siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

La fiebre del oro del ‘value investing’

España es el país europeo donde más ha calado el formato de inversión que ha hecho millonario a Warren Buffett

En los fondos y planes españoles hay cerca de 15.000 millones de euros gestionados con estos criterios de inversión

La fiebre del oro del ‘value investing’

El value investing causa furor en España. El estilo de inversión popularizado por Warren Buffettgana adeptos y una docena de firmas y gestores luchan por encontrar su hueco en nuestro país. En poco tiempo han surgido varios fondos, cursos, academias y conferencias especializadas en este formato de inversión. Para muchos es casi una religión.
Para empezar por el principio... ¿qué es la inversión en valor? “Se trata una forma de invertir que busca encontrar compañías infravaloradas por el mercado. Se dedican muchas horas al análisis fundamental y se toman posiciones a contracorriente. El gestor puro de 'value' está dispuesto a tener una cartera concentrada en muy pocos valores y a esperar mucho tiempo hasta que una acción se revaloriza”, explica Pablo Martínez Bernal, socio de la gestora francesa Amiral y director de relación con inversores.
Bernal conoce a fondo el mundo de la inversión en valor. Además de ser profesor en dos másteres sobre la materia, ha viajado en varias ocasiones a Omaha (Nebraska), la meca del value investing, residencia de Warren Buffett y el lugar donde cada año se celebra la conferencia anual del holding que dirige, Berkshire Hathaway.
Casi todos los apasionados por el value investinghan viajado alguna vez a Omaha a escuchar a Buffett (88 años) y a su mano derecha, Charlie Munger (95). Sus ideas de inversión se siguen con devoción y alrededor de la junta de Berkshire Hathaway se producen decenas de encuentros entre inversores. Hay quien ha llegado a pagar más de 200.000 eurosen una subasta benéfica por tener el privilegio de cenar con el conocido como Oráculo de Omaha.

La semilla de Paramés
Que Warren Buffett es un inversor excelente y que su talento le ha hecho convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo (su fortuna roza los 80.000 millones de euros) es algo que se sabía desde hace mucho tiempo. Entonces, ¿por qué ha sido ahora cuando ha surgido tanto interés por el value investing en España?
Francisco García Paramés, presidente de Cobas AM.
Francisco García Paramés, presidente de Cobas AM.
Citywire, una de las publicaciones sobre gestión de activos más prestigiosas de Europa, envió hace unas semanas a uno de sus redactores a Madrid tratando de responder a esta pregunta. Y la respuesta obtenida por parte de selectores de fondos y banqueros privados era un único nombre propio: Paco.
Así es como todo el mundo en el sector conoce a Francisco García Paramés (Ferrol, 1963). Este gestor fue fichado muy jo­ven por los Entrecanales (accionistas mayoritarios del grupo Acciona), para que tomase los mandos de Bestinver, la gestora que aglutinaba las inversiones de la familia. Desde el principio, Paramés empezó a aplicar las enseñanzas de los padres fundadores del value investing (Benjamin Graham, Peter Lynch y Warren Buffett). Entre 1993 y 2014 su fondo de Bolsa española logró una rentabilidad anualizada del 15,7% (el doble que el mercado), lo que le permitió atraer a muchos inversores y ganarse el apodo de ‘El Warren Buffett Español’. Su precipitada salida de Bestinver por diferencias con los propietarios fue lo que provocó la expansión del universo value en España. Por cierto, Paramés también viajó a Omaha.

El 'Big Bang' de Bestinver
Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver.
Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver.
La salida de Paramés de Bestinver lo cambió todo. En primer lugar, la firma sufrió un sangría de inversores por lo abrupto de la ruptura y en Acciona tuvieron que buscar un sustituto de urgencia. El elegido fue Beltrán de la Lastra, un desconocido en España pero con una exitosa trayectoria en la filial de JP Morgan en Londres. Cinco años después de asumir la difícil tarea de sustituir a Paramés, el mercado considera que De la Lastra ha cumplido con creces.
“Beltrán ha mantenido plenamente el espíritu 'value' en Bestinver, con fondos muy concentrados, en los que las 20 mayores posiciones pesan un 70%. Y otorgando muchísima importancia al análisis de las compañías y a la construcción de las carteras”, explica Diego Fernández Elices, director de inversiones de A&G Banca Privada. En los últimos cinco ejercicios, las acciones de la cartera internacional de Bestinver se han revalorizado un 28,7%. La firma gestiona hoy 6.280 millones de euros.
Tanto Francisco García Paramés como sus más estrechos colaboradores se vieron obligados a alejarse de la inversión durante un tiempo por las cláusulas de no competencia que tenían sus contratos. Este impasse fue aprovechado por una de las jóvenes promesas del value, Iván Martín, para lanzar su propia gestora, Magallanes Value Investors, con el apoyo de la familia fundadora de Ebro Foods.

Iván Martín, presidente de Magallanes Value Investors.
Iván Martín, presidente de Magallanes Value Investors.
Un heredero inesperado
“Este gestor me recuerda a mí, pero con 15 años menos”, le dijo Francisco García Paramés a Blanca Hernández (presidenta de la Fundación Ebro Foods). La salida de “Paco” de Bestinver llevó a muchos inversores a poner su dinero en manos de Iván Martín, el discípulo aventajado. Las rentabilidades que ha obtenido en los últimos años han sido espectaculares. Su fondo europeo acumula casi un 20% de rendimiento medio anual en los tres últimos ejercicios, lo que le sitúa como uno de los mejores de Europa. Una de sus grandes apuestas es el sector automovilístico europeo. Desde hace dos años mantiene una fuerte inversión en Renault (aunque el valor no lo ha hecho muy bien en los últimos meses) y en Porsche. Uno de sus favoritos en España es el fabricante de componentes para coches Gestamp. Hoy, Magallanes Value, que solo tiene cinco años de vida, administra un patrimonio de más de 2.000 millones de euros.
Con este tamaño la firma compite de igual a igual con las dos spin-off que surgieron de Bestinver: Cobas (liderada por el propio Paramés) y AzValor (dirigida por sus excolaboradores). Cuando todos ellos dejaron la gestora en 2014, el conjunto del mercado contaba con que volvieran juntos con un nuevo proyecto. Pero resultó que el periodo de no competencia de Álvaro Guzmán de Lázaro, Fernando Bernad y Beltrán Parages era inferior al de Paramés. Podían volver al ruedo antes, y lo hicieron. Su antiguo jefe no quiso subirse a ese barco.
En octubre de 2015 lanzaron AzValor. Tuvieron tres meses iniciales fatídicos, con caídas del 20% en sus fondos, pero luego su tesis de inversión se impuso y el rendimiento del fondo se disparó. Al cierre de 2016 el fondo internacional había rentado un 20,3%, siendo el mejor del mundo en su categoría. Apostaron muy fuerte por la revalorización de las compañías mineras, que habían estado muy castigadas: Petra Diamonds, Rio Tinto, Antofagasta, Stillwater... Su acierto fue un éxito absoluto y hoy la firma gestiona 1.770 millones de euros.
Álvaro Guzmán de Lázaro, consejero delegado de AzValor.
Álvaro Guzmán de Lázaro, consejero delegado de AzValor.
Tres años después, AzValor sigue muy interesada por el sector de las materias primas, donde se han convertido en unos auténticos expertos. En la reciente celebración de las conferencias Iberian Value, hace dos semanas, el consejero delegado de AzValor y codirector de inversiones, Álvaro Guzmán de Lázaro, presentó como idea de inversión Cameco, el mayor productor mundial de uranio. Una elección de puro value. “Sabemos que el precio del uranio se ha desplomado, igual que la cotización de Cameco, y que se están cerrando algunas minas de uranio. Pero creemos que la demanda de este mineral va a repuntar, aunque la energía nuclear tenga mala prensa. En todo el mundo se están construyendo 57 centrales nucleares y el 55% del uranio está en manos de dos empresas. Si el precio repunta, podemos obtener muy buenos rendimientos en Cameco”, explicaba Guzmán de Lázaro ante un auditorio entregado.

El retorno del rey
Cuando Paramés dejó Bestinver se fue dos años a Londres. Quería que sus hijos estudiaran allí y aprendieran bien inglés. En ese tiempo consideró propuestas de todo tipo. Muchos millonarios querían que se hiciera cargo de la gestión de su patrimonio. Pero él tenía claro que quería fundar su propia gestora. El que sus antiguos colaboradores se desmarcasen fue un jarro de agua fría. Pero no se arredró. En enero de 2017 registró su gestora Cobas AM (en homenaje a una playa gallega que visitaba de niño). “Tener un proyecto propio me parecía la mejor alternativa para los próximos 20 años”, explicaba en una entrevista con CincoDías.
Estos dos años largos de andadura han mostrado el enorme tirón comercial de la marca Paramés. A pesar de que estuvo tiempo fuera, de que Bestinver se rearmó, de que Iván Martín se destapó como su mejor heredero y de que sus antiguos colaboradores decidieron ir por su cuenta, Cobas AM ha conseguido superar los 2.100 millones de euros de activos bajo gestión. Además, ha logrado la confianza de miles de inversores, pese a que las rentabilidades no han acompañado. Su fortísima apuesta por la firma Aryzta ha sido un desastre (como ha reconocido el propio Paramés) y su fondo estrella, el Cobas Selección, se desplomó un 29,6% el año pasado, siendo uno de los peores fondos del mercado. Pero la fe es lo último que se pierde y los devotos del value siguen confiando en su rey. En 2019 el fondo ha recuperado terreno y ha subido un 14,77%.
Paramés quiere dejar huella más allá de la rentabilidad, por lo que ha fundado la academia Value School para que gestores de todo el mundo vengan a Madrid a debatir sobre sus estrategias de inversión, preferentemente si son value.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

pinterest

Globedia