas con rapidez.

Si solo hay ventanas, lo adecuado es ventilar abriéndolas: “Aunque esta solución pueda generar cierto disconfort por las corrientes de aire, o sensación térmica, el beneficio de la renovación de aire por ventilación cruzada está demostrado para bajar las tasas de contaminantes de las estancias. Incluso en edificios con ventilación mecánica es recomendable realizar una ventilación regular con ventanas”, recomienda.

El documento se refiere también a la contaminación por vía fecal-oral. Se da la circunstancia en que cuando se tira de la cadena se puede generar aerosoles que quedan en el ambiente. Una solución sencilla es cerrar la tapa al tirar de la cadena, lo cual evita esto en buena medida. Pero en los conductos de saneamiento hay un problema añadido. Como explica Jaime Vilaplana, de la empresa especializada Aliaxis, si las instalaciones son antiguas o no están en buenas condiciones pueden generar también fugas de aire. Son conductos que también están unidos verticalmente entre distintas viviendas.

Bajante de fecales

Trampa en U.

Está diseñada para que el agua en el fondo bloquee la entrada de olores.

Si la tubería se queda sin agua el aire contaminado puede entrar en la vivienda.

La Organización Mundial de la Salud sugirió en un informe que el SARS (el antecedente más directo del actual coronavirus) se propagó por un edificio en Hong Kong de esta forma. Hubo más de 300 casos y 42 muertes. Esto puede suceder cuando los sifones, unas tuberías en forma de U con agua en el fondo que impide que el aire circule, se quedan sin líquido o cuando los cambios de presión ocasionan borboteos que propician fugas. De nuevo, este tampoco parece ser un medio de contagios masivos, pero, según explica Vilaplana, se puede minimizar el riesgo dejando cerrados los tapones, la tapa del baño y echando agua con frecuencia.

ARCHIVADO EN:



Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

pinterest

Globedia