siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

La OCU alerta contra el consumo en exceso de alimentos publicitados como ‘detox’

La organización de consumidores previene contra la ingesta desmesurada de aloe vera, batidos de hojas verdes, setas shiitake crudas o algas

Batido de verduras.

Batido de verduras. GETTY
Nuevos alimentos, nuevas costumbres, y también nuevos retos. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido este martes de que ingerir en exceso productos como zumo de aloe, suplementos de té verde, algas, setas shiitake crudas o bebidas que se anuncian como grandes aliadas en las dietas por sus propiedades desintoxicantes no es siempre sinónimo de hábitos saludables. Al contrario, los resultados podrían ser contraproducentes. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha alertado de que la investigación sobre los efectos de ciertos alimentos en la salud y la toxicidad de algunos de sus componentes o límites de consumo es todavía escasa, y por ello hay que tomar precauciones. “La ingesta debería ser esporádica”, aconseja Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU
Ante la moda de lo saludable y la llegada de nuevos productos que prometen milagros, la OCU se ha apoyado en los hallazgos de EREN, una red de intercambio de información europea que depende de EFSA y que se dedica a detectar riesgos emergentes en la cadena alimentaria, para elaborar su estudio. Puede tratarse de propiedades tóxicas desconocidas, peligros relacionados con nuevos métodos de producción vegetal o animal o, en general, riesgos que todavía no han sido evaluados por tratarse de nuevos productos o por haber aumentado su consumo sin que aún exista una recomendación diaria de ingesta. 
Es el caso, por ejemplo, del aloe vera, que últimamente se está consumiendo como zumo o en suplementos. Uno de los componentes de la planta, la aloína, al que se atribuyen beneficios laxantes, puede resultar tóxico si su consumo es excesivo. “Pero no está muy claro cuál debería ser su ingesta diaria, no hay valores de referencia”, aclara Izverniceanu.
La OCU también ha valorado los beneficios de los batidos y zumos elaborados con frutas y verduras de hoja verde, los famosos smoothies, y ha señalado que los efectos publicitados como depurativos todavía no han podido demostrarsecientíficamente. Advierte, por otro lado, de la toxicidad del ácido oxálico, una sustancia presente en las espinacas o la col rizada que, según la EFSA, puede aumentar el riesgo de formación de cálculos renales si se consume en cantidades diarias superiores a 180 miligramos (una ración de batido de 250 miligramos sobrepasa ese límite). Su presencia también se ha asociado con la reducción de la absorción de otros minerales, como el calcio, el hierro o el potasio. Sin embargo, cuando estas verduras se comen hervidas, los niveles de oxálico se reducen entre un 30% y un 87%. La organización alerta también del contenido en nitratos, más altos en esas verduras que en otras hortalizas. 
Alba Santaliestra, miembro del Consejo Nutricionista de Aragón, advierte de que siempre será mejor consumir frutas o verduras en su alimento completo, en lugar de en zumos o batidos. Y confirma que “la rotura de su estructura hace que el nitrato de carbono que tiene pase en forma de azúcares directamente al torrente sanguíneo”. Por ello, aconseja que su consumo se limite a una vez cada 15 días o a la semana, e insiste en la necesidad de educar al consumidor ante el aumento en el mercado de este tipo de productos que se está poniendo de moda y que hace cinco años era prácticamente desconocido en España.

Dermatitis por shiitake

Los peligros señalados por la OCU no coinciden con un riesgo para la salud que pueda desembocar en una epidemia y hacer saltar las alarmas de las autoridades sanitarias. La misma EFSA explica que las preocupaciones planteadas por la asociación no deben definirse como "problemas de seguridad alimentaria", y explica por correo electrónico que su papel "es evaluar científicamente los riesgos (o la ausencia de riesgos) relacionados con los alimentos e informar a los legisladores y autoridades sobre los mismos para que puedan tomar decisiones informadas sobre cómo gestionarlos".
Pero eso no significa que no haya efectos adversos, por ejemplo por consumir setas shiitake crudas o poco cocinadas. La OCU recuerda que ha habido "un número creciente" de dermatitis en Francia que atribuye al lentinano, un azúcar presente en los hongos que se inactiva si este se cocina con calor. En el caso de las algas, la asociación advierte de que su ingesta excesiva puede superar las dosis de yodo toleradas por los occidentales, menos acostumbrados a su digestión que los orientales. 
Santaliestra confirma que percibimos la cultura asiática, y la japonesa en particular, como saludable, por lo que introducimos cada vez más elementos de su estilo de vida y alimentación en nuestro día a día, como las algas y las setas shiitake. Sin embargo, no hay estudios sobre cómo afectan a la población europea, que entre otras cosas no está adaptada fisiológicamente al nivel de metales que puedan contener las algas. Jesús Román, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, matiza que el consumo de estos productos en España “es ridículo” y que, dentro de las advertencias lógicas, como que las setas deben estar cocinadas, no existe un riesgo real para la salud. “Todo este tipo de alimentos suplementarios no tienen lugar, por lógica, fuera del consumo esporádico”, dice, y apunta que ni el aloe es beneficioso para todo ni peligroso si se toma con moderación.
La OCU también alerta sobre los extractos muy concentrados de té verde que se venden como suplementos alimentarios con supuestas propiedades antioxidantes y que contienen dosis de catequinas (compuesto antioxidante presente en esa planta) superiores a los 800 miligramos diarios, lo que está asociado a daños hepáticos. Román señala que uno de los grandes problemas en este caso es que de cara al consumidor se venden como un medicamento, aunque nadie advierte de un consumo excesivo. "No hay que incluir alegaciones nutricionales que no estén probadas de forma científica", coincide Izverniceanu, quien insiste en que la ingesta de estos alimentos debe producirse, siempre, dentro de una dieta variada. 

Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

Globedia