siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics Temor en Bruselas a que los países del Norte hagan un vacío turístico a España | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Temor en Bruselas a que los países del Norte hagan un vacío turístico a España

Temor en Bruselas a que los países del Norte hagan un vacío turístico a España

La preocupación es máxima ante la posibilidad de que algunos gobiernos maniobren de forma selectiva o incluso 'egoísta' provocando más daño en los países más afectados por el virus


Dos soldados vigilan las playas de Benidorm este fin de semana. EFE
No está formulado con precisión, no hay decisiones firmes, pero el temor en Bruselas a un 'vacío turístico' hacia los países mediterráneos es más que palpable. Es una obviedad que España e Italia son los países más afectados por la pandemia del coronavirus, en vidas humanas y económicamente. Y que el golpe va a ser incluso más fuerte cuando las medidas de desescalada se apliquen, porque los desplazamientos turísticos -cuando se autoricen- van ser infinitamente menores comparados con el pasado, afectando a los millones de empleos que dependen directa e indirectamente del sol y la playa. Y precisamente por eso, en las instituciones comunitarias la preocupación es máxima ante la posibilidad de que algunos gobiernos maniobren de forma selectiva o incluso 'egoísta' provocando un daño aún mayor.
Los mantras se repiten mucho: "o salimos todos o ninguno"; "si se hunde el barco, da igual que tengas billete de primera o segunda clase". Pero no es verdad: expresan un deseo, no una realidad. El coronavirus es una amenaza simétrica, pero las consecuencias han sido y van a ser brutalmente asimétricas. "Algunas áreas turísticas en Europa sufrirán un impacto mayor que otras, con una situación particularmente difícil en el sur de Europa", admitió esta semana la vicepresidenta comunitaria Vera Jourova. Según los cálculos en Bruselas, la caída en la facturación superará el 50%, pero puede ser incluso más si las acciones no son coordinadas.
El turismo representa en torno al 10% del PIB comunitario y genera más de 25 millones de puestos de trabajo. Las estimaciones indican que los ingresos de los operadores turísticos puedan caer hasta un 70%, mientras que el de los cruceros y aerolíneas, hasta el 90% durante muchos meses. Por eso la Comisión Europea ha publicado una estrategia de salida coordinada en la que pide, entre otras cosas, eliminar lo antes posible las restricciones de viaje y evitar cualquier tipo de discriminación de origen. "No debería haber selección de quién entra o no según su nacionalidad. La cuestión del pasaporte sanitario o las mascarillas obligatorias en los vuelos honestamente no recuerdo que se haya discutido en el último Colegio de Comisarios, pero hace falta un enfoque holístico", recalcó Jourova.

MEDIDAS

Las amenazas son muy claras, no abstractas. En el caso más extremo, que algunas capitales impidan a sus ciudadanos acudir a las zonas que han sido de más riesgo. No tanto con prohibiciones directas o un boicot abierto, sino extremando las medidas de control o limitando los vuelos directos durante varios meses. O por ejemplo, con confinamientos forzosos de varias semanas a todo el que regrese de Baleares. Canarias o Andalucía, donde hay muchas segundas residencias por poner un ejemplo. Algo que supondría una disuasión muy potente en favor de otros destinos menos complicados. O que se impongan los llamados pasaportes sanitarios pero sin criterios comunes.
Sobre la mesa ya hay alianzas en ciernes, con Austria como instigadora de casi todas ellas. Los ministros de ese país, Australia, Dinamarca, Grecia, Israel, Nueva Zelanda y República Checa se han reunido ya por teleconferencia, y planean hacerlo de forma regular a partir de ahora, con la idea de establecer algún tipo de zona de turismo permitido, dadas las relativas bajas tasas de contagio o fallecimiento. Una medida inédita para atraer viajeros durante las vacaciones. Eslovaquia, República Checa, Hungría y Croacia podría intentar algo similar. "Entendemos el trasfondo, pero la señal que mandan algunos miembros, agarrándose a países de fuera en detrimento de sus socios comunitarios, es un precedente grave", apuntan fuentes diplomáticas. "La tentación es evidente, pero si Alemania y sus 80 millones de habitantes no se mueven, el efecto es minúsculo", contextualizan desde la Comisión.
El canciller Sebastian Kurz ha aprovechado los contactos de los últimos Consejos Europeos para hablar con Angela Merkel o el croata Andrej Plenkovi esbozando algo parecido, un pacto entre vecinos, corredores por los que turistas de esos países y Eslovenia puedan desplazarse en verano (sobre todo por carretera en vehículos privados) en detrimento del Mediterráneo. De momento, Berlín ha rechazado cualquier compromiso, porque cree que es demasiado pronto como para hablar de quitar las restricciones. "Hasta que no sea el virus el que se coja unas vacaciones tendremos que limitar los planes de viajes. Es el control de la infección el que dicta el calendario", ha explicado este domingo el ministro del Interior, Horst Seehofer, en una entrevista recogida por Reuters.
Desde algunos sectores abogan por una vía no nacional, sino de territorios. "Hay zonas del sur de Italia que tienen menos contagios que Austria", explican fuentes diplomáticas. Así que el criterio no debería ser la bandera, apuntan, sino la situación concreta epidemiológica, dicen. O incluso de ciudades o regiones costeras concretas. "Es algo que se ha dicho, pero de difícil implantación. Es por bloques: en invierno ya vimos los focos en estaciones de esquí italianas, no queremos lo mismo en un resort de una isla. Además, la clave es qué recursos hay para detectar, rastrear y atender hospitalariamente si fuera necesario. Y algunas de las regiones más atractivas para las vacaciones no son la más preparadas para este tipo de desafíos", responden fuentes comunitarias.

RESPUESTA COORDINADA

Los movimientos estos días son muy intensos. Los ministros de nueve países, incluyendo España, Francia o Italia, han hecho circular una carta pidiendo "un plan de recuperación europeo para la industria turística que incluya medidas coordinadas y específicas a corto y medio plazo con el fin de dar apoyo al sector", proponiendo que el Fondo de recuperación que ultima la UE sea quien lo financie. Y reclaman una atención especial a "determinados territorios, como las regiones ultraperiféricas y las islas, así como garantizar la movilidad intraeuropea a través del apoyo a las aerolíneas y el establecimiento de estándares comunes de seguridad", añade la carta.
El comisario de Interior de la UE, Thierry Breton, propuso hace una semana ante el Parlamento Europeo una gran conferencia europea de turismo para abordar su "reinvención". Dadas las limitaciones, la fecha que consta en los primeros borradores era septiembre, pero su equipo no descarta que sea tan pronto como junio. Y que sirve para que el turismo pueda optar hasta a un 20% de los fondos estructurales movilizados.
Pero sigue habiendo choques y divergencias, como por ejemplo en la estrategia sobre los derechos de los ciudadanos a recuperar su dinero por reservas canceladas o si debe flexibilizarse la posibilidad de que se generalicen los cheques de compensación, para que no haya pérdidas irrecuperables para las empresas. Y sobre las desigualdades a la hora de potencia de fuego para rescatar operadores o aerolíneas, lo que está partiendo el continente y será un problema gigantesco a partir de ahora.
Conforme a los criterios de
Saber más
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

pinterest

Globedia