siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

La policía busca a miembros prófugos de la red que atentó en Mánchester

Dos nuevos arrestos elevan a ocho el número total de sospechosos que permanecen bajo custodia policial


La operación policial contra la red terrorista responsable de la masacre del lunes en el Mánchester Arena continua este jueves, por tercer día, con redadas en distintos puntos de la ciudad inglesa. Dos nuevos arrestos elevan a ocho el número total de sospechosos que permanecen bajo custodia policial. Los investigadores consideran que las detenciones realizadas son “significativas” y se han aprehendido objetos “importantes para la investigación”. Pero advierten de que puede haber más miembros de la red aún en libertad, por lo que el nivel de alerta sigue siendo el máximo.

Atentado en Manchester

A las 11.00, centenares de vecinos de Mánchester guardaban un emotivo minuto de silencio en memoria de las víctimas en la céntrica St Ann’s Square. Al terminar, mientras cantaban al unísono Don’t look back in anger, la llamada a no regodearse en la ira de los ilustres mancunianos Oasis, se corría la voz de que un equipo de desactivación de explosivos se había desplazado a una escuela en Hulme, un barrio humilde del sur de la ciudad. 

Allí, la policía había acordonado las calles que rodean al Castlefield Campus, una escuela para jóvenes “con dificultades sociales, emocionales y mentales”. Los vecinos curioseaban en el exterior de sus casas sin mayores detalles sobre lo que estaba ocurriendo. El cerco policial se fue estrechando hasta rodear tan solo una torre de viviendas en la calle Linby, junto a la escuela. “La policía ha detenido a un hombre con la cara cubierta con un pañuelo que llevaba una mochila”, aseguraba Chyna, una joven vecina. “Da un poco de miedo, pero me tranquiliza que haya tanta policía y que mi familia esté conmigo”, añadía. Poco después, la policía informaba desde su cuenta de Twitter de que el objeto inspeccionado carecía de peligro.

Agentes armados y periodistas brotaban durante toda la mañana en diferentes puntos del sur de la ciudad, rompiendo la paz de unos vecinos divididos entre el miedo, cierto descreimiento y un poco excitación por saberse, por unas horas, el centro de atención. Un hombre fue detenido en un domicilio de Withington, otro barrio de la zona del sur de la ciudad. Otro, en un municipio del gran Mánchester que la policía no hizo público. Hubo una explosión controlada en otra casa adosada de la ciudad. Por la tarde, especialistas en explosivos fueron enviados a otro domicilio de Withington. 
En total, el número de personas que permanecen detenidas este jueves, tras los primeros tres días de la investigación, ascendía a ocho. Una mujer arrestada el miércoles fue puesta en libertad. “Las detenciones realizadas son significativas y los registros han revelado objetos que consideramos importantes para la investigación”, dijo el jefe de la policía de Mánchester, Ian Hopkins.
Los investigadores, no obstante, creen que puede haber más personas en libertad que formen parte de la red terrorista relacionada con el atentado del lunes. Dicha convicción llevó a las autoridades a mantener el nivel de alerta en el estado de crítico, al más alto, que implica que un atentado puede ser inminente.
La bomba empleada por el terrorista suicida, según publicó The Daily Telegraph, habría sido fabricada en un estudio del centro de Mánchester en el que la policía entró el miércoles. Se trata de un edifico de apartamentos, muchos de ellos alquilados para estancias cortas. El que supuestamente ocupó Abedi antes de morir constaba de un salón, un baño y una habitación doble, y estaba puesto en alquiler en Internet por 75 libras el día. Los vecinos relatan un ir y venir de gente y un buen numero de paquetes entregados en el domicilio en las últimas semanas. Las redadas, advirtió el jefe de policía Hopkins, pueden continuar durante días. 

EL TERRORISTA PASÓ POR ALEMANIA CUATRO DÍAS ANTES DE MORIR

A. CARBAJOSA, BERLÍN
Salman Abedi, el terrorista británico que atentó contra un concierto en Manchester pasó por Alemania, apenas cuatro días antes de hacerse explotar y matar a 22 personas.
Fuentes de seguridad que recoge la prensa alemana y el Financial Timesindican que Abedi voló desde Turquía hasta Reino Unido. El jueves 18 de mayo el terrorista hizo escala en Düsseldorf, la capital de Renania del norte-Westfalia, al oeste del país, procedente de Estambul. Turquía es el país de tránsito de yihadistas europeos que combaten en Siria. 
Una fuente de seguridad turca, sin embargo, dijo a la agencia Reuters que “no ha pasado tiempo en Turquía y no tuvo ninguna entrada o salida de Siria durante sus viajes, no hay información al respecto”.
La revista Focus indica que al menos en otra ocasión, en 2015, Abedi estuvo en Alemania, en Frankfurt. El diario Bild informa de que las autoridades alemanas estudian ahora las grabaciones de vídeo del aeropuerto de Düsseldorf, por el que pasó Abedi en tránsito. Las imágenes permitirán saber si viajaba solo o si mantenía contacto con alguien más. Las autoridades cruzarán demás los datos de las personas que estaban en el aeropuerto en ese momento con las de individuos buscados, para identificar posibles contactos del terrorista.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

amazon