siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Dimisión policial por el caso de la australiana que llamó a las autoridades y murió a tiros por un agente

La alcaldesa pide la renuncia de la jefa del departamento por haber perdido la confianza en su liderazgo


Janee Harteau

La jefa de policía de Minneapolis, Janee Harteau, dimitió este viernes a petición de la alcaldesa por haber perdido confianza en su liderazgo. La decisión llega casi una semana después de que uno de sus agentes matara a Justine Damond, una mujer australiana de 40 años que había llamado a las autoridades para alertar de una agresión sexual en su tranquilo vecindario al sur de la ciudad.
Escándalo en EE UU: llama para denunciar una violación y un policía la mata
“Los incidentes recientes no reflejan el entrenamiento y los procedimientos que hemos desarrollado como departamento. He decidido que estoy dispuesta a dar un paso al lado y permitir que un par de ojos frescos tomen el liderazgo qué más se puede hacer para que el Departamento de Policía de Minneapolis sea el mejor”, afirmó en un comunicado Harteau. Minutos después, la alcaldesa Betsy Hodges —que ya había criticado al cuerpo policial esta semana— explicó en otra declaración que había pedido a Harteau su renuncia al “haber perdido la confianza de los ciudadanos”.
Son los últimos desarrollos de un escandaloso caso que sigue sin esclarecer y que comenzó en la noche del sábado pasado. Damond, asustada por lo que consideraba eran gritos de una mujer siendo abusada sexualmente, alertó a las autoridades. Llamó dos veces. Cuando, minutos después, llegó el coche patrulla, Damond se acercó desarmada al vehículo con intención de explicar lo que había escuchado y uno de los policías, presuntamente asustado, abrió fuego y la hirió. A los pocos minutos la mujer falleció.
Desde entonces, la opacidad del suceso ha conmocionado a Minneapolis y provocado atención nacional en EE UU y Australia. La falta de imágenes o testigos complican la investigación. Ni el agente Mohamed Noor, el que disparó contra Damond, ni su compañero habían encendido las cámaras de sus uniformes antes del incidente. La cámara del salpicadero del coche patrulla tampoco estaba grabando. Además, Noor se ha negado a entrevistarse con los investigadores lo que añade más complicaciones a la resolución del caso.
Tanto Hodges como Harteau han reconocido abiertamente a lo largo de esta semana que Damond no tuvo que morir, sugiriendo que el agente Noor cometió un error. La muerte de l mujer fue certificada como un homicidio, pero habrá que esperar a la conclusión de la investigación para comprobar si se puede demostrar alguna irregularidad en el comportamiento del policía.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Amazon

Productos en oferta