siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias

Amazon

Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Propellers

Propellerads

El ático del cardenal Bertone se pagó con fondos de un hospital infantil

El Vaticano juzgará a los antiguos responsables del hospital Bambino Gesù por desviar 442.000 euros para la reforma del piso


El cardenal Tarcisio Bertone, en 2008.

El ático tenía más de 300 metros cuadrados y una magnífica terraza de otros 100. El todopoderoso cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano con Benedicto XVI (cargo similar al de un primer ministro) trasladó ahí su residencia y quiso reformarlo, aunque la idea fuese a costar algunos cientos de miles de euros. Más allá de la escandalosa cifra, el problema es que parte de ese dinero, como quedó demostrado, se obtuvo de los fondos del hospital para niños del Vaticano Bambino Gesù. Su antiguo presidente, Giuseppe Profiti, y el extesorero, Massimo Spina, serán juzgados ahora por un tribunal del Vaticano por malversación. Bertone, que sigue viviendo en el famoso ático, a 50 metros de la mucho más modesta residencia del Papa, no se sentará en el banquillo. La gran incógnita es si durante el proceso será llamado a declarar como testigo.

El baile de cifras que rodeó al polémico ático —dos apartamentos unidos para él y las tres monjas que le acompañan— fue el primer síntoma de los desmanes que durante un tiempo se produjeron en el Vaticano. Primero se supo que la aventura inmobiliaria había costado unos 150.000 euros, dinero que el propio Bertone —quizá empujado por el papa Francisco— restituyó al hospital cuando trascendió el escándalo. Posteriormente, Bertone aseguró que también había puesto otros 300.000 euros de su bolsillo y finalmente trascendió que lo que desembolsó el centro médico fueron 442.000 euros. Entre unas cosas y otras —se habló de un equipo de música de 18.000 euros, mármoles de lujo y suelos de roble— la factura que cobró la sociedad radicada en Londres de un constructor italiano en bancarrota, muy cercano al propio Bertone, salió por 792.544 euros.
Pero ni siquiera está claro si alguien se llevó parte de ese dinero: el constructor, los dos imputados del hospital... Ni mucho menos que el hombre con más información del Vaticano pudiera ignorar de dónde salía. Bertone, a través de sus abogados, siempre aseguró “no haber dado nunca indicaciones o autorización a la Fundación Bambino Gesù sobre ningún pago en relación al apartamento habitado por él”. Pero entre los documentos que reveló en su momento L'Espresso figura el intercambio de cartas entre el expresidente del hospital, Giuseppe Profiti, y el cardenal en noviembre de 2013. Queda probado que el directivo ofreció el dinero —al menos una parte— a Bertone para la reforma a través de la fundación y que el exsecretario de Estado se lo agradecía vivamente y por escrito. De modo que es fácil deducir que el cardenal mentía
La Santa Sede ha anunciado en una nota que los expresidentes de la Fundación del hospital, Giuseppe Profiti, y el extesorero, Massimo Spina, serán juzgados por “haber utilizado de modo ilícito y en provecho del empresario Gianantonio Bandera el dinero de la Fundación Bambino Gesù para efectuar labores de reforma en un inmueble residencia del Secretario de Estado emérito”. Según el Vaticano, la operación, llevada a cabo entre noviembre de 2013 y a mayo de 2014, se hizo para favorecer a Bandera, cercano a Bertone, que facturó a través de una sociedad pantalla radicada en Londres.
Bertone se convirtió involuntariamente en uno de los símbolos del lujo y la soberbia con la que parte de la Iglesia vivió durante años. Justo todo lo que el papa Francisco se propuso desterrar para siempre cuando llegó a la silla de Pedro. Aunque el cardenal terminó los últimos días devorado por los cuervos del Vaticano sin que nadie en la Santa Sede moviese un dedo por él, tampoco era esperable que todo un exsecretario de Estado se sentase en el banquillo. Pero con el envío del caso a juicio, Bertone vuelve a ocupar el centro de la diana mediática y, de algún modo, también de la pausada limpieza vaticana emprendida por el Papa.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Productos en oferta

Hitleap

Get Website Traffic

ADS