siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG


La conexión internacional del imán

La investigación apunta a que Abdelbaki Es Satty se radicalizó fuera de España tras contactar con miembros del Estado Islámico. Viajó a Bélgica, Marruecos y Francia

Control policial en Ripoll este domingo.

La investigación de los atentados de Barcelona y Cambrils tiene ante sí una pregunta inquietante: ¿Cómo un narcotraficante que pasó cuatro años en una cárcel española se convirtió en el cerebro de la célula terrorista sin que nadie se diese cuenta? Dar respuesta a esta cuestión es la prioridad de los investigadores y analistas que desde el pasado jueves están intentando recomponer el puzle del peor atentado terrorista que ha sufrido España desde los ataques del 11-M.
Los indicios apuntan a que el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, considerado el líder del grupo terrorista, se radicalizó en algunos de los viajes que hizo al extranjero en los últimos años. Las sospechas iniciales señalan que Es Satty tuvo contacto con algún enlace del Estado Islámico en sus visitas a Marruecos, Bélgica o Francia. Las investigaciones de los Mossos d’Esquadra apuntan a que el imán es una de las tres personas que falleció en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona), donde la célula terrorista tenía su base de operaciones.
El imán de Ripoll fue detenido en 2010 en Ceuta cuando transportaba 12 kilos de hachís. Esta es la primera vez que aparece Es Satty en algún registro oficial. Fue trasladado a la cárcel de Castellón porque su esposa residía en Cataluña. Tras pasar cuatro años en la cárcel, el imán salió sin que dentro de la prisión se percibiese ningún indicio de radicalización. En la cárcel conoció a Rachid Aglif, El Conejo, uno de los condenados por el 11-M, aunque fuentes oficiales desvincularon esta relación del proceso de radicalización posterior.
Tras abandonar la cárcel, Es Satty se trasladó a Vilanova i la Geltrú, donde, según las fuentes oficiales consultadas, “orienta su vida en el aspecto religioso”. Reconstruir la vida de Es Satty en estos años es ahora clave para saber lo ocurrido. En 2015, ya es el imán de Ripoll, aunque en esta localidad no se asentará de forma definitiva hasta mediados de 2016, según las citadas fuentes.
Diversos expertos en el islam señalan que Ripoll no estaba, en absoluto, en el mapa del radicalismo en Cataluña, de ahí la sorpresa añadida a lo ocurrido. Las mezquitas vinculadas al salafismo (una de cada tres) son habituales en municipios de zonas deprimidas como Reus, informa Jesús García. Esos mismos expertos señalan que, pese al ascendente de la figura del imán, no es en ocasiones “una figura tan institucionalizada” como se cree. En ocasiones, un personaje con intereses religiosos y cierto ascendente se ofrece para dirigir la oración en las comunidades, que lo aceptan porque tampoco disponen de una gran infraestructura ni demasiados recursos.
Mimoun Aquichouh, imán de la mezquita de Vilvoorde.
Mimoun Aquichouh, imán de la mezquita de Vilvoorde.
Los expertos advierten de que, pese a que el imán pudo tener influjo sobre los jóvenes, lo cierto es que los procesos de radicalización no son tan simples. Puede haber otras causas, tanto individuales como grupales, que expliquen ese proceso.
En este sentido, la radicalización de Es Satty es aún un misterio, así como la manera en que logró adoctrinar a la docena de jóvenes con los que formó la célula terrorista.
Las autoridades sospechan que el imán no se radicalizó en España y que mostró una enorme “frialdad” en su actuación en los últimos meses, coordinando a los jóvenes a espaldas del control policial que hay establecido sobre las mezquitas para evitar los discursos de odio.
El análisis policial sobre las actividades de Es Satty está abordando múltiples aspectos, pero la principal línea son sus viajes al extranjero. Las fuentes consultadas señalan que el imán ha estado en los últimos dos años en Marruecos, Bélgica y Francia, países donde se han detectado grupúsculos yihadistas muy activos. Las conjeturas iniciales apuntan a que Es Satty contactó en alguno de estos países con algún dirigente del Estado Islámico que precipitó su radicalización.
Un punto clave es la visita de tres meses que el imán hizo a Bélgica a principios de 2016. Los viajes a Bélgica del imán Es Satty siguen de momento cubiertos por un halo de misterio en torno a sus actividades. El religioso había manifestado su intención de mudarse a Bélgica, y las fuerzas de seguridad buscan aclarar sus motivaciones. Hasta ahora, las autoridades belgas no han informado de si estaba bajo su radar, aunque las primeras pistas indican que sus idas y venidas de Bélgica pasaron desapercibidas.

Trabajo en Diegem

El imán de Vilvoorde, Mimoun Aquichouh, aseguró ayer a EL PAÍS que Es Satty pidió trabajo en una mezquita de la localidad de Diegem, un municipio próximo a Bruselas. Vilvoorde es una ciudad que ha librado en los últimos años una dura batalla contra la radicalización con resultados positivos. La ciudad, de menos de 40.000 habitantes, ha pasado de ser una de las que más yihadistas ha exportado a Siria para unirse a las filas del Estado Islámico, principalmente entre 2011 y 2014, a contener por completo ese goteo de salidas.
Aquichouh explicó que el imán de Ripoll pidió un puesto de trabajo, pero que cuando se le solicitó un certificado de que estaba limpio de antecedentes penales, no volvió a aparecer. La petición de dicho documento no es habitual, pero el imán de la mezquita belga se lo exigió ante la actitud sospechosa de Es Satty. “Si no hubiera visto algo raro en él, no lo habría solicitado”, indica el religioso de Vilvoorde.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment