siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Solo un 29% de los estadounidenses apoya la salida del Acuerdo de París

Hay una brecha partidista: el 51% de los republicanos respalda la decisión de Trump frente al 16% de los demócratas


Trump, el pasado 1 de junio, cuando anunció la salida del Acuerdo de París

Donald Trump defendió la salida del Acuerdo de París como una reafirmación de la “soberanía” estadounidense y un alivio para la economía. Sin embargo, la mayoría de la población está en desacuerdo con su presidente. Solo un 29% de los consultados respalda la decisión del republicano de sacar a EE UU del pacto contra el cambio climático, según una encuesta de la agencia Associated Press y el NORC Center for Public Affairs Research.
El sondeo, elaborado a principios de junio, tras el anuncio de Trump, revela la enorme carga política que entraña en EE UU el debate sobre el calentamiento global y cómo la decisión no daña significativamente la base de votantes del presidente. El 51% de los republicanos respalda la salida del Acuerdo de París, frente al 25% de independientes y el 16% de demócratas.
Solo dos países en el mundo, Nicaragua y Siria, no integran el pacto climático. Trump apostó por unirse a ellos, aislando a la primera potencia, y recibió un alud de críticas internacionales. Pero en EE UU apenas escuchó reproches de políticos republicanos. Fue un reflejo de cómo se ha acentuado en los últimos años el partidismo alrededor del cambio climático propiciado por la influencia de lobbies de la industria contaminante, que han apoyado las campañas de políticos que minimizan el papel del hombre en el calentamiento global, y también por la oposición frontal al anterior Gobierno del demócrata Barack Obama, que abrazó una ambiciosa agenda medioambiental.
“Trabajadores y contribuyentes estadounidenses absorberían el coste en términos de empleos perdidos, bajaría salarios, cerraría fábricas y mermaba enormemente la producción económica”, dijo Trump, sobre el Acuerdo de París, el pasado 1 de junio al anunciar la retirada de Washington. El republicano abogó por negociar un pacto más ventajoso que eleve los compromisos de reducción de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera de otros países, como China e India.
Sin embargo, según la encuesta, solo un 18% de los estadounidenses está de acuerdo con el argumento de Trump de que la salida del pacto internacional ayudará a la economía norteamericana. Pero la percepción está de nuevo condicionada por el partidismo. En un respiro para Trump, solo un 24% de los republicanos cree que la partida de EE UU dañará la economía nacional. Un 40% cree que no impactará y un 34% que ayudará. En cambio, un 78% de los demócratas teme consecuencias negativas.
Un patrón parecido entre republicanos y demócratas se repite en las preguntas sobre si la retirada de París puede dañar la posición de Washington en el mundo o los esfuerzos globales contra el cambio climático. Los conservadores avalan el aislacionismo de Trump. Y también dudan del consenso científico que atribuye al efecto del hombre el aumento de las temperaturas: solo un 22% de republicanos frente a un 53% de demócratas dice tener una gran confianza en los científicos.
Pero hay menos matices ante una pregunta que el mismo Trump rechaza responder: ¿existe el cambio climático y cuán grave es? Alrededor de dos tercios de los estadounidenses creen que el calentamiento global está ocurriendo mientras que solo uno de cada diez lo niega. Y siete de cada diez ciudadanos, incluidos aquellos que dudan sobre el cambio climático, sostienen que es un problema que el Gobierno estadounidense debe abordar.
Trump vistió la salida del Acuerdo de París de argumentos económicos y nacionalistas sin revelar cuál es su opinión en términos científicos. Desde 2012 hay una frase que persigue al multimillonario neoyorquino: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer no competitiva a la manufactura de EE UU”, escribió en Twitter.
Durante la campaña electoral, el republicano repitió varias veces que el cambio climático era un “engaño”, pero luego negó haberlo dicho. “Creo que hay un cambio en el tiempo. No soy un gran creyente en la contribución del hombre al cambio climático”, dijo en marzo de 2016. “Había enfriamiento global en 1920 y ahora tienen calentamiento global pese a que ahora no saben si tienen calentamiento global. Lo llaman todo tipo de cosas”.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Amazon

Productos en oferta