siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Los inquietantes asesinatos de guardabosques en un parque nacional de Congo

Los tres vigilantes perdieron la vida en una emboscada el pasado agosto. La oleada de ataques ha aumentado en 2017 con un total de ocho guardas forestales muertos


Un grupo de guardabosques patrullan en el interior del Parque Nacional Virunga, en 2006.

El parque nacional Virunga, ubicado en la República Democrática del Congo (RDC) y el más antiguo de África, se ha convertido en uno de los más peligrosos para los guardabosques que lo custodian. El pasado 14 de agosto, tres empleados fueron asesinados por miembros del grupo rebelde Mai-Mai mientras llevaban a cabo labores de vigilancia, según recoge The Guardian. “Expresamos nuestras más sinceras condolencias para los familiares y sus viudas”, lamentaron las autoridades del parque en un comunicado en el que también informaron de un cuarto integrante desaparecido. 
La milicia, formada por líderes locales encargados de reclutar en sus filas a los denominados niños soldado, es uno de los 70 grupos armados establecidos en el este del país. En el último año, ocho guardabosques han perdido la vida en Virunga, una cifra que asciende a más de 150 vigilantes desde 1996 (fecha en la que se inició la primera de las guerras que han desangrado a la nación africana) y que aún mantiene a 1,5 millones de desplazados.
Los Mai Mai mataron a seis personas y secuestraron a 28 mujeres en 2012 como respuesta a las duras medidas para frenar la caza ilegal y la extracción de minerales
Los Mai-Mai también han sido acusados de matar a un vigilante el pasado diciembre y de herir a otro de bala a mediados de este verano. Pese a que desde la dirección del parque han afirmado que las actividades turísticas no se han resentido, el incremento al es utilizada por los grupos armados para reagruparse, esconderse y abastecerse”, ha añadido. En activo desde que comenzó la guerra civil hace dos décadas, los Mai-Mai mataron a seis personas y secuestraron a 28 mujeres en 2012 como respuesta a las duras medidas para frenar la caza ilegal y la extracción de minerales impuestas en la Reserva Natural de Okapis, situada en el noreste del país.
Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979, Virunga comprende una extensión de 7.800 kilómetros cuadrados, un tamaño parecido al de países como Chipre o Puerto Rico. El lugar alberga tres especies de grandes simios (como los gorilas de montaña) y otros animales en peligro de extinción como los okapi y los elefantes. La población de estos últimos en el interior del complejo no alcanza los 400 miembros.
En palabras de Gouby "si la crisis persiste, la reserva natural que protegen los guardabosques se verá mermada por la caza furtiva de carne y el tráfico derivado de ella”. Las agencias de Naciones Unidas que luchan contra el hambre en el país afirman que uno de cada diez congoleños, alrededor de 7,7 millones de personas, necesitan con urgencia ayuda alimentaria. “Es la primera vez en 10 años que estamos tan cerca de la hambruna”, declaro Alexis Bonte el pasado agosto, representante en funciones de la FAO (la agencia de la ONU para la alimentación).
En una encuesta de 2016, el 82% de un total de 570 guardabosques declararon que habían vivido en el desarrollo de su trabajo situaciones “que pusieron en peligro sus vidas”. El 40% de ellos llevaban un equipamiento adecuado para hacerlas frente, como botas o sistemas GPS y sólo más de la mitad afirmaron haber recibido una formación adecuada. Para Gouby, “su tarea se ha convertido en la más peligrosa al encontrarse en la primera línea de disputa por preservar las reservas naturales”.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment