siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias

Amazon

Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Trump se desdice y ahora respalda a los servicios de inteligencia sobre Rusia

"Estoy con nuestras agencias", ha afirmado en Vietnam, horas después de dar crédito a la negativa de intromisión de Vladimir Putin


Trump en el palacio presidencial de Hanoi, Vietnam.

Cambio de tercio. Un día después de proporcionar una sonora bofetada a sus servicios secretos al dar crédito al presidente ruso, Vladímir Putin, que niega haber interferido en la campaña electoral de EE. UU. el año pasado, Donald Trump ha corregido el tiro y ha expresado ahora su fe en la versión de sus agencias de inteligencia.
“Si creo o no creo, estoy con nuestras agencias… Creo lo que dicen las agencias de inteligencia”, sostuvo el inquilino de la Casa Blanca al ser preguntado al respecto en una rueda de prensa junto al presidente vietnamita, Tran Dai Quang, con quien se reunió este domingo en Hanói en la quinta etapa de su gira por Asia. En enero pasado, en un excepcional informe conjunto, la CIA, el FBI y la NSA sostuvieron que Putin ordenó una gigantesca operación de intoxicación y propaganda para evitar la victoria de la candidata demócrata, Hillary Clinton.
No obstante, se reafirmó en su opinión de que “es muy obvio que él (Putin) siente de verdad que no se inmiscuyó”. “Lo que él cree es lo que él cree”
Y, con independencia de lo que haya ocurrido -vino a decir-, no merece la pena enzarzarse en una discusión. Lo que de verdad hace falta es mantener una buena relación con Rusia, pues “tenemos que colaborar con ellos para hacer frente a situaciones como la de Siria, Corea del Norte o el terrorismo”. “Llevarse bien (con Moscú) es algo bueno, no es algo malo”.
Trump y Putin conversaron informalmente en un par de ocasiones durante la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), clausurada este sábado en Da Nang (Vietnam). Las charlas se centraron principalmente en torno a Siria -ambos países emitieron un comunicado conjunto sobre el país árabe-, aunque también salió a relucir la trama rusa. “Me dijo que no había interferido. Le pregunté otra vez. Me respondió que en absoluto. Él no hizo lo que dicen que hizo. Cada vez que me ve, me dice ‘yo no lo hice’ y yo realmente creo que lo dice de veras”, había dicho el presidente de EE. UU. en unas breves declaraciones a la prensa que le acompaña, mientras se trasladaba de Da Nang a Hanói.
Putin también reiteró a su vez, en declaraciones a los medios rusos, su versión: “Me he pronunciado muchas veces sobre esta cuestión. Considero que todo lo que está relacionado con el así llamado dossier ruso en EE. UU. es la manifestación de las continuas luchas internas en ese país. No sé nada de eso, absolutamente nada. Es charlatanería”.
Ambos presidentes volverán a coincidir en la cumbre del Este de Asia que se celebra esta semana entrante en Manila.
Aunque el crédito a Putin, por encima de la versión de los servicios de inteligencia de EE. UU., no es algo nuevo, las palabras de Trump volvieron a causar un fuerte revuelo en Estados Unidos. En un comunicado, el exdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) James Clapper declaró que “el presidente recibió pruebas claras e indisputables de que Rusia interfirió en las elecciones. Sus propios directores de la CIA y de la Inteligencia Nacional han confirmado los hallazgos en el informe de la comunidad de inteligencia. El hecho de que crea en la palabra de Putin por encima de la comunidad de la inteligencia es antiético”.
La trama rusa ha seguido como una sombra a Trump -el principal beneficiario de la injerencia- durante su gira de doce días por Asia, la primera de su mandato. Dos días antes de que emprendiera viaje, la investigación que encabeza el exdirector del FBI Robert Mueller dio como resultado la imputación de Paul Manafort, antiguo jefe de la campaña electoral del entonces magnate de la construcción, por delitos fiscales y fraude. Por los mismos cargos está acusado también el socio de este, Rick Gates, mientras que el asesor George Papadopoulos lo está por haber mentido sobre sus relaciones con Rusia.
Mueller también tiene en su punto de mira al teniente general Michael Flynn, primer consejero de Seguridad Nacional de Trump y que se vio obligado a dimitir a las pocas semanas en el cargo por haber metido sobre sus contactos con funcionarios rusos. Flynn, que llegó a compartir mesa y mantel con el propio Putin, ha visto sumar a la lista de sospechas contra él las acusaciones de que negociaba con funcionarios turcos sobre la posible entrega a Ankara del predicador Fethullah Gülen, refugiado en EE. UU. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusa a Gülen de estar detrás del intento de golpe de Estado abortado en su país en 2016.
En sus reuniones con las autoridades vietnamitas, Trump también se ha propuesto como mediador en la disputa territorial en aguas del mar del sur de China que enfrenta a Pekín y otros cinco países. “Si puedo ayudar mediando o arbitrando, dígamelo… Soy muy buen mediador”, afirmó el presidente estadounidense. En la rueda de prensa, no obstante, Quang esquivó aceptar la oferta.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Productos en oferta

Hitleap

Get Website Traffic

ADS