siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias
Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Corea del Norte lanza un misil balístico de medio alcance al mar de Japón

El disparo llega en vísperas de la cumbre en Florida entre los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y China, Xi Jinping


El líder norcoreano Kim Jong Un junto al Ejército.

Corea del Norte lanzó este miércoles un nuevo misil balístico de alcance intermedio a aguas del mar de Japón. Según ha informado el Estado Mayor del ejército del sur, el proyectil se disparó a las 06.40 hora surcoreana (21.40 GMT del martes) desde de Sinpo, en la provincia oriental de Hamgyong del sur, y recorrió unos 60 kilómetros.

El misil, según ha indicado el Mando del Pacífico estadounidense, era del tipo KN-15, también conocido como Pukguksong-2, y cayó al mar a las 21.52 GMT. Alcanzó, según los análisis surcoreanos, una altitud de 189 kilómetros.
El lanzamiento llega un día antes de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúna en Florida con el jefe de Estado chino, Xi Jinping, en una reunión en la que Corea del Norte será el principal tema de seguridad a tratar.
En la reunión de Florida, Trump quiere convencer a China, el principal aliado de Pyongyang, de que ejerza más presión sobre Corea del Norte y persuada a ese país para que abandone su programa de armamento. Hasta el momento Pekín ha insistido en que respeta las sanciones impuestas por la ONU y ha anunciado un embargo a sus importaciones de carbón norcoreanas, una de las principales fuentes de divisas para el régimen de Kim Jong-un. Pero Estados Unidos aspira a que China adopte nuevas medidas para bloquear por completo a Corea del Norte del sistema financiero o sancione a los empresarios chinos que continúen el comercio prohibido con el país vecino.
Trump ha amenazado, en una entrevista concedida al Financial Times, con actuar en solitario si China no accede a aumentar su presión.
En un sucinto comunicado, el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, confirmó que Corea del Norte ha lanzado “otro misil más”. “Estados Unidos ya ha hablado lo suficiente sobre Corea del Norte. No tenemos más comentarios”, indica el texto.
Más explícita que la estadounidense ha sido la reacción japonesa. En Tokio, el ministro portavoz, Yoshihide Suga, ha precisado que su país “nunca tolera las repetidas acciones provocadores de Corea del Norte. El Gobierno protesta y condena duramente” el nuevo lanzamiento. Por su parte, el primer ministro, Shinzo Abe, ha advertido que Corea del Norte continuará este tipo de pruebas.
Corea del Norte ya lanzó el 6 de marzo cuatro proyectiles balísticos de alcance intermedio, tres de los cuales cayeron en aguas controladas por Japón, a apenas unos 200 kilómetros de las costas del archipiélago. Hace dos semanas probó otro misil, aunque aparentemente sin éxito.
Kim Jong-un ha amenazado con probar este mismo año un misil de largo alcance que podría alcanzar el territorio continental estadounidense. Aunque Trump ha tuiteado que eso “¡no ocurrirá!”, la consejera adjunta de seguridad de la Casa Blanca, KT McFarland, ha indicado que es una “posibilidad real” que Pyongyang logre desarrollar ese armamento, algo que ha situado a Corea del Norte a la cabeza de la lista de prioridades de seguridad del nuevo gobierno.
En su gira por el noreste de Asia hace tres semanas, Tillerson había anunciado el fin de la política estadounidense de “paciencia estratégica” hacia Corea del Nortey había declarado que “todas las opciones están sobre la mesa”, incluido un ataque preventivo. La Casa Blanca ordenó una revisión de su estrategia hacia ese país que, según los medios estadounidenses, ya se ha completado, justo a tiempo para la reunión entre Trump y Xi.
Corea del Norte ha llevado a cabo cinco pruebas nucleares, las dos últimas el año pasado. Imágenes tomadas por satélites comerciales detectaron a finales de marzo actividad sospechosa en el área donde tuvieron lugar los ensayos anteriores, en Punggye-ri, algo que los analistas consideran que podrían ser preparativos para una sexta prueba.
El lunes, el Ministerio de Exteriores norcoreano criticó las declaraciones estadounidenses y las maniobras militares conjuntas entre ese país y Corea del Sur, que Pyongyang considera una prueba para invadir su territorio. Ese tipo de actos, según indicó un portavoz citado por la agencia norcoreana KCNA, agravan la tensión y sitúan a la península coreana “al borde de la guerra”.
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment