siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

La creadora del pesebre de Colau: “Nadie tiene tantas Vírgenes en casa como hay en mi belén”

Paula Bosch, creadora de la instalación para la plaza de Sant Jaume de Barcelona, defiende su propuesta para uno de los elementos más icónicos de la ciudad en Navidad


El pesebre de Paula Bosch para la plaza de Sant Jaume de Barcelona. En vídeo, declaraciones de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. MASSIMILIANO MINOCRI | ATLAS
Como cada año el belén de la plaza de Sant Jaume llega por Navidad y lo hace envuelto en la polémica desde que Ada Colau accedió a la alcaldía en 2015. Tras las escenas navideñas de libros desplegables del primer año, las bolas de nieve de cristal con pasajes del nacimiento de Jesucristo de 2016, las figuras silueteadas sobre pies metálicos de cinco metros de altura que oscilaban con el viento de 2017 y la enorme mesa con menús navideños, pero sin figuras, del año anterior, el pesebre que ha realizado este año Paula Bosch está formado por unas 30 cajas de madera de diferentes tamaños. En su interior pueden verse todo tipo de elementos relacionados con la Navidad, como las bolas y el espumillón, el cava, los polvorones, los galets y los canelones. También hay varias figuras de la Virgen, José, el Niño Jesús, la vaca y la burra, que pueden aparecer juntas, o por separado, en su posición tradicional, envueltas o en cajas.
Ante las críticas que ha generado su trabajo, incluso antes de que se inaugurara, por no ajustarse al canon de belén tradicional, Bosch es categórica: “He escuchado comentarios de que no hay Virgen ni Niño Jesús, pero creo que nadie tiene tantas Vírgenes en casa como hay en mi Belén. Hay entre ocho y diez pesebres, unos montados, otros entre papel de periódico y burbujas. No hay un pesebre, hay muchos pesebres”.
Varias personas fotografían el belén de plaza Sant Jaume de Barcelona.
Varias personas fotografían el belén de plaza Sant Jaume de Barcelona. MASSIMILIANO MINOCRI
La autora, escenógrafa de profesión, explica que la idea parte del momento en el que la gente decide decorar su casa para celebrar la Navidad. “Es entonces cuando se recuperan las cajas que durante 11 meses han permanecido bajo la cama o sobre el armario y que cada familia y cada persona ha guardado a su manera. En realidad refleja el momento previo al montaje definitivo, después de abrir esas cajas y recuperar esos elementos. Yo hago decorados para el teatro y mi pesebre lo he planteado como un decorado más de una obra de teatro que es la Navidad”, explica.
En cuanto a que haya gente que se pueda sentir ofendida asegura: “Entiendo que haya una predisposición, porque la gente cuando va a ver el pesebre de plaza Sant Jaume espera ver un pesebre convencional, pero es que el mío no es un pesebre, ni hebreo, ni católico; la primera que lo dice que soy yo. El mío es un proyecto artístico o una instalación navideña; el pesebre convencional puede verse en el Museo Marés”. Para ella “lo fácil es hacer un pesebre tradicional con las figuras tradicionales en su cueva o en su establo; lo difícil es hacer propuestas arriesgadas”.
La escenógrafa Paula Bosch, autora del belén de la plaza de Sant Jaume de Barcelona.
La escenógrafa Paula Bosch, autora del belén de la plaza de Sant Jaume de Barcelona.
El proyecto de Bosch empezó en abril cuando se presentó al concurso con otros cinco realizados por arquitectos, escultores y pintores. El coste de su trabajo que podrá verse hasta el 6 de enero es de 97.156 euros, frente a los 114.000 y 148.000 de los últimos años.
Su trabajo tiene una cara y un reverso. Las cajas por atrás forman un perfil de ciudad. “Es importante ver la ciudad que hay detrás. Se trata de un proyecto para Barcelona; una ciudad donde vive mucha gente diferente y donde viene gente de todos sitios y donde conviven muchas culturas. Por eso he incluido elementos filipinos, peruanos, o del sur de España; que celebran la Navidad que cada uno celebra a su manera. De hecho, hay una caja vacía para quien no la celebra, por algún motivo puntual o porque no la quiere celebrar”. “Yo lo que quiero es que todo el mundo se sienta reflejado y se reconozca en, al menos, una de las cajas y que sea un poco de todos. En ningún momento pretendo ofender a nadie, pero si pido que la gente opine después de haberlo visto”.
Incluso recomienda verlo dos veces: por el día y por la noche cuando las cajas y la ciudad que conforman se iluminan y todo adquiere una dimensión mágica, como la Navidad. Al final, todo se resume en la conversación de dos amigas que ayer lo visitaban: “Mira, eso lo tengo yo igual en mi casa”. “Pues de eso se trata”.
Se adhiere a los criterios de The Trust ProjectMás información >
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

pinterest

Globedia