siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics “Mi hijo iba a su lado en el avión. Lloro de impotencia por la irresponsabilidad” | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

“Mi hijo iba a su lado en el avión. Lloro de impotencia por la irresponsabilidad”

“Mi hijo iba a su lado en el avión. Lloro de impotencia por la irresponsabilidad”

14 pasajeros del vuelo Madrid-Lanzarote del viernes pasan una cuarentena de dos semanas obligatoria por la imprudencia de un viajero infectado

Un grupo de pasajeros en el aeropuerto de Lanzarote, el viernes.

Pedro, de nueve años, nunca olvidará su primer viaje en avión. Le tocó, “muy a su pesar” en el pasillo de la fila 36, a pocos asientos de su madre, Lucía, y su hermana de 11 años. Cada poco, según el testimonio de la progenitora que prefiere dar un nombre falso, el pequeño se asomaba a la ventana para ver el mar. El asiento con las vistas afortunadas lo ocupaba un hombre de 53 años que, minutos antes de que despegara el avión, recibió una mala noticia: había dado positivo en coronavirus en una prueba PCR que se había hecho el miércoles. Se lo comunicó al piloto, quien le mandó a las últimas filas, según fuentes de la Consejería de Sanidad de Canarias. “Mi hijo viajaba a su lado y yo no paro de llorar de impotencia ante tanta irresponsabilidad”, cuenta afectada. Desde que aterrizaron, esta madre y sus dos hijos y otros 11 pasajeros están cumpliendo una cuarentena obligatoria de dos semanas en tres hoteles cedidos por el Cabildo de Lanzarote. Igual que otras 36 personas que han decidido aislarse de manera voluntaria, 23 de ellas en sus casas. “No tengo palabras para describir a ese señor, pero lo primero que haga al salir será denunciarle”, zanja.
Esta madre toledana y sus hijos viajaban para instalarse definitivamente en Lanzarote, junto a la pareja de Lucía. Esta mujer de 42 años ha tenido que cancelar varias entrevistas de trabajo en el sector de la limpieza y reconoce “estar pasándolo muy mal”: “Me quedé petrificada. Porque ese hombre no llevaba guantes y estuvo sin mascarilla ratos largos en el vuelo al lado de mi hijo”, cuenta. Un relato que coincide con el de otros pasajeros que tampoco quieren identificarse. Los hijos de Lucía no entienden muy bien la situación, pero la ven preocupada y triste. “No es justo que paguemos las irresponsabilidades de otros”, añade.
Este hombre, de 53 años, había viajado a Madrid y después hasta Manzanares (Ciudad Real) para asistir al entierro de su madre. Aunque el hombre no había estado en contacto con su madre, según fuentes del Gobierno castellanomanchego, sí lo tuvo con el resto de familiares, de los que al menos uno había dado positivo, motivo por el que también le hicieron la prueba. Al querer notificarle los resultados, repararon en que estaba viajando hacia las islas. Fue entonces cuando se coordinaron con las autoridades canarias e iniciaron un rápido protocolo de actuación.
Cuando el vuelo IB 3856 aterrizó en la isla canaria, un grupo de guardias civiles, equipados con EPIS, entraron en la aeronave para organizar el descenso de los pasajeros e impedir el contacto del infractor con otros viajeros. El equipo sanitario insular agrupó ya en el aeropuerto a las personas que habían estado “lo suficientemente cerca” del varón de 53 años, como para estar en riesgo de contagio y las trasladó a los tres hoteles que ofrecieron las administraciones de manera gratuita. Allí, además de mantenerse en aislamiento por dos semanas, contarán con un servicio de catering y atención sanitaria.
María Dolores Corujo, presidenta del Cabildo de Lanzarote, asegura que el próximo viernes se les realizará una prueba PCR para “comprobar la salud de todos”, aunque recuerda que el resultado de la PCR del varón, al que se le ha abierto un expediente, no presentaba una carga vírica alta. Corujo ha apelado también a la responsabilidad ciudadana para “no echar por la borda la condición privilegiada del archipiélago”. Lanzarote no registraba positivo alguno de coronavirus desde el 30 de abril y el Gobierno de Canarias tiene previsto solicitar para ella el pase a fase 3 de desconfinamiento el 8 de junio, lo mismo que para Tenerife, Gran Canaria, La Palma y Fuerteventura. Una decisión que no se descarta a pesar del incidente: “Confiamos en los protocolos y en la efectiva actuación regional”, apuntaba.
Yolanda Ferreira, de 33 años, en la habitación que cedió el Cabildo para el aislamiento.
Yolanda Ferreira, de 33 años, en la habitación que cedió el Cabildo para el aislamiento.YOLANDA FERREIRA
Yolanda Ferreira también está confinada en el hotel del Puerto del Carmen. Aunque estaba sentada en clase business, a 34 filas de distancia, se encerrará hasta estar segura de que no es un peligro para sus vecinos de la isla de La Graciosa. Este paraíso canario, junto con El Hierro, La Gomera y Formentera (en Baleares), inauguró la desescalada y el lunes entrará en fase 3. “No puedo llegar allá sin saber si tengo o no el bicho. No quiero poner en riesgo a mi familia”, dice tras reconocer que sufrió varios episodios de ansiedad al conocer que viajaba con este hombre. Aunque agradece la atención que están recibiendo en el hotel, cree que los protocolos deberían de ser más estrictos: “Cuando nos subimos al autobús estábamos apelotonados y así no se puede”, critica. Sin embargo, cuenta que en la aeronave todos los pasajeros fueron colocados con un asiento de separación. “Al menos no fue como en otros vuelos. Imagínate si no…”, lamenta.
Las ganas de Agoney González de reencontrarse con su familia van a tener que esperar al menos 14 días. El canario, de 34 años, pasó el confinamiento en Madrid en casa de un amigo, y lamenta ir “de confinamiento en confinamiento”. González iba sentado en la fila 39 y, dado que no se relacionó con el pasajero contagiado ni estaba cerca de su asiento, las autoridades sanitarias le dieron la opción de volver a su casa en la isla, donde tiene su residencia. Sin embargo, se aislará de manera voluntaria para no exponer a su familia ni a los mayores que atiende su madre: “Trabaja en una residencia de ancianos. ¿Cómo voy a volver a casa?”, se pregunta. “Toca pensar en la responsabilidad de cada uno”.
Información sobre el coronavirus
Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

ARCHIVADO EN:

Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

pinterest

Globedia