siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Al menos 19 muertos en una residencia de mayores de Madrid por el brote de coronavirus

La residencia Monte Hermoso, junto a la Casa de Campo, sufre uno de los peores focos conocidos de la enfermedad. “Van a morir probablemente más personas", avanzan fuentes sanitarias


Al menos 19 ancianos internados en la residencia de mayores Monte Hermoso de Madrid han muerto como consecuencia de un brote de coronavirus, según confirmó la empresa este martes a este periódico. La información había sido avanzada por la agencia Europa Press citando el testimonio de familiares que habían hablado con trabajadores del centro. “Van a morir probablemente más personas”, ha dicho a EL PAÍS una fuente sanitaria conocedora de la gravedad de la situación en el geriátrico.
Hasta este martes los ancianos afectados no estaban siendo trasladados a ningún hospital y fallecían en el mismo centro.
Al final del día seguía, más de doce horas después de conocerse la noticia, seguía siendo un misterio el número exacto de víctimas debido al descontrol en la residencia de 130 plazas. Un portavoz de la empresa había reconocido a medio día que la cifra de fallecidos era de al menos 19. Más tarde, tras horas de investigación, la Comunidad de Madrid rebajó esa cantidad, diciendo que el número de personas muertas en el centro había sido de 17 desde el viernes. Pero trabajadores y familiares desmienten al Gobierno regional. Aseguran que ha habido muertos sospechosos de coronavirus mucho antes de ese día. El reto de averiguar lo sucedido es tal que algunos casos han sido catalogados como “posible COVID-19”, porque no habían sido sometidos a un test antes de morir.
Un total de 75 personas entre trabajadores y residentes han dado positivo, según informó el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero. “Necesitamos la información de las residencias para actuar”, dijo Escudero en una entrevista en la Cadena SER a últimas horas de la tarde. Su declaración parecía sugerir que Monte Hermoso no había reportado los casos a las autoridades.
El portavoz de la empresa añadió que los trabajadores estaban haciendo todo lo posible para salvar vidas. “No vamos a perder un segundo en dar motivos de alarma”, argumentó ese empleado para justificar su breve descripción de los hechos. La empresa recibió este martes máquinas de oxígeno y mascarillas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Los enfermos fueron derivados a hospitales y la plantilla de la residencia recibió el refuerzo de trabajadores del Hospital Clínico San Carlos de la capital.
Ana Ruiz, cuya madre se encuentra entre las víctimas, asegura que la residencia no tenía suficientes máquinas de oxígeno para atender a los enfermos ni recibía asistencia de los hospitales. El sábado por la mañana, una trabajadora pidió una ambulancia para su madre, Ana María Artola, de 86 años, porque le subió la fiebre hasta 39 grados. Sospechaban que había enfermado de la Covid-19, como otros residentes del centro. Pero el hospital le denegó la ayuda “porque no cumplía los criterios”, según le dijo una trabajadora y le confirmó la doctora. Su madre falleció el lunes a medio día. Ruiz afirma que desconoce qué criterios son los que incumplía su madre y los trabajadores del centro tampoco se lo han podido explicar.
Una anciana mira por la ventana en la residencia Monte Hermoso de Madrid.
Una anciana mira por la ventana en la residencia Monte Hermoso de Madrid.
La noticia del brote en Monte Hermoso confirma los temores sobre el peligro que el coronavirus SARS-CoV-2 supone para las residencias de ancianos (más de 400 en la Comunidad de Madrid), donde vive la población más vulnerable a la enfermedad. Hace dos semanas ya se conoció un foco en otra residencia madrileña, el centro público La Paz. En ese momento se supo que una anciana de 99 años había muerto y al menos una decena de residentes habían sido infectados.

La residencia afectada por el contagio de coronavirus se encuentra en la calle del Doctor Blanco Nájera, 6, junto a la Casa de Campo, en el oeste de la capital. Monte Hermoso es un establecimiento privado que también funciona como centro de día, es decir abierto a personas mayores dependientes que no duermen allí. Una parte de las 130 camas de la residencia están concertadas con la Comunidad de Madrid. Desde el domingo 8 de marzo, ningún familiar ha podido acceder a las instalaciones como medida preventiva para evitar la propagación del virus.
Las primeras muertes se produjeron la semana pasada, según fuentes conocedoras de la situación, pero se han acelerado en las últimas 48 horas. Los fallecimientos están siendo comunicados a los familiares por los trabajadores a través de llamadas telefónicas. Esos contactos telefónicos son los que han permitido también a las familias conocer la evolución del brote.
Según la investigación de la Comunidad, 15 personas fallecieron en el mismo centro. Otras seis fueron trasladadas al Hospital Clínico y dos perdieron la vida allí. Pero ese conteo obvia que el brote ya estaba causando estragos desde antes. Algunos trabajadores que piden anonimato para no sufrir represalias dicen que hubo una primera muerte sospechosa hace dos semanas.
Este fin de semana fue devastador. Solo el domingo se acumularon 10 cadáveres en el sótano de la residencia, a la espera de que fueran recogidos por la funeraria, según múltiples fuentes que vieron la desoladora escena.
Yolanda Cumia conoció la muerte de su padre, Juan Cumia, de 87 años, en la madrugada de este martes. La llamaron a las dos y media de la madrugada: "Yolanda, tu padre ha fallecido por una insuficiencia respiratoria”, cuenta que le informó una trabajadora. Se quedó de piedra. Su padre era uno de los residentes con mejor estado de salud del centro. Todos los martes salía del centro para comer con sus amigos en el asador Gaztelu, un restaurante vasco en la calle Julián Camarillo, en el este de Madrid. La trabajadora que atendió a la hija del fallecido le confesó que la situación era dramática y que estaban muriendo muchos mayores, sin que aparentemente nadie pusiera freno.
“Están cayendo como moscas”, dice Cumia.
El certificado de defunción de su padre refleja: “Posible infectado por Covid-19”. Muchas personas están muriendo sin siquiera haber sido sometidos a un test de la enfermedad, según otras fuentes conocedoras de la situación del centro.
Fachada de la residencia de ancianos Monte Hermoso, junto a la Casa de Campo.
Fachada de la residencia de ancianos Monte Hermoso, junto a la Casa de Campo.DAVID EXPÓSITO
Algunos trabajadores de esta residencia hablan del “caos” que han soportado desde hace días. En la entrada del edificio se observaba este martes a primeras horas de la tarde un continuo ir y venir de ambulancias. Una enfermera salía a paso ligero con un papel de renuncia de su empleo: “Lo de ahí es terrible. Yo no vuelvo”, lamentaba antes de marcharse en su coche. Otra trabajadora que pedía el anonimato afirmaba que están pasando por una situación dramática. “Necesitamos el esfuerzo de todos y la ayuda de Dios", pedía.
Los empleados también se han contagiado y han tenido que contratar refuerzos, según han podido saber los familiares de los residentes, que se quejan de falta de información. Hasta el domingo 8 de marzo, cuando fue prohibida la entrada de familiares, todos los visitantes accedían sin mascarillas o guantes de protección.
Ana Ruiz, la hija de la fallecida Ana María Artola, dice que su padre, Florentino Ruiz, compartía habitación con su esposa y que ahora se encuentra en cuarentena aislado en una habitación. Está asintomático y su hija piensa que estaría más seguro fuera del centro.
No saben ni siquiera dónde está el cadáver de la madre. “Ni nos permiten hacer un velatorio”, se lamenta Ana Ruiz.
Francisco Torres, de 60 años, tiene interna en la residencia a su madre, Juana, de 86. El sábado le dijeron que tenía fiebre pero que debido al colapso sanitario no iban a trasladarla a un hospital. "Solo se los llevan, según me dijo la directora, cuando los ancianos necesitan respiración mecánica. Entonces ya es demasiado tarde para salvarlos”, explica Torres por teléfono.
La Comunidad de Madrid es el principal foco del coronavirus en España. En la mañana del martes la región había informado del registro de 706 nuevos positivos en las últimas 24 horas, lo que hacía que el total desde el principio de la epidemia ascendiera a 4.871. Se habían confirmado 142 muertos más en las últimas horas, hasta 355, según los datos del Ministerio de Sanidad. Madrid concentra el 43% de los positivos del país y el 72 % de todos los fallecidos, que ascienden a 491.
¿Conoces algún otro caso de brote de coronavirus en una residencia de la Comunidad de Madrid? Contacta con los reporteros de esta información a fpeinado@elpais.es o jdquesada@elpais.es o mándales un mensaje por Twitter @FernandoPeinado o @jdquesada
Información sobre el coronavirus
Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.
- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112
Se adhiere a los criterios deThe Trust Project

ARCHIVADO EN:


Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

pinterest

Globedia