siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias

Amazon

Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Propellers

Propellerads

España regatea a los favoritos y cae en un grupo con Portugal, Marruecos e Irán

La selección de Lopetegui debutará en el torneo el 15 de junio en Sochi ante la campeona de Europa



Putin y Maradona posan con Pelé en Moscú. Al fondo a la izquierda, el alemán Matthäus.



Ni grupos de la muerte, ni siquiera de breve pesadilla. El sorteo del Mundial de Rusia del próximo verano dejó vía libre a todos los favoritos en la fase inicial. En el caso español, un grupo vecinal, con Portugal y Marruecos, además de Irán. La Roja debutará el viernes 15 de junio —al día siguiente del partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí—, frente a Cristiano Ronaldo y los actuales campeones de Europa. El miércoles 20 se medirá al conjunto iraní que dirige el exmadridista Carlos Queiroz y cerrará la primera estación contra el combinado marroquí. España, que se acuartelará en Krasnodar, al sur de Rusia, recorrerá 9.400 kilómetros en sus tres primeros retos, que se disputarán siempre a las 20.00 (retransmitidos por Mediaset), en Sochi, Kazán y Kaliningrado.
                             La selección española celebra un gol
La selección resultó afortunada hasta en los desplazamientos. Krasnodar no es sede mundialista y la más cercana es precisamente Sochi, a unos 280 kilómetros. Julen Lopetegui, técnico español, no se sintió tan aliviado: “El grupo va a ser muy duro... Portugal no solo tiene a Cristiano, tiene jugadores de primer nivel en todas las posiciones. Marruecos ha eliminado a Costa de Marfil, una de las selecciones africanas más potentes, e Irán lleva años brillando en Asia”.
Si no hay batacazos inopinados, el duelo con los lusos marcará el tránsito de la Roja. En caso de liderar su grupo, el equipo de Lopetegui se cruzaría, previsiblemente, con Rusia o Uruguay. De imponerse la lógica, con un primer puesto en la ronda inicial, España eludiría hasta una hipotética final a Brasil y Francia, dando por hecho que ambas encabecen sus grupos. Alemania y Argentina serían los principales obstáculos a partir de cuartos.
Los españoles jamás se han cruzado con Irán y Marruecos. Y, en citas mundiales, solo hay un precedente con Portugal. El 29 de junio de 2010, en Ciudad el Cabo, un gol de Villa a la hora de partido doblegó a la resistente selección que ya entonces guiaba CR. Se da la circunstancia de que Carlos Queiroz, hoy en el banquillo de Irán, era el seleccionador portugués en aquellos octavos de final en suelo sudafricano. Para Cristiano, un doble reto: jamás ha marcado frente a España y llegará a Rusia con 33 años, en el que es muy probable que sea su último campeonato del mundo.
Con Fernando Santos al frente, Portugal no ha tenido una fase de clasificación sencilla. Suiza le complicó la vida. Santos mantiene el bloque con el que los lusos hicieron el primer bingo de su historia, en Francia 2016. Toda una liberación para el fútbol portugués, que llegará a Rusia 2018 sin sobrecargas.
“De España me asusta todo, la calidad, el ritmo”, sostuvo Carlos Queiroz, consciente de que los bombos le habían deparado una ruta muy especial: contra su país y frente a la España en la que se vinculó al Real Madrid. Irán, que acude a su quinto Mundial, el segundo de forma consecutiva, hace tiempo que tiene pujanza en el fútbol asiático. Con Carlos Queiroz, preparador desde 2011, basa su éxito en la defensa y durante su clasificación solo ha encajado dos tantos (ante Siria) en diez partidos.
Veinte años después, Marruecos regresará a un Mundial. Lo ha hecho con la pizarra del francés Hervè Renard, un modestísimo exjugador —solo disputó un partido en la primera gala— que se ha pulido como técnico en África, donde también ha liderado a Zambia y Angola. Achraf, del Madrid, y Amrabat, del Leganés, son dos de sus principales futbolistas. Curiosamente, Munir, del Alavés, podría protagonizar un caso paradójico. El chico jugó un partido con la Roja, pero está a la espera de que la FIFA le conceda el visado para alistarse ahora con Marruecos.
Al margen del grupo de España, la ruleta no deparó ningún duelo singular. Sin Italia, hasta se cuadró un grupo sin un campeón del mundo, el que encabezó Polonia junto a Senegal, Colombia y Japón. Descontado el duelo ibérico España-Portugal, el cruce europeo con más hueso será el Bélgica-Inglaterra, dos equipos con vuelo emparejados con Panamá y Túnez. Tampoco se vislumbran problemas para Francia frente a tres repescados (Australia, Perú y Dinamarca). Alemania y Brasil, los principales candidatos al título según las casas de apuestas, también tendrán, en principio, un paso sin agobios por la fase inicial. Más dudas despierta la Argentina de Messi, tan angustiada en los últimos tiempos ante cualquier rival, fuera de la graduación que fuera. La brava Islandia, la talentosa Croacia y la imprevisible Nigeria aguardan a La Pulga y sus camaradas.
El Mundial arrancará el 14 de junio, pero visto el sorteo, por más que la ilógica se imponga en tantas ocasiones, el Mundial fetén llegará con los cruces. Es lo que tienen los sorteos con tantas contraindicaciones.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Productos en oferta

Hitleap

Get Website Traffic

ADS