siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias

Amazon

Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Propellers

Propellerads

Narcos gallegos de la coca se pasan a la heroína

Los expertos confirman la escalada de este tráfico en la península y sitúan a las Rías Baixas como principal eje de distribución


Heroína incautada por la Guardia Civil en Galicia.

La incautación en Pontevedra de los dos mayores alijos de heroína interceptados en Europa en poco más de un año coloca a esta provincia, según los expertos, en el principal eje de distribución de este estupefaciente para España y Portugal. Un mercado en alza al que se han incorporado como nuevos socios narcos gallegos de la cocaína ante el repunte que ha experimentado este tráfico históricamente controlado por mafias del este de Europa y cuyo principal proveedor sigue siendo Afganistán, según afirmaron fuentes de la lucha contra el narcotráfico.
El interés de estas redes por expandir su negocio ha invitado al pluriempleo a traficantes gallegos hasta ahora especializados en el trasporte de cargamentos de cocaína desde Sudamérica en barcos y contenedores. Un salto cualitativo en la estructura de estas herméticas organizaciones que han ampliado sus expectativas ante una mayor demanda del consumo de heroína en algunos países europeos, aunque sus índices estén todavía muy lejos de alcanzar los registrados en Norteamérica donde ya se considera un problema de emergencia nacional y de salud pública.
Los grupos gallegos están preparados y dispuestos a asumir la distribución de heroína, porque es más lucrativo y menos arriesgado
“Las organizaciones búlgaras y albanesas se han aliado con traficantes gallegos de la cocaína por su experiencia y capacidad para la distribución de estupefacientes en España, además de sus contactos en Portugal”, afirma José Abreu, jefe del grupo segundo de la UDYCO de la policía que logró la incautación del último alijo de 65 kilos de heroína en la localidad pontevedresa de Caldas de Reis.
Los expertos consultados no han ocultado su preocupación por la reciente escalada de este tráfico en las Rías Baixas que ha dado un vuelco a las estadísticas al registrarse un número de aprehensiones de heroína superior incluso a las de cocaína en la provincia de Pontevedra. Una nueva dimensión que exigirá cambios en la estrategia policial contra el crimen organizado y potenciar el número de efectivos antidroga. Una oferta de heroína que en términos de consumo todavía es pronto para evaluar, aunque todo apunta a un cambio de tendencia en casi todo el territorio nacional. “Son cantidades importantísimas pero socialmente no parece tener el mismo rechazo que tuvo este consumo hace tres décadas, quizá porque ahora esta droga ya no se inyecta con jeringuillas, se inhala, pero el daño es igual de destructivo”, asegura Abreu.

Una organización búlgara

El grupo de traficantes que intervino en esta operación fue detectado cuando pretendía introducir un alijo de entre una a dos toneladas de cocaína hace un año, una operación para la que ya habían adelantado dinero pero finalmente se frustró al ser estafados por el cartel proveedor que no cumplió su parte del negocio, y se quedó con el dinero.
Mientras los transportistas gallegos arreglaban sus diferencias con los traficantes colombianos que operaban desde los distritos de Cali o Barranquilla, una organización búlgara contactó con el cabecilla del grupo, Juan Jesús Ventoso Padín, alias Juancho, un histórico narco de Vilanova de Arousa, con un largo historial en el tráfico de cocaína, para encargarse de la logística y ocultación de un alijo de heroína en Pontevedra. El plan de la red búlgara era distribuir la droga desde Galicia.
“Aunque hablamos de una nueva dimensión del narcotráfico y del crimen organizado, los grupos gallegos están preparados y dispuestos a asumir la distribución de heroína, porque es más lucrativo y menos arriesgado. Cambiaron la tendencia en el pasado cuando dejaron el contrabando de tabaco por el hachís y luego por la cocaína. Ahora intentan dar otro salto con la heroína”, explica el jefe policial.
Con las comunicaciones intervenidas, la policía pudo controlar los movimientos de los gallegos hasta el traslado de la droga en un camión tráiler de matrícula búlgara a una nave industrial donde se almacenaba chatarra en la pequeña localidad pontevedresa de Caldas de Reis. El camión transportó hasta Madrid una carga legal, probablemente de cacao, y continuó hasta Galicia custodiado en todo momento por tres ciudadanos búlgaros encargados de vigilar desde un coche que el alijo llegara al punto de Galicia convenido.
La llegada de la heroína precipitó un arriesgado asalto al galpón por parte de cuatro de los agentes del equipo encargado del seguimiento de las comunicaciones y movimientos de los traficantes. Mientras pedían refuerzos a la comisaría de Pontevedra, a las 5,30 de la madrugada del 17 agosto decidieron entrar en la nave, que estaba a oscuras, donde sorprendieron a dos gallegos y dos búlgaros en plena faena. Con la luz del interior del tráiler los traficantes ya habían sacado la droga para meterla en una furgoneta y trataban de cerrar el habitáculo del camión donde viajó oculta la heroína.
Luego, a pocos kilómetros del lugar, cerca de un hotel situado a las afueras de Caldas, otros agentes detenían a Ventoso Padín en compañía de su socio portugués, afincado en Vilagarcía de Arousa, y a los otros tres búlgaros de la organización que custodiaron el tráiler hasta Pontevedra.

Madrid, destino del alijo

La investigación ha confirmado que un 60% del alijo tenía como destino la capital de España y el resto iba a ser recepcionado en Portugal, lo que confirma a las Rías Baixas como el lugar estratégico de las mafias del Este de Europa para la distribución de heroína, ya que el tráiler búlgaro hizo su primera escala en la provincia de Madrid de camino a Galicia.
Esta partida hubiera alcanzado los 10 millones de euros en el mercado negro una vez transformada en más de un millón de dosis. A la espera de los análisis de la droga por parte de Sanidad, los primeros reactivos empleados por la policía para la detección de estupefacientes han constatado que se trata de un alijo con un índice de pureza muy superior a otros incautados en España. A diferencia de la cocaína, que muestra enormes variaciones en la pureza de los cargamentos que llegan a España, la heroína se envía a los puntos de distribución prácticamente pura. Luego se procesará en millones de dosis (cada una es la décima parte de un gramo) por lo que un alijo se multiplicará por al menos uno y medio antes de llegar a los consumidores.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Productos en oferta

Hitleap

Get Website Traffic

ADS