siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

El PP recibió varias denuncias sobre González y no investigó nada

Jesús Gómez, diputado regional y exalcalde de Leganés, advirtió sin éxito tres veces a Aguirre y dos al equipo de Rajoy


Jesús Gómez, exalcalde de Leganés.

La dirección nacional del PP recibió desde finales de 2014 varias denuncias sobre cuentas ocultas en Suiza del expresidente madrileño Ignacio González y no investigó ni denunció nada. Mariano Rajoy esperó a que fuera Esperanza Aguirre la que le apartara de repetir en la candidatura a la Comunidad de Madrid pero no lo hizo. Un diputado del PP madrileño, Jesús Gómez, relató este miércoles las advertencias que formuló en ese tiempo a Aguirre y al equipo de Rajoy contra González. Otra denuncia anónima convenció a Rajoy en febrero de 2015 de que debía desprenderse de González y nominó a Cristina Cifuentes.
Las derivadas políticas de la Operación Lezo han anegado al PP y a la Comunidad de Madrid de sospechas de corrupción en toda la etapa de gobierno de Ignacio González, es decir desde que relevó a Esperanza Aguirre en septiembre de 2012. Pero sus responsabilidades alcanzan de lleno a la dirección nacional del partido presidido por Mariano Rajoy tras admitir públicamente también este miércoles dos de sus principales cargos en el PP en 2014, Carlos Floriano y Juan Carlos Vera, que recibieron denuncias contra González y no pudieron o supieron hacer nada.
El actual diputado popular en la Asamblea de Madrid, Jesús Gómez, exalcalde de Leganés (190.000 habitantes) en la anterior legislatura, puso primero nombres, apellidos y fechas a varias advertencias que él mismo formuló sobre posibles cuentas en Suiza de González tanto a Aguirre como a la cúpula del PP más próxima a Rajoy. Gómez avanzó primero en El Mundo su malestar con el partido por no hacerle caso y este miércoles ratificó que entre abril de 2014 y comienzos de 2015 alertó varias veces a la propia Aguirre y a responsables nacionales del PP de la cuenta suiza de González.
Jesús Gómez hubo un tiempo que mantuvo buenas relaciones con Aguirre, porque le hacía discursos y tenía buena opinión intelectual sobre él y le designó para la alcaldía de Leganés en 2011. Pero Aguirre no fue receptiva a sus avisos, que le repitió tres veces entre abril y verano de 2014, y los interpretó como suele ser habitual en estos casos: como la reacción desesperada de un rebotado al que se iba a apartar de la candidatura municipal. González ya le había avanzado que no iba a repetir.
Gómez decidió entonces actuar por elevación y llamó al secretario nacional de Organización del PP, Juan Carlos Vera, para pedirle una cita fuera de la sede de Génova 13 porque desconfiaba de posibles actuaciones de González. Vera le citó en el Congreso de los Diputados en la tarde del martes 25 de noviembre de 2014. Gómez le reiteró las mismas ideas: que González tenía una cuenta en Suiza y le explicó que Aguirre no quería hacer nada porque confiaba ciegamente en su número dos. Vera no le dejó entonces que le enseñara el número bancario porque quería tener testigos de la denuncia ante la gravedad de los hechos y le volvió a convocar al día siguiente pero en el despacho de su jefe, el entonces vicesecretario nacional de Organización, Carlos Floriano.
Gómez reiteró a Floriano lo que le había anticipado a Vera, enseñó un número de una cuenta, que él atribuyó al Anglo Irish Bank de Suiza, pero en el papel no venía siquiera el nombre de González. En esa reunión se explayó, sobre todo, en sus problemas políticos en Leganés, en el boicot que sentía con González (entonces secretario general del PP madrileño tras la detención y encarcelamiento de Francisco Granados) y pidió ayuda para superarlo. Floriano le informó de que las candidaturas locales las aprobaba y ratificaba la dirección regional sin intervención alguna de la nacional.
El encuentro acabó y los representantes del PP nacional no dieron crédito ni a la denuncia sobre la cuenta (por falta de datos fiables y ahora sostienen que por su incapacidad para investigar más internamente) ni tampoco a Gómez, al que atribuyeron intereses políticos para seguir en el cargo. Gómez sí añadió en esa charla que la información sobre la cuenta Suiza le había llegado a través del abogado Gonzalo Boyé, entonces contratado por el ayuntamiento de Leganés para un pleito sobre corrupción y que había tenido acceso a la misma a través de investigaciones por su papel en el sumario del caso de los papeles de Bárcenas.
Gómez aclaró este miércoles que a esa cuenta Suiza llegó el cheque de 1,4 millones de euros de una subsidiaria de OHL en Latinoamérica. En el PP aseguran que nunca les dio a ellos esa información.
En cualquier caso, Carlos Floriano no abrió una investigación interna, no acudió ni a la fiscalía ni al juzgado ni elevó el asunto, según aseguró este miércoles en el Congreso, ni a su superior directa, Dolores de Cospedal, ni a Mariano Rajoy. Consideró la información “más o menos habitual del periodo previo a la formación de las listas” y casi un chascarrillo. Sí pidió una entrevista con González, acudió a su despacho en la Puerta del Sol y le informó de que les había llegado una denuncia sobre una cuenta en Suiza. González reaccionó airado, mencionó de entrada el nombre de Gómez y le descalificó. El PP no hizo nada más.
A los pocos días, el 13 de diciembre, Esperanza Aguirre e Ignacio González se encontraron con Floriano y Vera en una cumbre de presidentes autonómicos del PP en La Granja (Segovia) sobre la Constitución que presidió Rajoy. Se abalanzaron sobre ellos y les reprendieron por dar pábulo a Gómez. Aguirre añadió, además, que el propio denunciante estaba arrepentido e iría al partido a retirar sus acusaciones. Dos días después, el 15 de diciembre, Gómez acudió efectivamente a ver a Vera y le precisó que él no podía acreditar nada pero que la información le había llegado por varias fuentes distintas y pidió que fuera el partido el que indagara más. El PP no lo hizo.
Gómez niega ahora que en su afán hubiera entonces o ahora ningún interés electoral. En aquel final de 2014 estaban por decidir los candidatos locales y el aspirante a la Comunidad de Madrid a las elecciones de mayo de 2015. Gómez anhelaba seguir en Leganés y González en la presidencia regional. Pasaba el tiempo y ninguno era ratificado. Fuentes de la dirección del PP confirman que Rajoy aguardaba a que Aguirre convenciera a González para que abandonase voluntariamente. Nunca se llevaron bien. En 2008, en plena disputa para el polémico congreso de Valencia donde Rajoy se jugó su futuro ante los amagos de Aguirre y la derecha mediática, González le retó incluso en un violento comité ejecutivo.
En febrero de 2015 llegó a Génova 13 otra denuncia anónima sobre otra cuenta Suiza de González. Vera se encargó de nuevo del caso y volvió a llamar a Jesús Gómez para cotejar las dos cuentas. Sus números no coincidían pero Rajoy aprovechó la reincidente sospecha para sentenciar políticamente al expresidente madrileño hoy en la prisión de Soto del Real.
Floriano y Vera, preguntados este miércoles por su participación en esos encuentros, les restaron trascendencia y se remitieron al argumentario oficial del PP que destaca que lo importante de este caso es que González no fue candidato y Cifuentes fue la que lo denunció ante la Fiscalía. Así lo subrayó Floriano: "Aquí ni se tapa ni se encubre a nadie sino que afortunadamente funciona el Estado de derecho. González no fue candidato y sí lo fue Cifuentes, y todo lo relacionado con la Operación Lezo sale a raíz de una denuncia que presenta la Comunidad de Madrid que preside Cifuentes". Vera destacó que el PP no actuó porque no tenía "datos que pudiéramos contrastar". El consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, incidió en esa línea: "Quien tenga información que uno cree relevante debe ponerlo en comunicación de personas que puedan tomar una decisión en el partido o por supuesto si ve un hecho delictivo, como hicimos nosotros, llevarlo a la Fiscalía o a los tribunales".
Una semana más tarde de la elección en marzo de 2015 de Cifuentes en detrimento de González, el exregidor se autoproclamó de nuevo candidato a la alcaldía de Leganés, sin esperar al comité electoral del PP de Madrid y en una clara muestra de desafío a Aguirre. El 25 de marzo se confirmó que la cabeza de lista en Leganés sería María Eugenia Carballedo, entonces diputada regional y viceconsejera de Empleo del Gobierno madrileño, en lugar de  Gómez. Carballedo es en la actualidad diputada en la Asamblea de Madrid tras renunciar como portavoz popular en la ciudad, donde gobierna el PSOE.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

amazon

dailymotion