siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

Un hombre negro mata a cuatro blancos en California en un crimen de odio

El sospechoso, Kori Ali Muhammad, dijo a la policía que "quería matar a todos los blancos que pudiera" al saber que le buscaban


Un hombre disparó este martes contra cuatro personas aparentemente elegidas al azar en plena calle en Fresno, California, y mató a tres de ellas. El sospechoso es Kori Ali Muhammad, de 39 años, que fue detenido inmediatamente después. Muhammad había dejado mensajes en Facebook diciendo que odiaba a los blancos. La policía confirmó que su motivación fue racial. El jefe de policía de Fresno, Jerry Dyer, calificó el suceso de “acto de violencia sin sentido”.


Muhammad estaba siendo buscado por la policía como principal sospechoso del homicidio a tiros de un guardia de seguridad en un motel de la cadena Motel 6 en Fresno, en el valle central de California, a 370 kilómetros al norte de Los Ángeles. El homicidio se produjo el pasado jueves, después de un altercado entre los dos hombres. La policía local identificó a Muhammad este martes por la mañana en un comunicado en el que le consideraba “armado y peligroso” y se le calificaba como una persona sin techo.
A mediodía del martes, los servicios de emergencia acudieron a una llamada sobre un tiroteo en el centro de Fresno, en una parada de autobús, junto a una iglesia católica. En el lugar había dos personas muertas a tiros. La tercera víctima iba en una camioneta del servicio del gas local. El sospechoso disparó contra una cuarta persona, que no resultó herida.
El sospechoso era Muhammad, el hombre que buscaban por el homicidio del hotel, y fue detenido allí mismo. Dyer, citado por el diario local Fresno Bee, informó de que alrededor de las 10.45 de la mañana el tirador se acercó al camión de la compañía de gas y disparó repetidamente contra el pasajero. El conductor aceleró en dirección a la comisaría. Inmediatamente después, una segunda persona fue tiroteada pero logró escapar. Entonces Muhammad disparó contra otras dos personas a las que mató en el acto. Recargó el revólver entre una y otra. En total, disparó 16 balas en apenas un minuto y alrededor de la misma manzana.
Según Dyer, el sospechoso dijo a la policía que odiaba a los blancos y antes del tiroteo había gritado “Alahu akbar” (Alá es grande). El martes por la tarde no estaba claro que este dato tenga algo que ver con los motivos para el tiroteo. Dyer rechazó por el momento decir si se consideraba un acto de terrorismo. En el homicidio del jueves pasado, Muhammad no hizo ningún comentario parecido. El FBI ha sido informado para ayudar en la investigación. Muhammad es negro. Todas las víctimas son blancas.
En una segunda comparecencia de prensa, el jefe Dyer aseguró que la motivación terrorista estaba descartada y que fue el odio racial el detonante de la tragedia. Nada más llegar la policía al lugar, Muhammad soltó la pistola y dijo: "Yo lo hice. Yo les he disparado". El sospechoso dijo a los agentes que "quería matar a todos los blancos que pudiera". Muhammad inició la carnicería al darse cuenta de que le habían identificado como el asesino del motel.
El imam del Centro Cultural Islámico de Fresno, Sayed Ali Ghazvini, afirmó que el sospechoso no pertenece a su comunidad. El imam dijo que estaba consultando con otros líderes religiosos para tratar de identificar si Muhammad estaba ligado a alguna comunidad religiosa.
El martes por la tarde solo había trascendido la indentidad de una de las víctimas. El empleado de la compañía de gas se llamaba Zackary Randalls y tenía 34 años. Estaba casado y tenía dos niños pequeños.
"Lo que sé es que esta es una tragedia absoluta a la que probablemente nadie podrá encontrar un sentido", dijo el jefe Dyer. "Porque surge de un individuo lleno de odio, lleno de ira, que ha decidido matar a gente hoy en nuestra ciudad, creemos que sin ninguna razón más que su propio odio".
    Muhammad estaba siendo buscado por la policía como principal sospechoso del homicidio a tiros de un guardia de seguridad en un motel de la cadena Motel 6 en Fresno, en el valle central de California, a 370 kilómetros al norte de Los Ángeles. El homicidio se produjo el pasado jueves, después de un altercado entre los dos hombres. La policía local identificó a Muhammad este martes por la mañana en un comunicado en el que le consideraba “armado y peligroso” y se le calificaba como una persona sin techo.
    A mediodía del martes, los servicios de emergencia acudieron a una llamada sobre un tiroteo en el centro de Fresno, en una parada de autobús, junto a una iglesia católica. En el lugar había dos personas muertas a tiros. La tercera víctima iba en una camioneta del servicio del gas local. El sospechoso disparó contra una cuarta persona, que no resultó herida.
    El sospechoso era Muhammad, el hombre que buscaban por el homicidio del hotel, y fue detenido allí mismo. Dyer, citado por el diario local Fresno Bee, informó de que alrededor de las 10.45 de la mañana el tirador se acercó al camión de la compañía de gas y disparó repetidamente contra el pasajero. El conductor aceleró en dirección a la comisaría. Inmediatamente después, una segunda persona fue tiroteada pero logró escapar. Entonces Muhammad disparó contra otras dos personas a las que mató en el acto. Recargó el revólver entre una y otra. En total, disparó 16 balas en apenas un minuto y alrededor de la misma manzana.
    Según Dyer, el sospechoso dijo a la policía que odiaba a los blancos y antes del tiroteo había gritado “Alahu akbar” (Alá es grande). El martes por la tarde no estaba claro que este dato tenga algo que ver con los motivos para el tiroteo. Dyer rechazó por el momento decir si se consideraba un acto de terrorismo. En el homicidio del jueves pasado, Muhammad no hizo ningún comentario parecido. El FBI ha sido informado para ayudar en la investigación. Muhammad es negro. Todas las víctimas son blancas.
    En una segunda comparecencia de prensa, el jefe Dyer aseguró que la motivación terrorista estaba descartada y que fue el odio racial el detonante de la tragedia. Nada más llegar la policía al lugar, Muhammad soltó la pistola y dijo: "Yo lo hice. Yo les he disparado". El sospechoso dijo a los agentes que "quería matar a todos los blancos que pudiera". Muhammad inició la carnicería al darse cuenta de que le habían identificado como el asesino del motel.
    El imam del Centro Cultural Islámico de Fresno, Sayed Ali Ghazvini, afirmó que el sospechoso no pertenece a su comunidad. El imam dijo que estaba consultando con otros líderes religiosos para tratar de identificar si Muhammad estaba ligado a alguna comunidad religiosa.
    El martes por la tarde solo había trascendido la indentidad de una de las víctimas. El empleado de la compañía de gas se llamaba Zackary Randalls y tenía 34 años. Estaba casado y tenía dos niños pequeños.
    "Lo que sé es que esta es una tragedia absoluta a la que probablemente nadie podrá encontrar un sentido", dijo el jefe Dyer. "Porque surge de un individuo lleno de odio, lleno de ira, que ha decidido matar a gente hoy en nuestra ciudad, creemos que sin ninguna razón más que su propio odio".
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

amazon

dailymotion