siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

La asesina iba en silla de ruedas

El viaje en coche por España de dos mujeres francesas de 54 y 58 años terminó en crimen. La autora siguió su ruta y suplantó la identidad de la víctima


La asesina iba en silla de ruedas

Un operario de la empresa Erom, dedicada al mantenimiento de parques eólicos, encontró el cuerpo sin vida de una mujer junto a un aerogenerador del municipio de Sos del Rey Católico (Zaragoza), “boca abajo, dejado de malas maneras”. Era el 18 de agosto. La mujer, “de unos 50 años”, iba indocumentada, vestida con ropa de verano. Tras tres días al aire libre, según el forense, su rostro estaba desfigurado. Presentaba varios golpes y “dos heridas de arma blanca punzantes” en la zona abdominal. Con todo, la causa de su muerte fue el estrangulamiento.
Los agentes de la policía judicial de la Guardia Civil de Zaragoza no encontraron rastro alguno de sangre ni efectos personales. Dedujeron que alguien la había trasladado y arrojado allí después de matarla. Comenzó una investigación a ciegas. Nadie había echado de menos a nadie en los municipios de la zona. No existía denuncia alguna de desaparición. ¿Quién era esa mujer? Pese a todo, hubo hasta una concentración en el Ayuntamiento de Sos por la desconocida muerta, ya que no se descartaba un móvil sexual. Durante cinco días los agentes trabajaron 16 horas diarias. Visionaron las cintas de decenas de cámaras de seguridad de kilómetros a la redonda. Pidieron todos los registros de hoteles. Cotejaron huellas, referencias telefónicas de torres de repetición... Cruzaron miles de datos hasta dar con ella. Bueno, con ellas. Eran dos mujeres.
Fueron grabadas por la cámara de un centro comercial de la zona. Una de ellas, Natalie, la que después sería la asesina confesa, iba en silla de ruedas. Se desplazaban en un Renault Clio Azul con matrícula francesa. La víctima era Pascale Lenglart, de 58 años y procedente de Burdeos. Natalie tiene 54 años y antecedentes por robo en Francia, según apuntan fuentes policiales.
El 15 de agosto, cuando supuestamente se produjo el crimen, fue el último día que estuvieron hospedadas en el Parador de Sos. La noche anterior tuvieron una fuerte discusión, según relataron a los agentes responsables del hotel. Habían estado alojadas en otros establecimientos de esa comarca aragonesa colindante con Navarra: “Yesa, Javier, Jaca…”. Los agentes reconstruyeron su ruta: “Entraron desde Francia por San Sebastián el 5 de agosto. Pasaron allí la noche, y comenzaron una ruta por Navarra y el norte de Aragón”, señalan.
Los testimonios recogidos entre el personal de los hoteles han llevado a los investigadores a la conclusión de que “tenían un comportamiento peculiar”. “Apenas salían del hotel, discutían mucho y la presunta asesina tenía la movilidad reducida por obesidad, aunque podía andar perfectamente; tenía fuerza de sobra porque pudimos verla llevando maletas pesadas”, aseguran, convencidos de que “pudo cargar con la víctima tras asesinarla en el coche”. Respecto al móvil del crimen, “todos los indicios apuntan a que fue económico, puesto que Natalie vivía a costa de Pascale”, señalan.
El 5 de septiembre, un mes después de empezar su viaje, y con una Orden Europea de Investigación mediante, Natalie era arrestada en un camping de Saint-Server, en las Landas francesas, a solo tres horas en coche de Sos. Había seguido su periplo en solitario en el mismo Clio Azul de su compañera. En el vehículo los agentes hallaron restos de sangre de la víctima. Desde el día del crimen, Natalie se había hecho pasar por Pascale en todos los lugares a los que se había dirigido. Había usado su documento de identidad, su indumentaria, sus tarjetas para pagar incluso la pala y los 25 kilos de sosa cáustica que compró en Francia y con los que regresó de nuevo a Sos del Rey Católico, cinco días después de cometer el crimen, dispuesta a enterrar el cuerpo. No se había enterado de que su amiga Pascale había sido encontrada, aunque en ese momento, los agentes aún no la habían identificado. “Salvo algunos medios locales, nadie se hizo eco del hallazgo del cuerpo, y menos los medios internacionales, probablemente por producirse en plenas vacaciones”, apuntan los investigadores, que todavía tratan de descartar la implicación de terceras personas.
Durante 20 días Natalie fue Pascale, suplantó su identidad, por eso, aparte del homicidio, le imputan también un delito de usurpación de estado civil y estafa. “Al menos estuvo de turismo en otros tres sitios del sur de Francia haciéndose pasar por ella”, aseguran los investigadores. El último, ese camping en el que la detuvieron. Tras ser detenida, Natalie se negó a declarar ante los agentes españoles. Sí lo hizo, en cambio, ante el juez francés, a quien le reconoció los hechos. La amistad entre Pascale y Natalie comenzó en Internet y duró un año. Solo Natalie sabe si todo este viaje formaba parte de un plan macabro.

UN CADÁVER EN UN PUEBLO CON ENCANTO

Pascale Lenglart.
Pascale Lenglart.
Sos del Rey Católico es un encantador pueblo de 600 almas al noroeste de la provincia de Zaragoza. La localidad alargó su nombre cuando allí nació Fernando el Católico en 1452.
El cuerpo de Pascale Lenglart se encontraba al final de un camino de piedras que conduce y termina a los pies de uno de los aparatos eólicos del parque, a unos 500 metros de la carretera comarcal que lleva hasta la localidad vecina de Sofuentes y a tres kilómetros del centro de Sos. Un lugar boscoso, escarpado y poco transitado, al que solo suelen acceder los operarios.
La alcaldesa, María José Navarro (PSOE), comentó que se trataba de “una pista eólica de lo alto del puerto”. Y señaló: “Suele ser recorrida por senderistas y cazadores”, aunque “no es una zona de paseo cercana al pueblo”.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

Amazon

Globedia