siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

Un pasajero es expulsado a la fuerza de un vuelo con 'overbooking'

Varios de los presentes en el avión han publicado vídeos en redes sociales que registran el momento



Un vídeo publicado en Facebook muestra cómo un pasajero es expulsado a la fuerza de un avión de United Airlines. El overbooking del vuelo, que viajaba de Chicago a Louisville en Estados Unidos, obligó a la compañía a buscar asientos libres. Ante la negativa de los asistentes a ceder de forma voluntaria su puesto, se seleccionaron a algunos al azar. Así lo explica en la red social Audra Bridges, autora de la grabación en la que se ve a tres hombres (uno de ellos uniformado) arrastrando por el pasillo al elegido. Mientras, varios testigos graban imágenes gráficas del momento.
El vídeo ha superado los 5 millones de visualizaciones en sus primeras 24 horas de publicación y registra lo ocurrido en el vuelo 3411 de United Airlines. Un portavoz de la aerolínea estadounidense ha confirmado al diario USA Today que la grabación pertenece a dicho vuelo.
"Pedimos disculpas por el overbooking y, para conocer más detalles sobre el cliente expulsado del avión, deberán dirigirse a las autoridades", explican desde United Airlines al periódico estadounidense.
"Por favor, compartan este vídeo. Estábamos en este vuelo con overbooking de United Airlines. Este hombre es un doctor y tiene que estar en el hospital mañana y no quería bajar del avión. Estamos todos temblorosos y disgustados. #unitedairways", asegura en su publicación de Facebook Audra Bridges, a partir de la conversación que escuchó en el avión entre el pasajero y las fuerzas de seguridad.
Dos de los momentos del incidente grabados en vídeo por los pasajeros.
En declaraciones a USA Today, la pasajera explica que la compañía informó en la puerta de embarque que había una sobreventa de billetes y comenzó a ofrecer 400 dólares y una noche de hotel a aquellos que accedieran a tomar el mismo vuelo al día siguiente, aunque se dejó embarcar a todos aquellos que lo desearan.
Una vez que el avión estaba completo, se comunicó a los viajeros que ya estaban sentados en su plaza que era necesario que cuatro de ellos cedieran su hueco a los asistentes de vuelo de la compañía que necesitaban estar en el destino, Louisville, al día siguiente para formar parte de otro vuelo. Se informó al pasaje que el avión no despegaría hasta que los trabajadores de United Airlines tuvieran sus asientos asegurados y la oferta se incrementó hasta los 800 dólares, aunque sin éxito.
Entonces fue cuando un gerente de la aerolínea llegó con un ordenador que, según sus palabras, seleccionaría a las cuatro personas que debían abandonar el avión. Cuando nombraron al viajero que se ve en el vídeo, se mostró muy contrariado e intentó llamar a su abogado, narra Audra Bridges. Entonces ocurrió el incidente que ha quedado registrado en la grabación.
Finalmente, se permitió al pasajero regresar al vuelo, después de que un equipo médico curara las heridas originadas por el violento forcejeo previo, y el avión despegó con dos horas de retraso. Un vídeo en Twitter muestra el momento en que el viajero se incorpora de nuevo en un asiento trasero del vehículo aéreo.
El vídeo tomado por otro testigo también ha aparecido en Twitter y puede verse cómo el pasajero sangra por su boca mientras es arrastrado por el pasillo. La compañía aérea también se ha pronunciado en esta misma red social, para confirmar de nuevo la sobreventa de billetes y la negativa del pasajero a ceder su asiento.
Posteriormente, Oscar Muñoz, ejecutivo de United Airlines, ha firmado un comunicado compartido a través de redes sociales: "Es un asunto incómodo para todos los que formamos United. Pido disculpas por tener que recolocar a estos clientes. Nuestro equipo está actuando con urgencia para colaborar con las autoridades y ofrecer nuestra propia versión de lo ocurrido, lo más detallada posible. También nos estamos poniendo en contacto con este pasajero para hablar directamente con él y resolver esta situación".
El temido overbooking es legal en España. Quien no viaje, voluntariamente o en contra de su voluntad, porque se han vendido billetes por encima de la capacidad del avión, debe recibir una indemnización. Tiene derecho al reembolso del precio del billete, transporte alternativo y asistencia y, en el segundo caso, también a una compensación económica en función del kilometraje, con las mismas condiciones que en los casos de retraso y cancelación. Los expertos recomiendan recurrir a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y reclamar en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment