siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics El consejero de Educación y el de Sanidad de Madrid apuntan a una vuelta al cole no presencial al 100% | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

El consejero de Educación y el de Sanidad de Madrid apuntan a una vuelta al cole no presencial al 100%

El consejero de Educación y el de Sanidad de Madrid apuntan a una vuelta al cole no presencial al 100%

La región presentará el martes el plan de vuelta al cole y los sindicatos anuncian movilizaciones para los primeros días




Parece que la vuelta al cole en Madrid no va a ser presencial en su totalidad. No lo han dicho con rotundidad Enrique Ossorio, consejero de Educación, en Espejo Público, ni Enrique Ruiz Escudero, en la cadena SER, pero ambos han dejado caer este jueves que la situación sanitaria de este momento no es la ideal para poner en marcha ese escenario. “El plan inicial, si la situación hubiera sido la de julio, era una idea de empezar con un 100% de presencialidad”, ha explicado el encargado de liderar la Educación en la Comunidad de Madrid. “Pero es evidente que la situación de este verano no ha sido positiva en toda España y vamos a reajustar los escenarios”, ha rematado. Esas declaraciones han contrastado con las del vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, que paralelamente ha explicado a los medios que no se contempla otro contexto que no sea el de la presencialidad total porque, ha dicho, el que los colegios permanezcan cerrados puede suponer un mal “todavía mayor”.
En esa línea se expresó el consejero de Educación cuando planteó sus cuatro escenarios en julio. La situación sanitaria apuntaba al optimismo, es decir, al plan número uno. “Todos los alumnos en Infantil y Primaria se organizarían con grupos estables de convivencia, que es lo que nos planteó el Ministerio de Sanidad, y en el caso de Bachillerato y la Secundaria se planteaba que si no se podía guardar el metro y medio de distancia, utilizar mascarillas”. Las ratios de las clases, en ese caso, no bajarían con respecto a años anteriores y tampoco estaba previsto contratar a personal docente. “El segundo escenario”, ha continuado explicando, “era el de semipresencialidad, que consistía en esponjar más las aulas, que esos grupos de convivencia fueran de menos alumnos y que en Bachilerato y Secundaria una parte fuera presencial y el resto fuera online. Por lo tanto lo que vamos a hacer ahora, a la vista de la situación sanitaria, es ajustar esos escenarios a la situación. Y eso es lo que presentaremos el próximo martes”.
Este lunes el Gobierno regional anunció que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y Ossorio presentarían el próximo martes el plan para el comienzo de la vuelta al cole.
El consejero de Sanidad de Madrid, por su parte, tampoco se ha mostrado partidario, ahora mismo, de empezar el curso 100% presencial. Enrique Ruiz Escudero ha recordado que la región ha trabajado con la consejería de Educación cuatro escenarios (de totalmente presencial a totalmente online, no presencial) y considera que la decisión de cómo iniciar el curso hay que tomarla “con datos epidemiológicos muy cercanos al momento y valorando la tendencia” en cuanto a detención de casos. Si mañana mismo empezara el curso, “con los datos de hoy en cuanto a número de contagios y la tendencia en crecimiento habría que valorar. Yo la decisión de presencial al 100%, tendría mis dudas”, ha dicho Escudero. “En un escenario de crecimiento de casos y con el número de contagiados no me plantearía un inicio al 100% presencial”.
Esa realidad choca directamente con lo que piden sindicatos y la FAPA Francisco Giner de los Ríos, que representa a los padres de los alumnos, que han pedido en todo momento que los alumnos acudan a los centros en el total de las clases pero tomando las medidas oportunas. “Creemos que lo contrario choca con el derecho de igualdad de oportunidades del alumnado”, ha dicho Mari Carmen Morillas, presidenta de la federación de Ampas. “Quieren, al final, un plan a coste cero. Porque a nosotros ya nos dijeron que con la crisis económica que se avecinaba no podían invertir en Educación. Ese es el problema de todo esto”, ha explicado Isabel Galvín, portavoz de CC OO en el área de Educativa de Madrid. “Nosotros apostamos por la presencialidad completa, pero con las medidas adecuadas”, ha explicado también Teresa Jusdado, representante de UGT. “El Consejero le da un matiz político a la convocatoria de huelga, pero en esta ocasión no tiene nada que ver con peticiones laborales sino higiénico-sanitarias. Son reivindicaciones de salud. Porque si se infecta un niño en clase luego el virus se lo lleva a sus familias”.
Para conseguir ese fin, los padres piden que se creen de forma rápida grupos de trabajo que incluyan a toda la comunidad educativa. “Para poder conseguirlo, las administraciones tienen que dedicar un tiempo y unos recursos que cuestionamos que en estos momentos se estén realizando”, ha explicado Morillas.
Mientras padres y pofesores piden más concreción y menos “inacción”, los sindicatos CC OO, UGT, CGT y STEM anunciaron este miércoles movilizaciones del profesorado para los primeros días de regreso a las aulas y no descartan hacerla indefinida, aunque esperan llegar a un acuerdo antes de llegar a ese extremo. Horas después de conocerse la posibilidad de huelga del sector, la Comunidad de Madrid comunicó que presentará el plan de inicio de curso el próximo martes. Hasta ahora, el Gobierno regional se remitía a la conferencia de presidentes para establecer cuál va a ser el escenario, prevista para el 27 de agosto.
“Todo lo que dicen los sindicatos en su nota es falso”, ha defendido Ossorio. En ella pedían bajada de ratios, contratación de profesores, de personal sanitario, nuevos espacios para desdoblar las clases y medidas de seguridad para alumnos y profesores. En consejero ha insistido en que la Consejería de Educación anunció en julio que contraría 8.600 docentes, que pondría a disposición de los alumnos “decenas de miles de ordenadores” y que ha empezado obras este verano para empezar el curso en cualquiera de los cuatro escenarios. Sin embargo, cuando el consejero anunció las contrataciones aseguró que solo se pondrían en marcha en el protocolo número dos (el de la semipresencialidad) y dentro del cupo de los 8.500 profesionales (el número que anunció en su momento) contratarían tanto a personal docente como a administrativo. Un número, por tanto, que los sindicatos y los profesores consideran insuficiente para poder desdoblar las clases de cerca de un millón y medio de estudiantes no universitarios de la región madrileña.
“Además, las obras que empezaron no tienen nada que ver con el covid. Están falseando los datos. Llamaron a los directores a principios de agosto y estos pensaron que iban a poner en marcha un programa de remodelación de los centros para enfrentarnos al coronavirus. Pero luego resultó que se pusieron a arreglar cosas que ya estaban previstas del curso pasado, como un patio, las cañerías de un aula y cosas así. Es completamente indignante”, ha respondido Isabel Galvín, responsable de CC OO en el área educativa, un sindicato al que el consejero ha atacado directamente. “Ya anunciaron que harían una huelga en junio, cuando no habíamos ni presentado el plan”, ha lanzado. “Eso es rotundamente falso”, ha respondido Galvín. “Lo único que pedimos en aquel momento es un plan de trabajo, que se sentara a hablar con la comunidad educativa. Está vulnerando el derecho a la negociación colectiva”.
Los profesores, los directores de los centros y los padres de los alumnos no saben todavía cuáles serán sus rutinas a partir del 4, el 8 ó el 9 de septiembre, las fechas en las que supuestamente se da el pistoletazo de salida, de manera escalonada, primero para los más pequeños (0 a 3 años), después para los de segundo ciclo de Infantil (3 a 6), Primaria y Educación Especial y, finalmente, para los de Bachillerato, Formación Profesional y Educación para adultos.
La Comunidad de Madrid notificó este miércoles 1.033 pacientes hospitalizados por covid-19, superando la barrera de los 1.000 ingresados y rebasando el límite de los 100.000 positivos detectados a través de PCR. Como consecuencia, tres hospitales madrileños—el Gregorio Marañón, el 12 de Octubre y el Hospital Universitario de Móstoles— han tenido que suspender cirugías de su servicio ambulatorio o de quirófanos de tarde por el aumento de casos de coronavirus que se está registrando en la región. Escudero señaló que esas medidas se van tomando en el marco del “plan de elasticidad” que redirige los esfuerzos sanitarios a la atención de covid en caso necesario. “De momento no estamos detectando que en otros hospitales haya que activar esos planes”, señaló. Y destacó que en el caso del 12 de Octubre, la situación es más complicada porque atiende a los pacientes de tres de los distritos más afectados ahora mismo, Villaverde, Usera y Carabanchel.

Los cuatro escenarios del próximo curso

El primer escenario. Los alumnos de Infantil (0-3 años) empezarán el curso el 4 de septiembre (hasta el 31 de junio) y se organizarán en aulas burbuja: clases estables de convivencia de 25 alumnos, aislados del resto de grupos. Estos niños no tendrán que mantener las distancia de seguridad de metro y medio entre ellos ni llevar mascarilla. A partir del segundo ciclo de Infantil (3-6), que empezarán ―como los de Primaria y Educación Especial― el 8 de septiembre y hasta el 22 de junio, los alumnos tampoco llevarán mascarilla y también se organizarán en grupos. Los de Bachiller, Formación Profesional y de educación de adultos (del 9 de septiembre al 22 de junio) tendrán que usar mascarilla cuando no puedan mantener la distancia de seguridad de metro y medio. Algunas asignaturas se impartirán de forma online entre 1º y 4º de la ESO y en Bachillerato uno de los cinco días de la semana las clases se impartirán de forma telemática.
En el segundo escenario. Curso semipresencial. Se suprimirán los recreos, el comedor y se incrementarían las rutas escolares. En el primer ciclo infantil se mantendrían los grupos de convivencia, pero de 20 alumnos, salvo que las autoridades sanitarias limiten ese número. En el segundo ciclo se reducirá el número de alumnos por aula de acuerdo a dos criterios: la distancia interpersonal de metro y medio o la creación de grupos de convivencia estable de 20 alumnos. Se flexibilizarán los horarios y las materias para reducir la estancia en los centros. Para Secundaria, Bachillerato y Educación para Adultos, los centros garantizarán la presencialidad entre un tercio y la mitad del horario semanal para todos los estudiantes. Se podrán establecer dos franjas horarias o la asistencia presencial de la mitad de los estudiantes en los centros en días alternos. Los viernes, todo online.
El tercer escenario. El confinamiento. El personal administrativo y el docente teletrabajarán. En el primer ciclo de Infantil no se impartirán clases. En el segundo ciclo, los profesores y tutores se conectarán de forma regular con los alumnos, pero sin el horario habitual. Para Primaria, Secundaria, Bachillerato, FP y Educación para Adultos tendrán todos los días clases online, aunque flexibilizando materias y horarios.
El cuarto escenario. La vuelta a la completa normalidad.

ARCHIVADO EN:

Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

pinterest

Globedia