siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Más de 50.000 empleos con los coches ‘made in Spain’

Las marcas negocian dentro y fuera de las fábricas para adjudicarse y mantener los modelos de las 13 plantas de producción de vehículos de España



La producción española de vehículos cerró 2017 con 2.848.335 unidades, un 1,5% menos que en 2016. Sin embargo, los fabricantes son optimistas y negocian convenios con los sindicatos para asegurarse la adjudicación de nuevos modelos y mantener los actuales. Las 13 fábricas de coches en España emplean a unas 52.651 personas y por cada uno de estos puestos se calcula que se crean "cuatro o cinco" indirectos. En la UE hay unas 230 plantas que compiten por asignarse los vehículos. Anfac, la patronal de los fabricantes, explica que "retener un modelo significa mantener el empleo", pero que ser competitivos no solo debe pasar por rebajar los salarios.

Producción en España

PSA. Cuenta con fábricas en Madrid, Zaragoza y Vigo. Esta última es su mayor planta con 434.850 vehículos fabricados en 2017 y donde emplean a 5.500 personas. Sin embargo, tiene asignado en 2018 el lanzamiento del proyecto denominado K9, que sustituye la producción de Berlingo y Partner.
En Figueruelas (Zaragoza), tras llegar a un preacuerdo de convenio entre los sindicatos y la empresa para cinco años, se da por hecho que la fábrica producirá el nuevo Opel Corsa, aunque aún no se ha anunciado oficialmente. En 2017, de 382.425 coches, 196.424 fueron Corsas. La planta, que emplea a 5.389 personas buscaba ser más competitiva reduciendo costes laborales, con la congelación de los salarios en 2018 y un aumento del 50% del IPC en 2019 y 2020 y del 60% en 2021 y 2022. En Figueruelas también fabrican el Citroën C3 Aircross, Opel Meriva, Opel Crossland X y Opel Mokka.
En Madrid fabrican el C4 Cactus (59.397 unidades) con 950 trabajadores. Esta planta, como la de Vigo, tiene unos costes laborales un 17,2% por debajo de la de Zaragoza, lo que la convierte en más competitiva y se le asignará un nuevo modelo a partir del año 2020 que "asegurará la continuidad de la fábrica durante la próxima década".
Seat-Audi. Las marcas, pertenecientes al grupo Volkswagen, tienen su fábrica en Martorell (Barcelona) con una producción de 455.470 vehículos de los modelos León, Ibiza, Arona y Audi Q3. Este último será reemplazado por el Audi A1, al fabricarse sobre la misma plataforma industrial —llamada MQB— del Ibiza, el Arona y los dos modelos de Volkswagen, lo que mejora la rentabilidad al compartir proveedores y componentes.
La planta de Martorell emplea a unas 8.000 personas y 265 han pasado de temporales a indefinidas en 2018 por "las perspectivas de producción". Desde Seat explican que su competitividad se debe a que tienen un "convenio colectivo muy flexible". Entre otros, tienen una bolsa de horas, que permite trabajar más cuando hay más producción y descontar el tiempo cuendo hay menos trabajo. En cuanto al sueldo, la última congelación fue en 2009 y desde entonces "ha subido como mínimo al nivel del IPC". El último convenio se firmó en 2016 hasta 2020 y se introdujo una paga de beneficios que "vincula el éxito de la empresa a los trabajadores".
Ford. La cadena automovilística fabricó 417.000 coches en 2017 en Almussafes (Valencia), donde tiene seis modelos adjudicados y 7.791 empleados. Estos aceptaron a finales de enero el principio de acuerdo sobre el plan de competitividad con el que, explican desde Ford, "aseguran la estabilidad de la planta los próximos años". El plan incluye un aumento salarial para la plantilla del 2,5% en 2019, del 1,5% en 2020 y un aumento relacionado con IPC más un 0,5% en 2021.
Renault. El grupo tiene plantas en Palencia y Valladolid. En esta última fabrica los modelos Twizy y Renault Captur (250.000 unidades en 2017). Para esta producción cuenta con 3.900 personas. En Palencia, donde fabricó el año pasado 293.000 vehículos y emplea a 3.200 personas, produce el Megane IV y el Kajdar. Renault ha firmado un plan industrial hasta 2020 que garantiza carga de trabajo y 2.000 empleos fijos adicionales en el grupo, además de la producción de un nuevo vehículo en Valladolid en 2019.
En el plan con los sindicatos acordaron un incremento del salario del 0,50% en 2017 y del 1% en 2018, 2019 y 2020, con una cláusula de revisión salarial por la que se abonaría una paga única, no consolidable, equivalente a la diferencia entre el 2% y el IPC real. Además, tienen medidas de flexibilidad como la posibilidad de poner en marcha un turno para la producción los fines de semana y festivos.
Mercedes. En su planta de Vitoria, donde emplean a 5.000 personas, fabrican el Vito y el Clase V, ambos adjudicados hasta 2024. En 2017, produjeron 150.250 unidades. "Se adjudicaron por nuestro conocimiento en furgonetas y monovolúmenes y la flexibilidad pactada en el último convenio que permite hacer frente a las variaciones del mercado", afirman fuentes de Mercedes. La empresa tiene previsto sacar su versión eléctrica en 2018, aunque no concretan si aumentará la plantilla.
Volkswagen. La marca alemana tifabrica el Polo en Navarra, desde 1983, con una media de 1.386 coches diarios. A finales de 2018 comenzarán la producción de un vehículo adicional. "Es muy buena noticia para el empleo y da estabilidad al no depender de un único coche, asegura la vida de la planta 10 ó 15 años", comentan fuentes de la empresa.
Volkswagen explica que a partir del 2019 subirá la producción media —esperan llegar a los 350.000 vehículos—, y el empleo. En la actualidad cuentan con 4.893 trabajadores y calculan un incremento cercano al 10% de la plantilla. Para conseguir la nueva adjudicación presentaron junto a los sindicatos una propuesta de competitividad a la matriz. Entre las medidas esta la subida salarial para 2018 del 50% del IPC y el incremento en un día el calendario laboral, hasta los 216, a cambio de que la empresa contratara entre 300 y 500 personas más.
Nissan. La marca tiene fábricas en Barcelona y Ávila. En la primera producen el Navara, el Alaskian y la furgoneta NV 200 (y el modelo eléctrico) y dejan de fabricar el Pulsar. Nissan tiene 4.200 empleados en Barcelona y 480 en Ávila. En esta fábrica producen el NT 400 y se plantearon el cierre. Tras unas duras negociaciones en las que los trabajadores perdieron hasta un 30% de su salario, decidieron reconvertirla para producir piezas a partir de 2019. Desde la empresa aseguran que "en ningún caso esta transformación va a afectar a los puestos de trabajo".
Iveco. La marca está especializada en la producción de camiones. Así, cuenta con dos fábricas en las que divide sus vehículos ligeros y pesados. En Valladolid, produce los modelos Daily y Daily camión ligero y tiene 948 puestos de trabajo. En la capital española fabrica los vehículos pesados Stralis y Trakker con una plantilla de 2.400 personas.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Amazon

Amazon

Globedia