siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics Begoña, médico en una residencia: "Hay más de 19.000 muertos que fueron tratados como apestados por Covid y ahora no vale decir que no estaban confirmados" | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Begoña, médico en una residencia: "Hay más de 19.000 muertos que fueron tratados como apestados por Covid y ahora no vale decir que no estaban confirmados"

Begoña, médico en una residencia: "Hay más de 19.000 muertos que fueron tratados como apestados por Covid y ahora no vale decir que no estaban confirmados"

El Gobierno no ha publicado aún los datos que le remiten las comunidades autónomas sobre las personas que han muerto de coronavirus en residencias y otros centros sociosanitarios

Traslado de un cadáver en una residencia de la Comunidad de Madrid

Traslado de un cadáver en una residencia de la Comunidad de Madrid Javier Barbancho EL MUNDO
En sus casi cuatro décadas como médico, Begoña Delclaux no había vivido nada semejante a la pandemia del coronavirus. Después de casi tres meses de multiplicarse para tratar a los enfermos de Covid-19, esta colegiada que trabaja en una residencia de ancianos la Comunidad de Madrid alza la voz para denunciar el olvido en el que yacen "los muertos no contados".
Cita como ejemplo lo que ocurrió en propia residencia: "Tenían serología de Covid, sintomatología de Covid y tratamiento de Covid, e incluso muchos fueron bien, pero como en las residencias no hemos tenido PCRs, nuestros certificados de defunción eran todos de 'sospecha de Covid'. Nuestros ancianos nunca contaron y no van a contar". Una situación que hace extensiva a más de 19.000 pacientes.
¿De dónde sale esa cifra? De la suma de los datos que recogen y publican las comunidades autónomas. Una orden emitida por el Ministerio de Sanidad el 23 de marzo especifica que desde el 8 de abril los gobiernos autonómicos están obligados a remitir al Ejecutivo central cada martes y cada viernes antes de las 21.00 horas la información sobre centros de servicios sociales de carácter residencial existentes en su territorio. Pero el Gobierno central no ha hecho pública todavía la cifra de los muertos en residencias.
Aunque no toda la documentación es homogénea y pueden solaparse casos de usuarios de residencias que hubieran sido ingresados y sometidos a pruebas, los datos autonómicos sí facilitan una fotografía provisional. De esos casi 20.000 decesos estimados de ancianos que vivían en estos centros, la mayor parte se ha producido en la Comunidad de Madrid (4.739, según sus últimos datos), Cataluña (3.964) y Castilla y León (2.568). Números que engloban a fallecidos a los que se hizo la prueba y a los que no se les hizo pero tenían "sintomatología compatible". En esta última situación, como denuncia Begoña, se encontraron precisamente todos los ancianos que murieron en residencias porque no fueron hospitalizados en los peores momentos de la pandemia.
Para la Comunidad de Madrid, por ejemplo, la estadística del ministerio registraba este viernes un total de 8.691 muertes por coronavirus confirmadas con pruebas. Pero los datos del gobierno autonómico recogían 9.049 fallecidos sólo en centros hospitalarios con pruebas positivas o sintomatología compatible y otros 4.739 en centros sociosanitarios (residencias), 878 en domicilios y 27 en otros lugares.
Como ejemplo Begoña ofrece los datos de la residencia en la que presta sus servicios. En torno a 30 de los 120 residentes han muerto desde el 1 de marzo. "20 de ellos han sido por Covid y, de los otros 10, la enfermedad aceleró la muerte de cinco; los otro cinco hubieran muerto por la edad". Cuenta con satisfacción que una veintena de contagiados se curó y que cuando pudo hacerse la prueba a todos descubrieron que había otra veintena de casos positivos asintomáticos.
El malestar de Begoña por este agujero estadístico se agudiza al recordar el desconsuelo de algunos familiares por los protocolos funerarios para estos contagiados sin test. En el dolor, recibían peticiones que no podían atender. "Había familias que nos pedían que no escribiéramos lo del Covid-19 porque querían enterrar a su madre con el padre", revive con amargura por teléfono.
"Los tratamientos que teníamos eran incompletos", sostiene al hacer balance del drama vivido estos meses. Frente a la descoordinación inicial, pudo apreciar la solidaridad de particulares que llevaron medicamentos - sobre todo antibióticos- o recogieron dinero para abastecer residencias. Begoña considera que se podían haber usado más recursos: "Había alas hospitalarias vacías y no puedo entender que no hayan abierto servicios para gente mayor, que no hayan reclutado a más compañeros, había muchos deseando trabajar". Lamenta muertes que hubieran podido evitarse. "Muchos de los ancianos que no pudimos mandar a los hospitales hubieran sobrevivido porque estaban francamente bien, tenían una vida, una familia, unas actividades, unas aficiones..."

LA DUREZA DEL AISLAMIENTO

Begoña Delclaux califica de "durísima" su vivencia profesional con ancianos que se encontraban "cada uno en su habitación, encerrados durante dos meses y medio". Relata "el miedo" de los internos con deterioro cognitivo al verles entrar con el traje de protección y "la soledad" de quienes, pese a todo, no se encontraban mal y querían más información sobre lo que estaba pasando.
Aunque los empleados trataban en ocasiones de que las personas mayores se comunicaran con su familia llevándoles dispositivos móviles, siente que se han sentido "marginadas" después del trabajo de toda una vida. Una sensación que intentaban aliviar "tocándoles la mano o el cuello aunque fuera con el guante".
Más allá de los datos, la médico no ahorra críticas a la gestión del Gobierno. "Siento vergüenza. Todos cometemos errores, y más en una situación tan extraordinaria, pero tienes acceso a que te cuenten desde cualquier lugar del mundo", asegura quejándose de que España no aprendiera de la respuesta de Corea del Sur, Alemania o Portugal.
A Begoña la pandemia le deja el consuelo de "los muchos pacientes que se han podido curar gracias a un cuidado continuo y una dedicación muy constante". Y la indignación de que los muertos sin test en las residencias, "más de 19.000", no figuren en las cifras de Sanidad. "No hay derecho a olvidarlos, por ellos y por sus familias, es muy duro para su recuerdo. No me parece un acto respetuoso ni humano. Es como considerarlos marginales cuando se les ha tratado como a enfermos de Covid, los han tratado como a apestados por Covid y se han incinerado como a personas enfermas de Covid. Ahora no vale decir que no estaban confirmados, estaban confirmadísimos por los médicos", concluye.
Conforme a los criterios de
Saber más
Covid-19Madrid registra casi la mitad de los fallecidos por coronavirus y una caída del 50% de nuevos contagios
SaludUnos 124.300 casos activos todavía pueden estar contagiando el coronavirus en España
Covid-19El 51% de los españoles pasarán a la Fase 1 de la desescalada del coronavirus el próximo lunes
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

pinterest

Globedia