siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

Dos jóvenes de 17 años mueren al caer por el hueco de un ascensor

Las primeras investigaciones señalan que cayeron desde una altura equivalente al noveno piso del inmueble de la calle Hermanos Bécquer 4


Dos jóvenes de 17 años, un chico y una chica, han fallecido este martes en Madrid al caer por el hueco de un ascensor. El suceso ha ocurrido en el número 4 de la calle Hermanos Bécquer, en el distrito de Salamanca, a las 16.50 horas, según han confirmado fuentes del Samur. La policía municipal ha informado de que todo apunta a que el suelo del elevador se ha desprendido. Los jóvenes se precipitaron al vacío desde una altura correspondiente a un noveno. La Comunidad de Madrid ha asegurado que el elevador había pasado todas las revisiones.


Un grupo de muchachos lloraban desconsolados pasadas las seis y media de la tarde frente a la puerta del edificio dónde sus amigos, dos chicos que iban a celebrar junto a ellos el fin de curso, acababan de fallecer en un terrible accidente. Psicólogos del Samur han tenido que atenderles, ya que varios de ellos se encontraban en estado de shock.
Mientras los bomberos del Ayuntamiento de Madrid y la policía científica trabajaban en el interior para recuperar los cuerpos e intentar esclarecer qué había pasado —en principio parece que al montar en el ascensor, se habría desprendido el suelo o un lateral por causas que se desconocen—, vecinos, curiosos y medios de comunicación se iban arremolinando en la zona, en pleno corazón de la ciudad, a pocos metros de la embajada estadounidense. La zona ha estado acordonada y se ha prohibido durante unas horas el tráfico desde el cruce con la calle de Serrano para facilitar los trabajos en el edificio.
Los vecinos de los alrededores no daban crédito a lo sucedido, sobre todo teniendo en cuenta que el edificio fue reformado recientemente tras unas obras que se prolongaron durante dos años, según la página web de la empresa que la llevó a cabo. “Entiendo que habrán cambiado también los ascensores”, decía esta tarde el portero de una finca cercana. Este elevador en concreto, el del suceso (hay otro, de servicio, en la finca), había pasado todas las revisiones, según fuentes de la Consejería de Economía. Los peritos policiales no han determinado todavía el origen del accidente, cuyas causas no se sabrán con exactitud hasta dentro de unos días, según la policía.


A eso de las 19.20, una furgoneta del Tanatorio Norte ha trasladado los cuerpos de los muchachos. Poco después, a las 20.00, se ha celebrado una misa por ellos en el colegio de Nuestra Señora del Recuerdo, un centro privado concertado, en el barrio de Chamartín, donde los chicos estudiaban 2º de Bachillerato. Precisamente lo que pretendían celebrar los chavales era el final del curso, pues justo este martes habían terminado los exámenes, según los vecinos.
La chica fallecida sí vivía en el edificio de la calle de los hermános Béquer, un inmueble de pisos de lujo de 300 metros cuadrados, según han confirmado fuentes de la investigación. El joven, sin embargo, era uno de los invitados a una fiesta que se iba a celebrar en el piso más alto (son ocho más el bajo). Desde allí se precipitaron al parecer por el hueco del ascensor y han muerto por politraumatismos; los servicios de emergencias les han encontraron ya sin vida cuando han llegado al lugar.
La empresa que fabricó el aparato en el que se produjo el accidente no hará declaraciones hasta que terminen las investigaciones periciales. Un portavoz de Policía Nacional explica que, al ser un “hecho accidental”, debe ser esta la que se persone en la investigación. En agosto de 2015, según estas mismas fuentes, el ascensor superó los análisis obligatorios que deben realizarse a estos aparatos cada cuatro años.
El Gobierno regional confirma que el ascensor había pasado todas las revisiones: la obligatoria cada cuatro años en agosto de 2015 y la de mantenimiento en abril pasado. La Comunidad de Madrid asegura que todos los elevadores deben someterse periódicamente a una inspección técnica. En el caso de este inmueble, cada cuatro años. La inspección la debe llevar a cabo un organismo de control autorizado en presencia de la empresa encargada del mantenimiento, según la página web del Gobierno regional. Posteriormente, es la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda la que supervisa los datos remitidos.
El director general de Industria de la Comunidad de Madrid, Francisco Javier Abajo, y técnicos de su departamento se desplazaron ayer al edificio para conocer los detalles y aportar datos a la investigación.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

amazon

dailymotion