siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias

Amazon

Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Propellers

Propellerads

La importancia de aprender primeros auxilios: un policía de Cádiz salva a una niña con la maniobra de Heimlich

Santiago, fuera de servicio, actuó rápidamente



Un vídeo difundido por Policía Nacional a través de sus redes sociales el viernes 28 de julio recuerda la importancia de aprender primeros auxilios. Las imágenes proceden de una cámara de seguridad del Burger King de la calle Real de San Fernando (Cádiz), según informa La Voz de Cádiz. Los hechos tuvieron lugar el 19 de julio.
En el vídeo se ve cómo una mujer coge a una niña en brazos. Después aparece otra mujer, que se sitúa frente a la niña. A los pocos segundos entra un hombre en la escena, un policía nacional fuera de servicio. Coge a la niña y le practica la maniobra Heimlich hasta que la vemos andar por su propio pie.
El vídeo lleva más de 280.000 reproducciones en Facebook desde que lo compartio la página de Policía Nacional y 3.500 retuits desde la cuenta de Twitter. El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, también ha compartido la escena, añadiendo además el nombre del policía.




Muchas gracias a Santiago, el agente de @policia de San Fernando que ha salvado a una niña que se atragantó mientras comía. 👏👏👏
El policía, Santiago, explica en La Voz de Cádiz que estaba cenando en la hamburgesería con su familia. Cuando estaba a punto de marcharse, se percató de lo que estaba ocurriendo a pocos metros: "Ví a la madre y a la abuela dando gritos y a la niña que se venía ya abajo y no me lo pensé".
"La gente se quedó paralizada y me puse a intentar recuperarla porque se estaba ahogando. Solo hice lo que hay que hacer", dice. Tras varios intentos, consiguió que la niña expulsase lo que le obstruía la garganta. "Mi angustia era que la niña se me iba. El tiempo era fundamental", añade.
Cómo practicar la maniobra de Heimlich
En mayo, dedicamos una de nuestras ediciones de Vernícolas -el programa semanal de Verne en Facebook Live- a educar en primeros auxilios con la ayuda de Paloma González, especialista en Medicina Intensiva del Hospital Infanta Sofía de Madrid y una de las responsables del Plan Nacional de Reanimación Cardiopulmonar (RCP).
Nos explicó que la tos es la mejor de las maniobras para solucionar un atragantamiento, pero en casos de obstrucción severa de las vías respiratorias, la víctima no podrá toser con normalidad o la tos no surtirá efecto. Ese era el caso de la niña de Cádiz, por lo que había que recurrir a la maniobra de Heimlich:
  • Lo primero que debe hacer para realizar la maniobra es inclinar hacia delante al atragantado.
  • Después, alternar cinco golpes en la espalda (entre los omoplatos, las paletillas) y cinco compresiones abdominales. Para realizarlas, se rodea a la víctima con los brazos y se coloca el puño de una mano con el pulgar hacia dentro, entre el ombligo y el esternón.
  • Después, con la otra mano se agarra la muñeca y se comprime a la víctima con brusquedad hacia arriba.
  • Conviene intercalar la maniobra con golpes en la espalda.

Otros primeros auxilios

PABLO CANTÓ


En la misma edición de Vernícolas, aprendimos a realizar la reanimación cardiopulmonar. En el póster anterior del Plan Nacional de RCP se explican los pasos a seguir en caso de parada cardiorespiratoria, que detallamos a continuación.
Apertura de la vía aérea. Debe realizarse la maniobra frente-mentón: primero, se coloca a la víctima bocarriba y se apoya una mano sobre la frente para mantener la cabeza hacia atrás para extender el cuello. A la vez, con la otra mano, se levanta el mentón y se abre la boca con la punta de los dedos.
Comprobación de la respiración. Manteniendo la maniobra frente-mentón, se aproxima la oreja a la boca de la víctima para comprobar si respira. Si no lo hace o lo hace de forma anormal, se debe pedir ayuda a través del 112 y comenzar el masaje cardíaco. Si respira correctamente, debe ponerse a la persona afectada en posición lateral de recuperación.
Masaje Cardiaco. Se coloca a la víctima sobre una superficie dura, con los brazos y piernas estirados. Después, debe colocarse el talón de la manos (la parte de la palma de la mano más cercana a la muñeca) en el centro del pecho, en la mitad inferior del esternón, y entrelazarlas. Después, el auxiliador aprovecha el peso de su cuerpo para deprimir el pecho de la víctima entre 5 y 6 cm. El pecho debe comprimirse y descomprimirse por lo menos 100 veces por minuto, realizando secuencias de 30 compresiones y dos ventilaciones. Si es posible, varios reanimadores deberían turnarse cada dos minutos.
Ventilaciones. Para las ventilaciones del masaje cardíaco se realiza el boca a boca. Primero, se aplica la maniobra frente-mentón y, en esa posición, el reanimador debe rodear con los labios la boca de la víctima, cerrar la nariz e insuflar aire. La reanimación debe continuarse o bien hasta que llegue un profesional sanitario o hasta la recuperación de la víctima.
¿Y si tenemos un desfibrilador?
De tener uno, debe encenderse y colocar los parches en el pecho del paciente (incluyen un dibujo claro de dónde deben situarse) y seguir las indicaciones que la máquina ofrece por mensajes de voz. Mientras, se debe continuar realizando el masaje cardiaco. Solo habrá dos momentos en los que el DEA indicará que no se toque al paciente: mientras analiza si la víctima ha recuperado el ritmo cardíaco y si avisa de una descarga.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Productos en oferta

Hitleap

Get Website Traffic

ADS