siguenos en facebook Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram sígueme en Tumblr sígueme en Myspace
Web Statistics | Mi blog de noticias

Amazon

Hora local en Barcelona:

DONACIONES AL BLOG

Propellers

Propellerads

La corrupción hace tambalearse a Feijóo en el debate de TVG

PSOE, BNG, En Marea y Ciudadanos cercan al candidato del PP con el 'caso Baltar' y la imputación del PP


Los cinco candidatos, antes de comenzar el debate en TVG.

Si algo inimaginable hasta ahora ha logrado el debate de este lunes entre cinco de los candidatos a las elecciones gallegas es juntar en el prime-time de la televisión autonómica de Galicia una larga sucesión de críticas a la gestión de Alberto Núñez Feijóo. Quien ha sido presidente de la Xunta en los últimos siete años se ha enfrentado a sus cuatro rivales exteriorizando relativa comodidad hasta que llegó el momento de hablar de corrupción. A medida que pasaban los minutos, y los golpes, las cámaras captaron al líder del PP gallego con una subida repentina de sudor en el rostro y un infrecuente titubeo en sus palabras.

Fue el caso Baltar, la imputación del presidente de la Diputación y del PP de Ourense por ofrecer un empleo público supuestamente a cambio de favores sexuales, y los graves problemas judiciales del PP por presunta financiación ilegal los que hicieron a Feijóo pasar su peor trago. Pero también hubo alusiones a su vieja amistad con el narcotraficante Marcial Dorado -“yo no tengo ni fotos comprometedoras ni amistades peligrosas”, le soltó Xaquín Fernández Leiceaga (PSOE)-; al fiasco de las cajas de ahorros – “tiene usted mucha responsabilidad ahí”, le afeó Ana Pontón (BNG)- ; a las “puertas giratorias” de la prórroga de Ence en la ría de Pontevedra y a los escándalos financieros del PP –“cuando se reúne en Génova lo hace en una sede pagada con dinero negro”, le recordó Luís Villares (En Marea)-.


La candidata de Ciudadanos, Cristina Losada, que volvió a ofrecerse para sostener el gobierno del PP en la Xunta pero “bajo vigilancia”, le preguntó: “Si está tan orgulloso de la lucha de su partido contra la corrupción, ¿por qué es tan difícil encontrar las siglas del PP en su cartel [electoral]?”.

“Los gallegos me conocen. La corrupción es incompatible con la política”, se defendió Feijóo. El candidato a la reelección se revolvió contra los dardos del PSdeG subrayando las diez imputaciones que obligaron a dimitir al exsecretario general socialista José Ramón Gómez Besteiro. A Villares el presidente de la Xunta en funciones lo acusó de haber sido elegido en unas primarias que calificó de “gran cacicada”. “La cacicada está en Ourense, donde se pasan el partido de padres a hijos”, le replicó el candidato de En Marea.

Buscando incomodar a sus contrincantes, Feijóo propuso un turno sobre pactos poselectorales, un tema que había quedado fuera del guión acordado por los partidos. Todos aceptaron. Leiceaga tendió la mano para construir una “alternativa” liderada por el PSOE, Pontón hizo lo propio para formar “un gobierno de izquierdas que ponga fin a las políticas del PP” y Villares afirmó que En Marea pactará “con quienes defiendan la justicia social y la democracia”.

Al hablar de economía, estalló la guerra de cifras y se abrieron en el plató de la televisión autonómica dos mundos: el de Feijóo, por un lado, y el de PSdeG, BNG y En Marea. Todos menos el candidato del PP blandieron datos similares sobre los empleos desaparecidos desde 2009 o los gallegos obligados a emigrar, mientras que quien ha dirigido la Xunta en los últimos siete años acusaba a sus rivales de lanzar “mentiras”, “tópicos” y “soflamas”. Feijóo aseguró que eran más los que abandonaban la comunidad durante el bipartito PSOE-BNG (2005-2009) y aportó números. “¿Pero cuántos entraron?”, le interrumpió el socialista Leiceaga. Para Pontón (BNG), el líder del PP “tortura los datos”.

El candidato popular defendió que siete años después de llegar a la Xunta en Galicia “hay mejores perspectivas” de empleo, más hospitales, más residencias, más plazas en comedores escolares, y se está “saliendo de la crisis”. “Decir que hoy estamos peor que cuando gobernaban los socialistas y nacionalistas es una mentira”, afirmó Feijóo.

La gestión del PP en Galicia se resume, para Leiceaga, en “años de desatención y 15 días de propaganda”. La candidata del BNG acusó al PP de dejar una deuda pública de tal calibre que para pagarla habría que cerrar hospitales y colegios durante un año. Villares le reprochó al candidato a la reelección su “orgullo” por que Galicia cumpla los límites de déficit cuando un juez ha imputado a cargos sanitarios por retrasar medicación de la hepatitis C a enfermos que fallecieron. Y tanto el PSOE, como el BNG y En Marea coincidieron en varias de las medidas anunciadas si llegan a la Xunta: revocar el contrato público-privado del hospital de Vigo, volver a la gratuidad universal de los libros de texto que suprimió Feijóo y paralizar la aplicación de la Lomce en los colegios gallegos.
Fuente_El País
Share on Google Plus

About Vanessa Lara Silva

    Blogger Comment
    Facebook Comment

Pinterest

Amazon

Productos en oferta

Hitleap

Get Website Traffic

ADS