siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

"Os pido ayuda y solo un gesto, compartir mi foto"

Una madrileña busca en Facebook a su gemela, a la que dieron por muerta pero cuyo cuerpo no vio nadie de la familia


Miles de personas han compartido el llamamiento de Nati Vicioso.

Nati siempre supo que nació gemela. Fue en abril de 1978, pero su hermana murió a los cinco días. Eso es lo que siempre le contaron en su casa, porque era lo que les habían contado los médicos a sus padres. Pero nadie vio el cuerpo de la pequeña María antes de enterrarla y Nati creció aferrada a eso, queriendo creer que - quién sabe- a lo mejor tenía una hermana gemela por el mundo. Después de haber pasado por registros, archivos e incluso tribunales, Nati llamó hace unos días a la última puerta que se le ocurría para intentar despejar de una vez la duda: Facebook. Y se encontró a miles y miles de personas de todo el mundo dispuestas a ayudarla.
El llamamiento de Natividad Vicioso Hergueta, acompañado de una fotografía suya actual y otras de cuando era niña, ha crecido a gran velocidad a través de la red social y se ha compartido más de 149.000 veces en dos semanas. Además, tiene más de 14.000 comentarios, lo que ayuda a que crezca el número de personas en las que impacta. Las cifras son altísimas para tratarse de una persona anónima, sin respaldo de personajes públicos y cuyo caso apenas ha sido publicado por un par de webs locales.
Esta acción de Facebook es el último paso de un camino que Nati arrancó hace muchos años para saber si su hermana era un bebé robado. “Lo primero que hice fue preguntar en la Clínica San José de Madrid, donde nací. En 1978 lo llevaban las monjas y ahora ya no, así que pidieron los documentos. Ahí apareció la primera cosa que me pareció rara: en el documento no consta que fuera parto gemelar”, cuenta Nati a Verne. Después de eso, en 2011, la joven madrileña convenció a sus padres de que denunciaran.
Lo siguiente fueron preguntas, interrogatorios, peticiones de información y un juicio. Y muchas piedras en el camino. Las niñas habían nacido en una clínica pero las trasladaron a otra nada más nacer- la clínica Kinder -porque necesitaban estar en la incubadora. Desde Quirón, que ahora gestiona la clínica San José, explican a Verne que no pueden aportar nada más puesto que esto ocurrió en un momento en el que la gestión de la clínica no dependía de ellos. La segunda clínica -donde supuestamente se produjo el fallecimiento- cerró, y cuando el proceso judicial estaba abierto no pudieron localizar a los responsables. Además, quienes firmaron el certificado de muerte del bebé habían fallecido y no pudieron prestar declaración.
La Fiscalía pidió que se exhumaran los restos de la pequeña María, que habían sido enterrados en el cementerio de La Almudena. Pero fue imposible localizarlos puesto que, al no haber renovado el derecho de sepultura, los habían trasladado a un osario común. Fin de la investigación judicial y asunto archivado. El juez sobreseyó el caso en 2014 por ser incapaz de comprobarlo. Pero eso tampoco significaba que el sueño (o el temor) de Nati de que su hermana no hubiera muerto, se confirmara. Así que siguió adelante.
“Yo sé que a lo mejor nunca consigo nada. Que tal vez sí murió. Pero no quiero quedarme con las ganas de intentar todo lo que está en mis manos. Y esto, Facebook, es lo último que me quedaba por probar”. Desde entonces, Nati ha recibido miles de mensajes que aún no ha podido leer, ánimos de todas partes del mundo y algunas pistas que, de momento, no llevan a ningún sitio. “Me llegan multitud de mensajes sobre gente a la que le suena mi cara o con fotos de gente parecida -bueno unas más y otras menos- pero nada definitivo”.
Nati ha compartido en Facebook sus fotos de la infancia, por si alguien reconoce a su hermana.. Kike Para (EL PAÍS)
Una duda difícil de despejar
No es posible asegurar que la hermana de Nati sea un bebé robado. Pero tampoco es posible descartarlo tajantemente. A no ser que el llamamiento de Facebook dé sus frutos. “El problema de este caso concreto es que no hay manera de saber qué había en el ataúd que enterraron. Los casos de bebés robados se solucionan al abrirlos y cotejar si realmente dentro había o no restos”, explica María Torres Lería, quien fue abogada de la familia en este caso.
La fecha del nacimiento de Nati y su hermana - abril de 1978 - coincide con la época de los casos más famosos de bebés robados en España. No existe una cifra definitiva de casos de este tipo y nadie ha sido condenado por ellos. De hecho, el doctor Eduardo Vela, acusado de sustracción de menores, suposición de parto y falsedad documental, está siendo la primera persona juzgada por un caso de bebés robados en nuestro país. Sor María, la monja que llegó a estar imputada por la sustracción de tres bebés, murió en 2013 en pleno proceso.
María Bueno, presidenta de la coordinadora X24 que agrupa asociaciones de todo el país, cuenta que los problemas que encontraron los padres de Nati son los habituales. “Muchas de las personas implicadas en aquellos casos han muerto, pero eso no puede ser una excusa para no seguir con los casos. Hace falta una investigación más profunda por parte del Estado”. Para ellos, el ejemplo es Argentina, donde existe un archivo central de ADN y un fiscal que se encarga de estos casos.
Lo mismo ocurre con las excusas que les dieron para no ver el cuerpo, que son similares en muchos casos . “En aquel momento, las monjas eran una autoridad. Mis padres se fiaron de ellas”, explica Nati, quien asegura que, si no consigue resolverlo esta vez, probablemente se dé por vencida. ”Mi último recurso para encontrarla es mi cara, porque somos gemelas”.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment