siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

El proceso de Puigdemont en Alemania apura los plazos ante las divergencias entre la fiscalía y el tribunal

El periodo de 60 días que marca la ley de extradición expiró a finales de semana pasada

El expresidente Carles Puigdemont, a mediados de mayo.

El expresidente Carles Puigdemont, a mediados de mayo. REUTERS
El caso judicial de Carles Puigdemont se alarga más de lo previsto en Alemania. El plazo de 60 días que marca la ley de extradición expiró a finales de semana pasada sin que haya de momento una resolución final a la vista. El proceso, cuyo final es a estas alturas muy incierto, se demora, en parte debido a la divergencia de criterio entre la Fiscalía de Schleswig-Holstein y el tribunal superior del mismo Estado, en el que fue detenido Puigdemont el 25 de marzo. Un portavoz del ministerio de Justicia en Berlín confirma que Eurojust ha sido informado de la ampliación del plazo, como marca la ley alemana de extradición, que también contempla posibles ampliaciones en circunstancias extraordinarias.
El 25 de marzo, Puigdemont fue detenido por la policía alemana al norte del país, casi en la frontera con Dinamarca. Tras pasar doce días en la cárcel de Neumünster, el expresidente quedó en libertad bajo fianza e instaló su residencia provisional en Berlín a la espera de una decisión final.
El siguiente paso le corresponde ahora a la Fiscalía, que está previsto que, probablemente esta semana, emita un escrito en el que solicite la entrega del expresidente a España por rebelión y/o malversación, los delitos por los que Puigdemont está procesado en España o en el que opte por no pedir la extradición.
"El proceso lleva su tiempo. Estamos hablando de 1.500 páginas y estamos trabajando bajo una fuerte presión para emitir una petición de admisibilidad clara", explica a este diario Wiebke Hoffelner, la fiscal que ejerce de portavoz en este caso. "Sabemos que desde un punto de vista legal nuestra opinión no coincide con la del tribunal y por eso tenemos que trabajar para que nuestra solicitud tenga éxito", añade Hoffelner en alusión a las posiciones contrapuestas que mantienen la Fiscalía y el tribunal Superior.
España ha solicitado la entrega del expresidente catalán por rebelión y malversación de fondos públicos, pero el tribunal alemán, que tiene la última palabra, ha descartado de momento la entrega por rebelión y alberga serias dudas acerca de la malversación. La Fiscalía sin embargo ha asumido punto por punto la tesis jurídica española.
Hasta ahora, la Fiscalía ha respaldado la entrega de Puigdemont por rebelión y malversación de fondos públicos. Como el propio juez del Supremo, Pablo Llarena, la Fiscalía alemana se ha mostrado además abierta en su último escrito, presentado la semana pasada a que el tribunal considere la posibilidad de la extradición por perturbación del orden público, un delito hasta cierto punto asimilable al de sedición en España.
En este último escrito fechado el 9 de mayo, la Fiscalía solicitaba el ingreso en prisión de Puigdemont, a la luz de la documentación adicional aportada por España. Aludía también a la posibilidad de que el caso pase antes de su resolución final, por el Supremo alemán. De abrirse esa vía, en principio poco probable, según diversas fuentes jurídicas consultadas, el proceso sufriría nuevas ampliaciones de plazo.

El tribunal rechaza la rebelión

El tribunal Superior de Schleswig Holstein, publicó de inmediato una contestación al escrito de la Fiscalía, en la que reafirmaba su rechazo a la rebelión por considerar que no se cumplen los requisitos de violencia que exige la ley alemana y aseguraba que Puigdemont seguirá en libertad bajo fianza de 75.000 euros. En su escrito, el tribunal rechazaba también que concurra la perturbación del orden público y mantenía sus dudas acerca de la malversación.
"La Fiscalía tiene que decidir si presentan una nueva petición respecto a la rebelión y la sedición y el tribunal tiene que decidir sobre todo lo que figure en la petición", explica el abogado Nikolaos Gazeas, experto en la ley de extradición. Gazeas coincide con el tribunal en que según la ley alemana no se cumplen los requisitos para entregar a Puigdemont por rebelión, pero tampoco por perturbación del orden público.
La del martes pasado fue la segunda resolución preliminar del tribunal de Schleswig-Holstein, que debe aún emitir su resolución final a la vista de la solicitud de la Fiscalía. Serán los tres mismos jueces que han emitido su juicio en las dos anteriores ocasiones, los que decidirán ahora si entregan a Puigdemont a España y porqué delitos.
"Cuando tengamos la petición de la Fiscalía, pediremos a los abogados de Puigdemont que aporten sus documentos y su expliquen su posición. Para eso, hay que concederles un plazo razonable, tal vez en torno a dos semanas", explica por teléfono la jueza Christine von Milczewski, portavoz del tribunal superior de Schleswig Holstein. "Existe también la posibilidad de que después haya una audiencia", añade. "El tiempo que tardemos en emitir una decisión final dependerá en parte del volumen de la petición que presente la fiscalía", aclara Von Milczewski.
Sobre la decisión final no existe la posibilidad de recurrir. "No cabe un posible recurso contra la decisión de la corte", explica Hoffelner desde la Fiscalía. "Si España decide acudir a la Corte Europea de Justicia si no están de acuerdo con la decisión o si el procesado decide apelar al constitucional no es algo que competa a la Fiscalía". Se refiere Hoffelner a la posibilidad de que si el tribunal de Schleswig-Holstein opta por la entrega, el expresidente podría acudir al Constitucional alemán, lo que demoraría aún más el complejo periplo jurídico de Puigdemont en Alemania.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

Amazon

Globedia