siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

La movilización de las mujeres por la igualdad real desborda el 8-M

La huelga feminista prevista durante el día se cerrará con más de 300 manifestaciones y concentraciones en más de 200 localidades.

Cuatro estudiantes universitarias a favor de la huelga. rn rn

Cuatro estudiantes universitarias a favor de la huelga. INMA FLORES
Las mujeres de España están llamadas a hacer historia este jueves en una huelga inédita. Con el lema Si nosotras paramos, se para el mundo, saldrán a las calles a exigir igualdad real entre hombres y mujeres en las manifestaciones y concentraciones convocadas en todo el país. No es un paro laboral al uso: la protesta se extiende al ámbito de los cuidados, de los que se ocupan en gran medida las mujeres, al consumo y al entorno estudiantil. Hay movilizaciones en 170 países convocadas por el Día Internacional de la Mujer, pero España es el único con una huelga general avalada por los sindicatos.
Un fin de semana de mediados de enero, unas 400 mujeres de colectivos feministas de todo el país se encerraron en un centro social autogestionado de Zaragoza para ponerse de acuerdo para convocar una huelga feminista este 8 de marzo. El llamamiento de la conocida como Comisión 8M ha desbordado todas las previsiones. Es posible que no todas las mujeres hagan huelga este jueves, pero es muy probable que muchos sectores queden tocados. Como avanzó este martes la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS, el 82% de los españoles cree que hay motivos para la huelga.

EL PAPEL DE LOS HOMBRES EN LA HUELGA

Las organizaciones feministas han llamado a parar solo a las mujeres porque consideran que este 8 de marzo se trata de visibilizar a la mujer y cómo afecta su ausencia. Los hombres son bienvenidos si quieren sumarse, aclararon, pero como apoyo. Legalmente, sin embargo, una convocatoria no se puede dirigir a un solo género y los sindicatos sí les han incluido.
Las mujeres exigen que la igualdad entre hombres y mujeres que está plasmada en la legislación sea real y efectiva. “No podemos seguir conformándonos con un nivel de igualdad formal y queremos una transformación estructural”, señala Marisa Soleto, directora de la Fundación Mujeres. A pesar de la ley, “hemos mantenido los funcionamientos sociales que apartan a las mujeres del disfrute de sus derechos y que originan un primer daño en forma de discriminación”, añade.
La desigualdad laboral más conocida es la brecha salarial que, según la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), se traduce en que las mujeres ganan un 13% menos que los hombres en tareas similares. Más allá de esa diferencia, las mujeres tienen más dificultades para acceder al mercado laboral (son el 58,2% de la población inactiva y tienen una tasa de paro del 51,7%) y cuando lo consiguen, llegan en peores condiciones y con contratos más precarios. Ellas concentran el 73,9% de los contratos a jornada parcial y el 67% de los que además de trabajar a media jornada, tienen puestos temporales, según el INE. Sectores muy feminizados, como el de las empleadas domésticas, son además los más precarios y funcionan a menudo dentro de la economía informal, sin derechos ni la perspectiva de una jubilación.

120 MANIFESTACIONES PARA PARALIZAR EL PAÍS

· Las convocantes. La Comisión 8M agrupa a colectivos feministas de todo el país que el pasado 14 de enero acordaron llamar a una huelga de 24 horas a las mujeres. Los hombres no están llamados a parar, pero son bienvenidos como apoyo, según la Comisión.
· Las movilizaciones.  Hay previstas 120 manifestaciones, 182 concentraciones y 139 acciones en más de 200 localidades españolas, según los datos que tienen las convocantes y que se actualizan constantemente. La jornada comenzó la pasada medianoche con caceroladas.
· Las marchas.  Las principales manifestaciones están previstas por la tarde: Madrid (de Atocha a plaza de España, 19.00); Barcelona (de paseo de Gracia a plaza de Cataluña, 18.30); Bilbao (de Esusen Bihotza a Sagrado Corazón 20.00); Valencia (Parterre, 18.30); Sevilla (Plaza Nueva, 19.30); Granada (Gran Vía, 18.00); Pamplona (plaza del Castillo, 20.00); Cádiz (plaza de San Juan de Dios, 19.00).
· Lema. Las manifestaciones salen con el siguiente mensaje: “Si las mujeres paramos, se para el mundo”. En algunas pancartas se leerá: “Paramos para cambiarlo todo”.
· Piquetes feministas. No son los clásicos piquetes sindicales, sino paseos y pasacalles. Estarán informando entre las 8.00 y las 11.30 sobre la discriminación que sufre la mujer y la violencia de género, en lugares como centros de día para mayores y escuelas infantiles.
· Manifiesto. A las doce de la mañana habrá concentraciones frente a Ayuntamientos, casas del pueblo y juntas municipales en barrios para leer el manifiesto de la huelga.
· Comidas populares. Si no llueve, se organizarán comidas populares en varios puntos de las principales ciudades. En Madrid, de donde partirá la marcha que se espera más multitudinaria, la comida principal será en la Cuesta de Moyano.
· Puntos de cuidados.  Las principales ciudades se han organizado lugares, como asociaciones de la sociedad civil, donde las convocantes, piquetes y manifestantes pueden descansar y donde se ofrecerán cuidados para niños y mayores. Los llevarán hombres que apoyan la huelga.
· Servicios mínimos. Se han decretado servicios mínimos en sectores esenciales, para la mayoría de los cuales no ha habido acuerdo entre Gobierno y sindicatos. En educación deberán estar en los centros públicos y concertados, el director, el jefe de estudios y el ordenanza. En educación especial, el personal suficiente para garantizar la atención y permanencia de los alumnos en perfectas condiciones, según UGT. Respecto a sanidad, en la privada y en servicios de dependencia y trabajo a domicilio, el mínimo es el equivalente a un día festivo o domingo. En la pública, se revisa por comunidades autónomas. En Andalucía ha habido acuerdo y en otras, como Madrid, se ha establecido por decreto. Fomento ha establecido servicios mínimos de entre el 50-75% en trenes de cercanías, 65% para media distancia y 72% para AVE y larga distancia. Para el transporte aéreo, se quedan en el 100% del servicio entre islas, entre el 36% y el 65% en Península y 56% al extranjero.
La raíz de esta desigualdad laboral está en “la división sexual del trabajo”. “Es decir, de que nosotras nos encarguemos de manera prioritaria todavía de los cuidados y del trabajo doméstico no remunerado”, señala Lina Gálvez, catedrática de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Las mujeres dedican al trabajo no remunerado, que suele ser el de los cuidados y las tareas domésticas, casi el doble de horas semanales que los hombres (25,2 horas frente a 13,9). El 93,3% de las excedencias para el cuidado de los hijos se las toman las mujeres, igual que el 97,9% de la parte transferible de las bajas por el nacimiento de hijos.
Hasta en el consumo, se nota el género. Por eso la huelga también pide a las mujeres no comprar ese día, sobre todo, artículos cuyo precio, solo por estar dirigido al público femenino, es mayor. En el ámbito estudiantil otro dato demuestra la discriminación de la mujer: solo cinco de los 50 rectores de las universidades públicas españolas son mujeres, y la última de la lista ha sido nombrada esta semana. Todas respaldarán la huelga, igual que colectivos de maestras, profesoras y alumnas.
La llamada a la huelga se ha extendido como una bola de nieve, describe María Álvarez, miembro de la Comisión 8M. “Había una necesidad y hemos conectado con ella, y se amplía cada día”, explica. “Las mujeres estamos cansadas: tenemos doble jornada de trabajo, no tenemos los mismos salarios ni condiciones, y todo ese trabajo de cuidados recae sobre nosotras”, dice Álvarez. En su opinión, ese hartazgo común es lo que mueve a las mujeres que han conocido la huelga a través de redes sociales y medios de comunicación.

Llamada de atención

Colectivos profesionales como periodistas, académicas, científicas, sanitarias, trabajadoras de ONG, camareras de piso, mujeres del sector editorial y la cultura, deportistas, profesoras, maestras, abogadas y juristas han sacado manifiestos con sus reivindicaciones que se han firmado masivamente. “Es una llamada para que se tome en cuenta todo el talento y la cualificación que tienen, como contrapeso a las lealtades invisibles que se usan en organizaciones para elegir puestos de responsabilidad”, opina Soledad Murillo. La que fue secretaria de Estado entre 2004 y 2008, cuando se aprobó la Ley de Igualdad, denuncia que no hay voluntad política para lograr esa equidad real entre géneros. Que se hayan dejado de ejecutar 44 millones de euros para la ayuda a la dependencia es desde su punto de vista “una absoluta negligencia por parte del Gobierno”.
Los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, han convocado paros de dos horas por jornada laboral, pero la convocatoria de 24 horas queda cubierta por otros minoritarios como CGT o CNT. CSIF, el sindicato mayoritario de funcionarios de la Administración central, no ha respaldado la convocatoria.
El éxito de los paros no se podrá medir como en una huelga general tradicional. “No sentimos esto como cosa de un día, sino como un proceso”, aclara Ruth Caravantes Vidriales, también de la Comisión 8M, que considera que la movilización ya ha sido un éxito. El objetivo a partir del 9 de marzo es mucho más ambicioso: lograr el cambio de mentalidad que conduzca a la igualdad. Pero la de verdad. “No vamos a parar. Este proceso nos hace sentir fuertes y nos refuerza la idea de que el camino es movilizarse”, dice María Álvarez.

MONSERRAT: “EL FEMINISMO ES UNA ETIQUETA”

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, aseguró ayer que ser feminista le parece “una etiqueta”. Montserrat explicó que hoy hará “lo de siempre: trabajar y conciliar”. “Las etiquetas no me gustan, me defino como una mujer que defiendo los 365 días al año la igualdad real y efectiva”, aseguró en una entrevista en la cadena SER.
La ministra “no” cree que Tejerina y Cifuentes se equivocasen con sus declaraciones sobre hacer una huelga a la japonesa (que supone trabajar más horas de las habituales), sino que referían a que trabajar por la igualdad se hace “las 24 horas y 365 días al año”.
“No me reconozco en la afirmación de la huelga a la japonesa”, aseguró por su parte el martes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desautorizando a las dos mandatarias de su partido.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Amazon

Globedia