siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Una veintena de encapuchados asalta el hospital de La Línea para llevarse a un narco detenido

La policía arresta a uno de ellos y mantiene un operativo de búsqueda para los huidos


ervicios de urgencias del hospital de La Linea de la Concepción. En vídeo, declaraciones del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. MARCOS MORENO / VÍDEO: ATLAS
Debía ser una tarde más en las urgencias del hospital de La Línea de la Concepción (Cádiz), hasta que la fuga de un presunto narcotraficante detenido y herido desató el caos. Al menos 20 encapuchados irrumpieron en el centro y se llevaron por la fuerza, entre forcejeos y agresiones, al custodiado sin que los dos policías que lo vigilaban pudiesen hacer nada para evitarlo y ante la mirada estupefacta de los presentes. Los hechos se produjeron en la tarde de este martes y, aunque los agentes pudieron detener a uno de los asaltantes, continúa la búsqueda de todos los huidos.


Los dos agentes trasladaron al narco al hospital después de que éste resultase herido durante una persecución en la que le detuvieron, según confirman fuentes de la Policía Nacional. El arresto se produjo a primera hora de la tarde, cuando una patrulla de seguridad ciudadana de la policía se percató de la presencia de S.C.D., un sujeto perteneciente al clan delictivo de Los Castañitas. Era conocido por las fuerzas de seguridad ya que sobre el que pesaba una orden de requerimiento policial. Tras protagonizar un intento de huida en moto, el sospechoso se cayó del vehículo en la zona de El Zabal, uno de los puntos de actividad del narcotráfico en la localidad.
Tras detenerle, los dos policías decidieron trasladarle al hospital para que recibiese atención sanitaria, dadas las heridas que tenía en la cara y una pierna. Los tres llegaron al centro sanitario en torno a las 15.30. Allí, el detenido y los agentes pasaron a la sala de espera, junto al resto de pacientes, mientras el herido aguardaba la atención de los médicos. Con una actitud hostil contra los agentes, el narcotraficante pasó a la sala de curas para tratarle las heridas.

Mientras esto sucedía en el interior del hospital, a la puerta de urgencias comenzaron a llegar varios todoterrenos. Del interior, se bajaron en torno a una veintena de personas encapuchadas que entraron por la fuerza en las instalaciones. A empujones y con evidente agresividad, se abrieron paso hasta llegar al detenido con la intención de llevárselo. Los dos agentes poco pudieron hacer para evitar la huida, pese a que intentaron forcejar con los asaltantes, siempre según relatan las fuentes policiales.
Los policías detuvieron a uno de los supuestos colaboradores del narco, pero el resto de los encapuchados y el detenido huyeron en los todoterrenos con los que llegaron al hospital. Pese al empleo de la fuerza, el suceso se saldó sin heridos ni daños materiales en el hospital, aunque con “los lógicos nervios” de los presentes en el momento de los hechos, como reconocen fuentes cercanas al centro. Poco después, la policía activó un intenso operativo de búsqueda para dar caza a todos los fugitivos con distintos controles de patrullas en las salidas de la localidad. “Se está analizando el dispositivo especial y las cámaras para identificar al resto”, ha asegurado el ministro de Interior Juan Antonio Zoido, en declaraciones a los medios en el Congreso de los Diputados.
El ministro ha negado que existan carencias en los dispositivos de seguridad contra la lucha del narcotráfico en la zona. No opinan igual sindicatos y partidos políticos. Tanto Izquierda Unida como PSOE y Ciudadanos han solicitado la comparecencia de Zoido en el Congreso para dar explicaciones por lo ocurrido. El sindicato Unión Federal de la Policía (UFP) ha denunciado “la falta de personal y escasez de medios en esas dependencias", en una ciudad con más de 60.000 habitantes "con elevados índices de delincuencia”.
La organización ha cursado en 2017 hasta 68 peticiones de medios y personal y otras siete en 2018. El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) han subrayado también la necesidad de crear una Unidad de Prevención y Reacción (UPR) propia para La Línea, otro de GRECO (Grupos de Respuesta Especial para el Crimen Organizado), medios de defensa “para los agentes que ponen en peligro sus vidas diariamente”, vehículos 4x4 y la creación de un Juzgado especializado para narcotráfico.
“Desde hace tiempo contemplamos cómo los narcotraficantes pierden el respeto”, reconocen desde la la federación de asociaciones antidroga Nexos. Tanto esta entidad, como otros movimientos y sindicatos llevan tiempo denunciando la aparente impunidad de la que hacen gala las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico. Es el caso de bandas que, al verse sorprendidas alijando droga en la playa no dudan en solicitar la ayuda de estrechos colaboradores para apedrear a los agentes. O persecuciones en las que los narcos, lejos de huir, aguardan con un tercer vehículo que embiste a las patrullas.
El punto de inflexión se vivió el pasado 8 de junio de 2017, cuando un traficante de tabaco, a bordo de una moto, provocó al accidente en el que murió a un policía local de La Línea en las inmediaciones de la frontera con Gibraltar. Eso hizo que se reforzara puntualmente la seguridad en el Campo de Gibraltar con el envío de agentes, sin embargo, los sindicatos siguen reclamando la necesidad de aumentar el número de efectivos. Desde UFP, estiman tras el suceso de ayer que son necesarios unos 23 policías para cubrir de forma eficaz la seguridad ciudadana, y unos 46 para cubrir las necesidades en frontera”. La Subdelegación del Gobierno en Cádiz se reunirá hoy en una mesa técnica de seguridad para analizar la situación acontecida.


Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

Amazon

Globedia