siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

El futuro de Sáenz de Santamaría y nueve ministros desata la discordia en el PP

La necesidad de recolocar en el grupo parlamentario a la exvicepresidenta ha provocado tensiones en el partido

Soraya Sáenz de Santamaría, durante el debate de la moción de censura.

Soraya Sáenz de Santamaría, durante el debate de la moción de censura. GTRESONLINE
La guerra interna por comandar el futuro del PP marca el comité ejecutivo con el que Mariano Rajoy espera atajar este martes la crisis abierta por la pérdida del Gobierno. La necesidad de recolocar en el grupo parlamentario a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y a otros nueve exministros ha provocado ya tensiones. Los consejeros de Rajoy esperan que el líder anuncie que sigue en el poder —para manejar los tiempos de la renovación del PP y de la elección del candidato para las generales— y que no tome decisiones interpretables en clave sucesoria.
El exministro de Asuntos Exteriores y diputado del PP, José Manuel García Margallo, anunció este lunes que hará “todo lo posible” para evitar que Soraya Sáenz de Santamaría sea portavoz del PP o candidata del partido en las próximas elecciones generales. Aunque la enemistad de los dos políticos es pública —el exministro culpa a la exvicepresidenta de su salida del Ejecutivo—, las palabras del representante popular resumieron las tensiones que genera en el partido el futuro de la antigua número dos del Gobierno y el del resto de integrantes del gabinete gubernamental. Según fuentes de la dirección nacional, “lo lógico” es que los exministros desplacen a otros diputados para ser portavoces y presidentes de comisión. Para Sáenz de Santamaría, añadieron estos interlocutores, habría que buscar un papel que respetara el del portavoz Rafael Hernando.
“Si aspira a ser portavoz es para tener un poder orgánico, un poder mediático y una capacidad de influencia para preparar la sucesión”, dijo un diputado con importantes responsabilidades en el PP. “En el grupo parlamentario sería un factor de división: hay gente partidaria suya y hay gente nada partidaria de ella”, siguió. “No pasa nada porque se quede como diputada rasa. Y si alguien cree que los partidarios de Cospedal se iban a quedar quietos viéndola tomando posiciones, está equivocado”, añadió en referencia al enfrentamiento entre las dos políticas más importantes del PP.
“Hernando es el corazón y el alma del grupo”, añadió otro representante del PP, en defensa del portavoz actual. “Ahora se producirá un desembarco que no habíamos vivido”, siguió. “Y está la cuestión del futuro de la vicepresidenta”.
Ante la posibilidad de que Sáenz de Santamaría fuera nombrada coportavoz, fuentes de la dirección parlamentaria popular aseguraron que la exvicepresidenta no ha pedido ningún cargo. También recordaron que la ex número dos del Ejecutivo ya fue la voz del partido en el Congreso entre 2008 y 2011. Y apuntaron a que el PP ya vivió un proceso similar al actual en 2004, cuando perdió las elecciones generales tras los atentados del 11-M y tuvo que recolocar a los políticos que esperaban seguir en el Gobierno.
Frente a las fuertes tensiones internas, los políticos que han conversado en los últimos días con Rajoy le han recomendado que en el comité ejecutivo de hoy no tome decisiones que puedan ser interpretadas en clave sucesoria por los partidarios de Alberto Núñez Feijóo, Cospedal o Sáenz de Santamaría. Según estos interlocutores, el líder debe evitar pronunciamientos definitivos, alejando la celebración de cualquier debate interno hasta que se calmen las críticas de los dirigentes regionales y se observe cómo funciona el gobierno en minoría de Pedro Sánchez.

Continuidad de Rajoy

En consecuencia, el expresidente del Gobierno ha transmitido a sus colaboradores su intención de seguir al frente del partido, continuando también como diputado —al menos hasta el final del periodo de sesiones— y apostando por transmitir tranquilidad tras perder el poder. Ante las peticiones de que convoque un congreso extraordinario para cambiar el liderazgo, sus consejeros le han recomendado que deje pasar el verano y estudie convocar una convención centrada en las elecciones locales, regionales y autonómicas que se celebrarán en 2019.
“Rajoy va a seguir, porque tiene que dar un mensaje de tranquilidad y de que esto sigue adelante”, dijo un integrante de la dirección nacional. “La legislatura no ha acabado, y a él le votaron los ciudadanos. Del mismo modo, hace un año hubo un congreso nacional del partido, y ahí le votaron también... y nada de eso ha cambiado”, siguió sobre el resultado de la moción de censura. “Dependerá de él, porque no va a haber barones que se levanten y le digan: ‘vete’ o ‘hay que abrir una reflexión’”, añadió. “No va a encontrar oposición, sino apoyo”, recalcó. “Y apuesto a que lo que no dirá es que va a ser candidato dentro de dos años para las generales. Ya estaba dejando abierta su candidatura”.
“Rajoy es víctima de una conspiración y tiene que seguir”, coincidió otra fuente de la dirección parlamentaria del PP. “No le vamos a humillar pidiéndole que se vaya”.
Si todo sale como espera el núcleo duro del presidente, el comité ejecutivo de hoy servirá para trasladar una imagen de unidad y continuidad. No obstante, en el PP nadie se engaña. Las críticas internas aumentan y los líderes regionales piden un congreso extraordinario para afrontar la crisis antes de las elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

Amazon

Globedia