siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

¿Por qué nos dan sacudidas cuando dormimos?

Son una reacción fascinante del cuerpo, y ni los expertos del sueño se ponen de acuerdo en el origen de los espasmos nocturnos


¿Por qué nos dan sacudidas cuando dormimos?

Va caminando tranquilamente, tropieza con una piedra enorme y se cae al suelo. Justo antes del fatal impacto, se despierta sobresaltado: por suerte, era un sueño. ¿La escena le resulta familiar? No se asuste: es más habitual de lo que pueda pensar.
Las sacudidas hípnicas son espasmos musculares involuntarios que se producen entre la vigilia y el sueño. Normalmente lo percibimos como una sacudida fuerte y muy breve, con la que incluso podemos llegar a despertar a nuestro compañero de cama. Otra característica de este fenómeno fisiológicoes que “acostumbra a ir precedido de una pequeña alucinación, como caer por las escaleras o sentir que algo que se nos viene encima”, explica Carles Gaig, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y el Sueño de la Sociedad Española de Neurología (SEN). “Es probable que esta alteración tenga su origen en unas estructuras profundas del cerebro, que todavía no se conocen con exactitud”, continua el doctor. Aunque este tipo de sacudida puede resultar perturbadora, y sumar un motivo de preocupación a la larga lista de temores que acumulan las personas hipocondríacas, en realidad son muy frecuentes. “Los estudios confirman que le pasa al 70% de las personas, aunque todo el mundo las puede llegar a experimentar con más o menos frecuencia a lo largo de la vida”, asegura Gaig.
Aunque estos espasmos carezcan de significado clínico negativo, no dejan de ser una reacción del cuerpo fascinante. Quizás la escasez de literatura científica al respecto los convierten en algo todavía más misterioso. A este respecto, hay algunas teorías que intentan abrir camino en el origen profundo de nuestras imaginarias nocturnas desde una perspectiva evolutiva, algo así como un recuerdo vestigial de cuando fuimos primates y acostumbrábamos a dormir en las ramas de los árboles. En un estudio realizado en la Universidad de Colorado (EE UU), dirigido por Frederick Coolidge, se menciona una hipótesis bastante aceptada sobre este fenómeno: “Las sacudidas hípnicas podrían ser un reflejo arcaico de la mala interpretación que hace nuestro cerebro durante la relajación muscular del inicio del sueño, como si fuera una señal que alertara a nuestros antecesores dormidos de que se está cayendo del árbol”. Esta reacción que arrastramos desde nuestra etapa como primates podría haber tenido en su momento un enorme valor evolutivo, ya que “ayudaba a revisar la posición de los que se dormían en un nido o en una rama, con el fin de evitar un golpe”, explica Coolidge en su estudio.
El doctor Gaig relata que las sacudidas hípnicas “no son un motivo de consulta habitual, y muchas veces, cuando las personas preguntan al médico sobre este tema, lo hacen a colación de otras dudas”. Sin embargo, pueden crear muchísima incomodidad, “especialmente en personas a las que les sucede con mucha frecuencia, ya que dificultan conciliar el sueño. Estos casos extremos son algo excepcional.” Sea cual sea la frecuencia de sus sacudidas nocturnas, hay factores que acentúan este fenómeno, como el estrés, la fatiga, dormir poco, haber realizado ejercicio muy intenso o el consumo de café o nicotina. Si cree que puede estar favoreciendo sus sobresaltos con estos estresores, “lo ideal sería limitarlos”, concluye Gaig.
Puedes  en Facebook, Twitter , Instagram o suscribirte aquí a V&L SHOPPING OUTLET 

Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

amazon

dailymotion