siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

“No tenemos miedo, los terroristas no pueden ganar”

Los seguidores de Ariana Grande vuelven a llenar un estadio en Mánchester en el concierto benéfico que la cantante ofrece tras el atentado del 22 de mayo


One Love Manchester

Más amor, menos odio. Unidos en torno a la música, miles de personas han desafiado al miedo y han clamado contra el terrorismo en Mánchester en el concierto ofrecido por la ídolo pop Ariana Grande y otras estrellas. Un evento multitudinario para homenajear a las víctimas del atentado terrorista del pasado 22 de mayo, cuando un yihadista se hizo estallar a la salida del concierto que ofrecía en el Mánchester Arena y se llevó por delante la vida de 22 personas.
Para recordarlas y demostrar a los terroristas que los ciudadanos no se rinden, Candance ha acudido al concierto con su hija Ella, de 11 años. "No podemos quedarnos en casa, asustados. Es lo que los terroristas quieren y no podemos permitirlo. No tenemos miedo, ellos no pueden ganar", comenta emocionada. Además, los miles de asistentes al One Love Manchesterhan cantado juntos para recordar también a las siete víctimas mortales y las decenas de heridos del ataque mortal del sábado en Londres. Un nuevo golpe para Reino Unido, que en tres meses ha sufrido tres atentados terroristas. Ataques que se ha atribuido el autodenominado Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). 

Pero los británicos como Candace y Ella, o como Holly, Lotte y Molly, de 15 años, que han acudido emocionadas, acompañadas de su madres, para ver actuar a Ariana Grande, no quieren perder el uso de los espacios públicos pese al miedo y la amenaza. "Mis padres estaban preocupados, pero al final decidimos que teníamos que venir", cuenta una de las niñas ataviada, como sus amigas, con una camiseta rosa y el cabello peinado en dos moñitos. Las tres estuvieron en el concierto del día 22 y por ello han podido entrar gratis este domingo. 
"Todos somos Mánchester y todos somos Londres", cantaba antes del espectáculo un grupo de chicas en la cola para entrar en el estadio de Crickett Old Trafford, junto al campo del equipo de fútbol Manchester United, donde un gran dispositivo de seguridad controla la zona. Allí, más de 60.000 personas —según han cifrado las autoridades— se han reunido para ver actuar a Ariana Grande y otros artistas como Katy Perry, Coldplay, Justin Bieber, Robbie Williams, Pharrell Williams, Miley Cyrus, Take That, Usher, los Black Eyed Peas, Little Mix o Niall Horan, de la boy bandOne Direction.
Como Olivia y Emily, de 19 años, que estuvieron en el Manchester Arena y cuentan que pasaron mucho miedo porque tras el ataque no podían encontrar a sus padres, que habían acudido a recogerlas a la salida del concierto. Ambas jóvenes —las chicas son mayoría en el concierto—, llevan una pulsera con el lema "We will stand together" ("Permaneceremos juntos"). El mismo que lucen otras cientos de asistentes al evento benéfico y que se ha convertido en uno de los lemas.
Varias jóvenes en el concierto One Love Manchester.
Varias jóvenes en el concierto One Love Manchester.  GETTY
"Más amor y menos miedo", ha clamado Ariana Grande, jaleada por un multitudinario coro que, entre lágrimas, ha entonado las canciones de la ídolo pop. "Este domingo hemos cantado y sonreído todo lo que lloramos el 22 de mayo", comenta Harriet McDonalds, de 23 años, que ha llegado desde la vecina ciudad de Liverpool para el concierto.
La ciudad de Mánchester se ha movilizado y unido para hacer frente a la amenaza terrorista y demostrar, como han hecho este domingo, que no ceden ante el terror. En todas las pantallas de anuncio del transporte público un mensaje llamaba a permanecer unidos. "Don't look back in anger. We stand together. We are a City United" ("No mires atrás con ira. Peraneceremos juntos. Somos una ciudad unida"). Un mensaje que encierra más que parte de la letra de una canción de la banda formada en Mánchester Oasis y las claves de los dos equipos de fútbol de la ciudad Manchester City y Manchester United.  Don't look back in anger se está convirtiendo en todo un himno contra el terrorismo y el odio. Y así lo han cantado, acompañando a Coldplay y Ariana Grande, los miles de asistentes a One Love Manchester, retransmitido en vivo por la BBC, MTV, Apple, YouTube y Twitter.
También de amor habló Justin Bieber. "El amor siempre gana", dijo el canadiense a quien ansiaba ver la hija de Joseph Harris, de nueve años. Estos vecinos de Mánchester no estuvieron en el anterior concierto de Ariana Grande pero decidieron acudir. "Mi hija estaba tan ilusionada que no pude decirle que no. En cuanto nos enteramos, nos movilizamos para conseguir entradas", cuenta. Harris y su hija consiguieron una de las 35.000 entradas que se pusieron a la venta a un precio de 45 euros. Se agotaron en cuestión de minutos. 
Los fondos del concierto —los organizadores esperan recaudar más de 2,2 millones de euros— serán donados a un fondo establecido para ayudar a las víctimas del atentado del pasado mayo que sacudió Reino Unido. No solo se trata del mayor atentado de los últimos años en el país, sino que también se dirigió contra un público especialmente joven, que había acudido a disfrutar de la que pensaban que sería una de las noches más bonitas, el concierto de una de las ídolos pop que congrega millones de seguidores en todo el mundo. En el ataque murieron varios niños, la más joven, de tan solo ocho años.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

amazon

dailymotion